Continuar a ElVocero.com

Golpe letal el paro general

¿A quiénes realmente quiere castigar este clan? ¿A quiénes cree que le va meter el dedo en el ojo? ¿Cuál es el mensaje que estas uniones obreras quieren enviar al país?
BeFunky_puerto-rico3.jpg
Por Redaccion, EL VOCERO 4:05 am

La amenaza de un paro general es deplorable y deja muchísimo que decir del liderato obrero del país. Precisamente en momentos en que el pueblo está buscando la luz por señas para salir del atolladero económico y social en el que se encuentra, este grupito de “líderes” no tiene otra cosa que presentarle a sus hermanos puertorriqueños que no sea una actitud negligente y de brazos caídos.

Hoy Puerto Rico necesita líderes que sean capaces de traer a la mesa ideas innovadoras y concretas; líderes con  integridad, con firmeza y con la visión de construir –no destruir- un mejor mañana para la gente. Este país espera más de sus líderes. Nuevamente, aquellos que están en posiciones privilegiadas, con la facultad de marcar la diferencia, se quedan cortos en sus actuaciones; nos defraudan.. y de qué manera.

¿A quiénes realmente quiere castigar este clan? ¿A quiénes cree que le va meter el dedo en el ojo?  ¿Cuál es el mensaje que estas uniones obreras quieren enviar al país? ¿Sabrán cuáles son las repercusiones de un paro general?
Nuestras fuentes -economistas respetados- aseguran que un paro general le costaría a Puerto Rico la friolera de $80 millones diarios. No existe forma de que esta isla pueda darse el lujo de llevar sobre sus hombros las acciones irresponsables de unos pocos. Nuestra ciudadanía no está en posición de apoyar estos actos repugnantes.

Y para una muestra, un botón basta. Apenas corrió el aviso de un paro general, ayer en la tarde, la histeria colectiva se activó abrumadoramente. En las redes sociales ya se habla de posibles interrupciones en el servicio de energía eléctrica y de agua, así como de escasez de gasolina, etc. Y cual aviso de huracán categoría cinco, también se rumoraba que el Gobierno habría planificado medidas preventivas para hacerle frente a este paro.

A nadie le simpatiza un acto como éste, y sin temor a equivocarnos, tampoco le parece a la mayoría de los  empleados que conforman esas uniones obreras. Los trabajadores puertorriqueños son gente buena y responsable; ellos están conscientes de que convocar a un paro general en este momento histórico es incorrecto, puesto que las diferencias se dirimen en la mesa como gente responsable y bien intencionada. También saben que detener al país tan siquiera un día, a quienes único lastima es a sus hermanos puertorriqueños. El daño, posiblemente irreversible, que resulta de este paro es inaceptable y debe ser repudiado por TODOS.

Estamos claros de que Puerto Rico es un país acostumbrado a dirimir diferencias. Pero, igualmente, tengan en mente que somos un país de ley y orden, con el privilegio de vivir en una democracia, que nos permite disentir, argumentar, razonar y, al final del día, acordar y darnos un apretón de mano como buenos puertorriqueños.

Pero, lo que supuestamente pretenden ejecutar las uniones obreras que representan a ciertas agencias y corporaciones públicas, no es la manera de elevar las diferencias a otro nivel, en detrimento de la mayoría.
El Vocero de Puerto Rico repudia un paro general y exhorta, tanto a los representantes del Gobierno como  a esos llamados líderes obreros, a que se sienten cuantas veces sea necesario y que libren al país de este atropello.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir