Hora cero para los bonos

Economistas coinciden en que si el Gobierno puede salir al mercado de bonos antes de que la casa acreditadora Moody’s emita su informe sobre el crédito, las posibilidades de una degradación se reducirían grandemente
vr0107001-portada new
Imagen/EL VOCERO
Por Alana Álvarez Valle, EL VOCERO 1:20 am

El comportamiento de los inversionistas que participan del mercado de bonos municipales durante las próximas semanas será un factor determinante junto con la posible emisión de bonos del Estado Libre Asociado (ELA) de Puerto Rico en si el crédito del País llega a nivel de chatarra o especulativo.

Economistas coinciden en que si el Gobierno puede salir al mercado de bonos, como indicó el gobernador Alejandro García Padilla que planifica hacer, antes de que la casa acreditadora Moody’s emita su informe sobre el crédito, las posibilidades de una degradación se reducirían y se podría tranquilizar un poco el ambiente de inversión, afectado por la pérdida de valores del mercado y los titulares de la prensa económica de Estados Unidos.

“Mucho de lo que ha pasado con los bonos de Puerto Rico no tiene que ver con eventos en Puerto Rico, es un reflejo de lo ocurrido en el mercado de bonos municipales en Estados Unidos. Hay bonos de la Isla que tienen total seguridad y que han sufrido baja inmensa sin justificación como los GO’s (obligaciones generales), los del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), los de COFINA. Nada motivó esa baja”, expresó el economista Joaquín Villamil.

“No hay duda que los bonos de Puerto Rico tienen una participación importante en el mercado, somos el octavo emisor de deuda. Lo que sucede es que son los únicos que se mercadean a través de todo Estados Unidos porque cuentan con una exención triple, por eso son los más difundidos en todo el sistema financiero y los más visibles”, continuó.

Villamil sostuvo que como los bonos del ELA ya se venden a precio de chatarra, la degradación no sería significativa porque “en cierto sentido el mercado se adelantó a eso”. “Lo que sí sería de gran impacto es si Puerto Rico pierde la capacidad de ir a los mercados. Si el Gobierno logra ir y emitir deuda, se podría evitar la degradación. Si esa emisión se vende, podría ser positivo, porque uno de los factores que ve Moody’s es la capacidad de poder ir a los mercados”, indicó Villamil.

Por su parte, el economista Antonio Rosado recalcó que hasta que Puerto Rico no salga al mercado no se sabrá cómo se perciben los bonos ni el crédito. “No ha habido un ‘dumping’ de papeles de Puerto Rico, no lo he visto en las firmas. Si hay o no una degradación depende de si el Gobierno decide ir al mercado. Los problemas de los Sistemas de Retiro están resueltos a corto plazo. Falta un estudio actuarial de esas leyes. Pero Puerto Rico no está en ‘default’ (insolvencia). No ha pasado y no hay indicio de que vaya a pasar. Si sucediera hay que ver qué medidas se tomarán en el momento”, mencionó.

Estas explicaciones surgen a raíz que en días recientes el portal de la revista Forbes publicó el artículo ‘La insolvencia de Puerto Rico podría sepultar los $3.7 trillones del mercado bonos municipales en 2014?’ (‘Could a Puerto Rico Default Hammer the $3.7 Trillion U.S. Muni Bond Market in 2014?’) escrito por Lawrence McDonald. En dicha comunicación —redactada con desdén—, el autor señala que la gigantesca deuda de Puerto Rico hundirá el mercado de bonos municipales de Estados Unidos.

“La deuda que actualmente sepulta esta economía (Puerto Rico) podría enventualmente enviar temblores desagradables al mercado de bonos municipales de Estados Unidos. (…) Esperemos que un posible contagio de este caos caribeño se mantenga lejos de las costas americanas. El delicado mercado de bonos municipales de Estados Unidos no está en condiciones para este shock”, lee un extracto del artículo.

Sin embargo en Bond Buyer, el escritor Robert Slavin reseñó de manera positiva los avances realizados por la administración de García Padilla en su primer año de mandato. Aunque sostienen que todavía hay muchos retos con los que lidiar, en particular el acceso a los mercados.

“Las implicaciones para el mercado son grandes, pero gente como McDonald están jugando al juego de los titulares exagerando la situación de Puerto Rico. Usó números que no son realistas. Y comete el error de que ven la deuda como un todo y cada instrumento es distinto con características y condiciones diferentes. Un GO’s, un COFINA, un Trans, las corporaciones públicas, y los municipios, si los metes todos juntos parece una cosa increíble”, acotó Villamil.

“(McDonald) no sabe lo que dice. Tiene que buscar los datos de la Junta de Planificación. Está hablando de cosas que no son ‘issue’. No creo que la deuda de Puerto Rico tenga impacto en la deuda de Texas, Nueva York, Michigan o California”, aseguró Rosado.

Rosado recalcó que el Gobierno de Puerto Rico ha fallado en el control de gastos y por ese error ha perdido credibilidad. “Los políticos no quieren meterle mano al gasto ni a los salarios de los empleados públicos porque saben que les afecta su vida política. La poca disciplina fiscal que se ha alcanzado es porque el mercado los ha obligado. Los políticos tienen que aprender a fiscalizar”, ratificó.

 


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir