¿Hasta cuándo seremos rehenes de la AEE?

"La Fortaleza sintió temor por la aprobación de un proyecto que constituiría una traición a la componenda entre el gobernador, los unionados y el cartel"
Foro_estadista2_Jose_M_Saldana
EL VOCERO / Archivo
Por José M. Saldaña 4:00 am

Todos  recordamos cuando a escasos días para las pasadas elecciones AGP- entonces candidato a la gobernación- se reunió con los líderes  de la UTIER que piqueteaban frente a las instalaciones de la AEE  y amenazaban irse a una huelga si no se aprobaban sus ‘urgentes’ demandas en el convenio colectivo que negociaban. Según estos, era cuestión de días  para irse a la huelga. Aquellos lideres obviamente  lograron que  Alejandro – después de haber prometido meses antes,  que implosionaría la AEE-  a cambio de sus votos y contribuciones se comprometió  a detener lo que ellos entendían que era una grave amenaza a sus intereses: la implantación de proyectos de fuentes de energía renovable para la eventual sustitución del petróleo y la posible privatización (palabra demonizada) en la agencia.

¿Dónde quedó aquella urgencia de los unionados para que se aprobaran sus demandas so pena de irse a la huelga? Año y medio más tarde no se han escuchado hablar del asunto. Con un gobernador  con los dedos amarrados con ellos ya no son necesarias las amenazas de huelga. Aquellas componendas politiqueras dieron lugar al nombramiento de un caricaturesco Director Ejecutivo que ha eliminado la mayor parte de los proyectos de energía renovable y que le huye a hablar de privatizar como el diablo a la cruz. Esto era lo que querían los miembros de la UTIER. Dieron lugar también a sentar  unos llamados representantes del interés público en la  Junta de Gobierno de la institución cuya lealtad  está ideológicamente comprometida con los intereses del sindicato en lugar de con los de los consumidores.

Las componendas produjeron, por unos meses un estado de aparente equilibrio institucional (status quo).Pero ese equilibrio y su relativa tranquilidad  quedó amenazado por el Presidente del Senado Eduardo Bhatia quien haciéndose eco del reclamo de una ciudadanía agobiada e indignada por el abusivo y escandaloso costo de la energía eléctrica y por el negativo impacto que esto tiene sobre nuestro desarrollo económico, sometió y logró aprobar en el Senado un proyecto para rescatar a la AEE de la unión y del cartel del petróleo que la gobiernan y meterla en cintura. La ira y los insultos de los líderes de la unión no se hicieron esperar y junto con el cartel pusieron dinero largo a correr en toda clase de anuncios y faenas en contra del proyecto y de Bhatia.

La Fortaleza sintió temor por la aprobación de un proyecto que constituiría una traición a la componenda entre el gobernador, los unionados  y el cartel. Prontamente la Secretaria de la Gobernación -por encargo del gobernador y con carácter de urgencia- citó a Bhatia a la Fortaleza para  darle un halón de orejas por violar la ‘política energética’ de la actual administración. Esto es una obvia falta de respeto por parte de una funcionaria que no está al mismo nivel que el presidente del senado. Quien tenía que citarlo era el propio gobernador. Bhatia no se dejó amedrentar y respondió que no iría a la reunión señalándole además que el gobernador no había leído o no entendía el proyecto. Que lo leyera  y luego le dijera que era lo que no entendía para explicárselo. Fue aún más lejos y expresó que  las objeciones del gobernador eran caprichosas.  ¡Uff… derechazos  directos al hígado!

La reunión se llevó a cabo pero sin la presencia de Bhatia. A ella asistió el presidente de la Cámara y otros legisladores. El gobernador muy sonreído y ‘non chalant’, sin ningún sentido de urgencia se apareció por la reunión. Él  siente que luego del ‘triunfo’ por el endeudamiento de $3,000 millones y la celebración por el interés por debajo del 9%, ya tiene la crisis fiscal casi resuelta. El resultado de la reunión fue  nombrar una comisión  para producir un informe en 60 días para acomodar la medida de Bhatia a los intereses creados. No son más estudios ni  informes lo que se necesita. Lo que el pueblo quiere es acción.

A pesar de las advertencias de Bhatia, podemos anticipar que su proyecto será diluido, prevaleciendo así  los intereses de la unión y del cartel del petróleo por encima de los del país. No existe aquí el  liderato lo suficientemente fuerte para liberarnos de estos secuestradores de la AEE. La solución está en privatizarla todo lo más posible compatible con la realidad de que con una deuda de $10,000 millones no hay quien quiera adquirir la totalidad de ese muerto.         .

José M. Saldaña

Ex presidente de la Universidad de Puerto Rico.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir