Intenso el ambiente a días de la emisión

Incrementan las opiniones en contra del país y se eleva la especulación de una reestructuración de la deuda de la Isla
vr0307018Emision.jpg
Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 4:00 am

En medio de los cuestionamientos sobre la falta de claridad en la divulgación de la información financiera del país y la falta de transparencia por parte de ejecutivos fiscales, se incrementan las reacciones de analistas del mercado de bonos, las cuales localmente están siendo vistas como unas oportunistas en busca de lograr un alza en los intereses de la emisión, la cual se estima goza de un patrocinio superior a lo proyectado.

Analistas extranjeros sostienen que Puerto Rico ha fallado en la transparencia de la comunicación con el mercado inversor sobre su salud financiera, lo que ha generado cierto temor sobre la capacidad de Puerto Rico para pagar la deuda, lo que amplifica las oscilaciones de precios de los bonos.

Los rendimientos de los bonos de Puerto Rico a 10 años se han triplicado, pasando a 8.85 % a partir del lunes, de 4.68 % hace un año. John Miller, co- jefe de renta fija de Nuveen Asset Management , que supervisa más de $ 90 mil millones en bonos municipales sostuvo que “están en un punto donde tienen que ser claros y abiertos acerca de preguntas específicas que van a obtener de la comunidad de inversionistas . ” Agregó ser muy importante conocerse la cantidad exacta del dinero que el gobierno ha logrado recaudar en los últimos meses y qué nuevas deudas han adquirido.

Los analistas dicen que los términos específicos de los acuerdos que el gobierno ha hecho en la financiación a corto plazo con los bancos no se han hecho públicos .Estos expresaron además quejas
que van desde la negativa de Puerto Rico a los detalles de los préstamos que se están utilizando para mantenerse a flote, hasta la negativa de publicar los informes en español y no en Inglés, cuando la mayoría de los bonos de Puerto Rico están en manos de personas de Estados Unidos y en los fondos mutuos . Añadieron, que la Junta de Planificación de Puerto Rico no emitirá nuevas proyecciones económicas hasta finales de marzo, un retraso de varias semanas que probablemente será después de la próxima venta de bonos de la Isla.

En este particular, Lyle Fitterer, jefe de bonos municipales de Wells Capital Management, que supervisa cerca de $ 32 mil millones en bonos municipales, dijo que los retrasos del Gobierno local pueden significar que la Isla pagará a los inversores una tasa más alta cuando se venda la deuda, y aceptó que su empresa está considerando participar en la nueva venta de bonos.

Esta reacción a su vez genero suspicacia en la Isla, entendiendo que las continuas quejas lo que persiguen es inclinar la balanza hacia unos intereses mayores en la emisión que tendrá lugar el 11 de marzo, con miras adquirir mayores ganancias.

Al economista Elías Gutiérrez le llamó la atención el que los analistas hicieran referencia al idioma, por ser una queja nueva que no se había planteado anteriormente. “Traer una queja como esa por los pelos resta credibilidad al resto de los planteamientos como la situación de liquidez o estadísticas de la Junta de Planificación. No me suena un argumento legítimo, sino que se trata de otros intereses de cara a una tasa de interés nominal que está tendiendo a reducirse”.

Sostuvo además, tratarse de argumentos que buscan elevar dicha tasa de interés, lo que le resulta extraño, por no recordar que hubiese sucedido anteriormente. “Si es lo que sospecho, la gente está tratando de empujar una tasa de interés nominal más elevada, por la fuerte situación del mercado ante la demanda por una emisión que es triplemente exenta”. Ante la tendencia presentada, no descarta que dicha emisión sea finalmente colocada a un interés por los medianos 9%.

Estos cuestionamientos se dan en momentos en que el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) emitió una actualización especial sobre su liquidez, y reveló la contratación de una firma especializada en reestructuración de deuda, no empece aseguran no estar contemplando la misma.

En este particular, el economista, Santos Negrón aclaró que colocar deuda no es lo mismo que reestructurar deuda, pero mencionó que igualmente no quiere decir que no sea una posibilidad con la que cuenta la Isla y a la cual no tiene que renunciar. “Aunque por el momento no está contemplada como objetivo de la política pública actual, es un alternativa viable como objetivo político. Hay especulaciones, pero si resultase ser real, eso no afecta en nada, ya que como deudores siempre existe la posibilidad de reestructurar la deuda, eso es parte de cualquier negocio y de las estrategias existentes para aliviar el pago del principal. Ningún país renuncia a ese derecho y no veo la razón para que Puerto Rico lo tenga que hacer”.

Respecto a las declaraciones de los analistas, coincide en tratarse de expresiones frívolas y superfluas que en nada abonan al momento sin precedentes que vive la Isla. Entiende que se trata de un juego de mercado en busca de elevar la tasa de interés nominal a la que se colocará la deuda local.

Para el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Alberto Bacó una reestructuración de la deuda no es necesaria, ya que con la emisión la Isla logrará la liquidez para balancear el presupuesto y seguir repagando y continuar el curso normal. Sin embargo, sostuvo que lo medular ahora es lograr que por estos próximos dos años se logre que las corporaciones públicas sean autosuficientes.

Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO

Graduada de Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez y egresada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, con más de 20 años de experiencia como periodista en prensa escrita, radial y televisiva.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir