Huele a ‘coquiquiebra’

El acuerdo con los bancos entró en vigor inmediatamente y tiene el efecto de suspender momentáneamente el cumplimiento de la AEE con sus obligaciones
vr0815004-70pBN-AEE
Secretaria de Hacienda, Melba Acosta.
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 4:02 am

Sin activar la ‘quiebra criolla’, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), acordó con el 60 por ciento (%) de sus bonistas y acreedores retrasar hasta marzo de 2015 los pagos pendientes, y nombrar en tres semanas a un oficial para “reestructurar” en un plan de cinco años la deuda de casi $9,000 millones y toda la operación.

El plan completo de restructuración de deuda debe estar finalizado para el 2 de marzo de 2015.

En cuanto al oficial de reestructuración, este será nombrado por la Junta de Gobierno de la AEE antes del 8 de septiembre, pero con la recomendación de los bonistas y acreedores, confirmó la secretaria de Hacienda, Melba Acosta, quien a preguntas de EL VOCERO, dijo que no se trata de un síndico. “No es un síndico porque un síndico es impuesto por los tribunales y en este caso no hace un take over”, contestó Acosta.

El acuerdo –que entra en vigor de inmediato- tiene el efecto de suspender momentáneamente el cumplimiento de la AEE con sus obligaciones y solo pagar intereses. Eso significa que Citigroup y el consorcio encabezado por Scotiabank no recibirán los $671 millones como esperaban inicialmente, luego de tres posposiciones de fecha.

Se aseguró que no habrá alza en el pago de los tipos de interés y se mantendrán como hasta ahora, tanto los de cuentas con los bancos como las de bonistas.

Acosta, el consejero general del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), José Coleman, y el presidente de la junta de la AEE Harry Rodríguez, confirmaron que el acuerdo cubre a los bonistas, con cuyas obligaciones en pago de principal e intereses para este año fiscal que termina en junio 30 de 2015 suman $702 millones.

Ante las advertencias hechas anteriormente por las casas acreditadoras como Moody’s Investor Service, Standard & Poor’s y Fitch Ratings y la reacción que puedan tener sobre este acuerdo, Acosta dijo que “quizás se expresen, pero esto es un proceso que está empezando”.

Lo que hace el acuerdo es enmendar los documentos de los bonos para brindar liquidez y tiempo a la AEE “para seguir trabajando junto con sus acreedores a fin de desarrollar un plan para alcanzar una restructuración de sus negocios”. Entre el 60% de los bonistas que lo firmaron, se incluye algunos de los que demandaron al gobierno por la ley de quiebra criolla, confirmó Coleman. Se informó que estos “han establecido que no ejercerán remedios en contra de la AEE durante la duración del acuerdo. En este periodo, la corporación pública continuará pagando la totalidad de los intereses a sus bonistas”.

Aunque el acuerdo cubre el dejar de pagar el principal de las obligaciones de la AEE, nombra un oficial de reestructuración y encarrilan un proceso para ajustar la deuda general y toda la operación de la corporación pública, Acosta sostuvo que no hay una activación de la recién aprobada quiebra criolla.

En cuanto a los bancos que concedieron líneas de crédito a la AEE para la compra de combustible “han estipulado extender hasta el 31 de marzo de 2015 los acuerdos previamente anunciados, así como, el no ejecutar los remedios como resultado de ciertas degradaciones crediticias y otros eventos. Este acuerdo le permite a la AEE reprogramar ciertos pagos adeudados que vencían en julio y agosto hasta el 31 de marzo de 2015. Durante este periodo los bancos recibirán pagos por intereses sobre estas cantidades”.

Como parte de la enmienda a los documentos de bonos, la AEE podrá utilizar unos $280 millones del fondo de construcción para su liquidez y el pago de gastos corrientes y mejoras capitales. Esta enmienda se espera entre en vigor este mismo mes.

Por el lado del BGF, igualmente no recibirá sus pagos y acordó no ejercer su derecho a compensación por cantidades adeudadas con los depósitos de la AEE y no recibirá pagos por intereses.

Acosta explicó que parte del acuerdo es la creación de un plan de negocios a cinco años para el 15 de diciembre de 2014 que será en gran parte manejado por el oficial de reestructuración.

Ese oficial trabajará de cerca con el director ejecutivo, la Junta de Gobierno y el equipo administrativo “para acelerar la transformación de la corporación. Esto garantizará que la AEE pueda implantar los cambios necesarios de manera eficiente, alcanzar sus metas operacionales y financieras, optimizar la generación, transmisión y distribución de electricidad, afinar los procesos gerenciales de cobros y gastos, así como, mejorar la calidad general de la recopilación y reporte de información”.

Se indicó que la AEE radicará una notificación en el sistema del Electronic Municipal Market Access (EMMA) para informar los términos y condiciones claves del acuerdo, lo cual consintió bajo los acuerdos de confidencialidad que firmó con algunos de sus acreedores como parte de las conversaciones en curso.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir