Fraterfood asegura mantendrá sus inversiones

Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 4:00 am
Adjudican quiebra de restaurantes a “inflexibilidad de la banca”
restaurant40p
Suministrada.

El presidente de Fraterfood, corporación que opera los restaurantes Tierra de Fuego, Fueguito, Burritos y Margarita’s, Julio Méndez, aseguró que los planes de desarrollo continuarán  a pesar de la solicitud de protección al amparo del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras y adjudicó esta determinación a “la inflexibilidad de la banca para renegociar el pago de la deuda”.

Aunque Méndez entiende que el Banco Popular, entidad bancaria a la cual le adeuda $11.2 millones, no tiene interés en hacerle daño, igualmente entiende que fueron inflexibles en aceptar sus propuestas de renegociación de la deuda, recibiendo como respuesta la amenaza de que el banco se reservaba el derecho de tomar acción legal contra la corporación a partir del 1ro de enero, lo que enfatizó afectaría sus operaciones.

Dijo que desde hace varios meses habían realizados ajustes, como no renovar el contrato con el centro comercial Plaza Las Américas, donde operaban algunos de sus conceptos de comida, y además cerraron el restaurante El Alcázar.

Méndez explicó que sus operaciones permanecerán ininterrumpidas y continuarán los planes de expansión, que contemplan la apertura en Houston, de Tierra de Fuego en tres semanas, y a mediados de año su nuevo concepto de negocio en Caguas. Este último incluye en una misma instalación con servi-carro, los restaurantes Tierra de Fuego, Margarita’s, Fueguito y Burritos’s.

Para los planes en Caguas se proyecta una inversión de $700,000 y la creación de 75 empleos.

Fraterfood, que inició operaciones en 1984, cuentan al presente con dos restaurantes Tierra de Fuego, un Margarita’s, tres Fueguitos y cuatro Burritos.

En cuanto a la quiebra, detalló que desde mayo del 2012 realizaban negociaciones con el Banco Popular de Puerto Rico para reestructurar la deuda, en parte provocada por la situación económica de la Isla por los pasados años de recesión.

Méndez mencionó que en noviembre pasado le ofrecieron dos alternativas al banco pero a finales del año fueron denegadas y les informaron que desde el 1 de enero del 2014, el banco podría tomar acción legal. “Eso, a pesar de nosotros haber cumplido con los pagos mensuales acordados hasta el pago más reciente el día 26 de diciembre de 2013. Por tal razón y para proteger el funcionamiento de nuestros negocios nos vimos obligados a solicitar voluntariamente el  2 de enero de 2014 la protección del Capítulo 11 de Reorganización”, apuntó el empresario.

Por su parte, Arturo Carrión, director ejecutivo de la Asociación de Bancos de Puerto Rico, rechazó que exista inflexibilidad de los bancos en situaciones similares con el sector comercial.

Según Carrión, los bancos prestan el dinero de los depositantes y vienen obligados a velar y responder por su seguridad. Agregó, que igualmente existen unas agencias estatales y federales  que establecen unos requisitos para negociar por los cuales hay que regirse.

“Las instituciones financieras tienen una cantidad extraordinaria de préstamos que ascienden los $50,000 millones, fomentando y manteniendo el desarrollo económico del país. Continuaremos prestando y no estamos obligando a nadie acogerse a la quiebra, lo que sucede es que si el cliente no posee la capacidad de pago no pueden mediar las negociaciones si finalmente no redundan en recobro de la deuda, tal como lo exigen las agencias reguladoras que velan por la protección de los depósitos bancarios”, explicó Carrión.

Temas:    •   •   •   • 

Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir