Investigarán más influencias

Comerciante denunció a EL VOCERO que fue desarmado ilegalmente tras un incidente con Lutgardo Acevedo López
lutgardo 1
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 4:04 am

El Departamento de Justicia de Puerto Rico investiga las circunstancias en que se produjo el desarme del comerciante Orlando Soto Ventura, a quien el contable Lutgardo Acevedo López le apuntó con un arma de fuego en hechos ocurridos el 23 de agosto del 2010 en el restaurante Mesa Criolla en Moca.

El pasado viernes dos agentes de la división de Investigaciones Internas de la Policía de Puerto Rico entrevistaron a Soto Ventura por orden del secretario de Justicia César Miranda, luego de que el comerciante denunciara a EL VOCERO que fue desarmado ilegalmente tras el incidente con Acevedo López.

El comerciante solicitó a las autoridades que investigaran quién en la división de Armas del Cuartel de la Policía ayudaba a Lutgardo.  EL VOCERO reseñó sobre las influencias de Acevedo López en los tribunales, en la Policía y en partidos políticos.

Miranda ordenó la pesquisa sobre el desarme, luego de que el pasado 1 de junio este medio publicara que el 17 de febrero de 2012, la abogada en ese entonces de Acevedo López,  Mayra López Mulero, solicitó que se desarmara a Soto Ventura.

Soto Ventura fue informado que el coronel Leovigildo Vázquez había sido quien había ordenado el desarme.

López Mulero representó a Lutgardo en el incidente de Mesa Criolla y en el caso por el que fue acusado por homicidio negligente tras manejar en estado de embriaguez e impactar el vehículo del guardia de seguridad Félix Babilonia, quien falleció a consecuencia de la colisión. Lutgardo fue absuelto de este caso por el suspendido juez del Tribunal de Aguadilla Manuel Acevedo Hernández, quien más adelante fue acusado junto al contable por corrupción judicial en el foro federal.

Soto Ventura había radicado una querella contra Lutgardo por el incidente de Mesa Criolla.

Tras la solicitud de desarme de López Mulero contra Soto Ventura, Lutgardo radicó una querella contra este ante la Policía de Puerto Rico al alegar que el comerciante lo había amenazado. La uniformada efectuó una pesquisa sobre la supuesta amenaza de Soto Ventura y concluyó que no existían motivos fundados para entender que el empresario no haría uso ilegal del arma ni causaría daño a otras personas.

“Nunca amenacé a Lutgardo. Mi pregunta es cómo el desarme llegó a las manos de Leovigildo Vázquez cuándo ya había una decisión de la fiscalía de que no se me desarmara y Leovigildo Vázquez se le fue por encima”, mantuvo el comerciante.

“El 17 de febrero del 2012, la agente Ana Rivera López consultó con la fiscal Zulymar Méndez y ésta le indicó que no había los elementos para desarmarme. No obstante, el 27 de febrero del 2012, sin mediar orden del tribunal o de fiscalía al efecto, el teniente Carlos Cruz Martínez procedió a desarmarme. Este me indicó que la orden del desarme provino del coronel Leovigildo Vázquez, superintendente auxiliar de operaciones de campo de la Policía”, expresó Soto Ventura en una declaración jurada.

“Posteriormente, el 13 de septiembre de 2012 a requerimiento de mi parte, la policía me devolvió el arma sin explicación alguna razón por la cual fui desarmado,  ni el porqué se me desarmó sin obrar orden oficial del tribunal, fiscalía o la policía”, agrega.

Por su parte, Vázquez dijo a EL VOCERO que no se recuerda de los incidentes específicos del desarme de Soto Ventura.

“No conozco al teniente (Cruz Martínez). Todos los días se da ese tipo de situación y se ocupa el arma y se investiga. Pero no tengo recuerdo de eso. Si recuerdo del caso de Lutgardo del incidente cuando cayó borracho de desarmarlo y ocuparle las armas para que se hiciera la investigación. Cuando salió el artículo en EL VOCERO verifiqué y en el Depósito de Armas hay un documento que dice que yo ordené el desarme. Habiendo una querella se procede al desarme para investigación. Pero no profundicé en lo que había ocurrido”, afirmó Vázquez.

Doble vara

Luego del incidente en Mesa Criolla -el cual fue grabado por las cámaras de seguridad y capta el momento en que Lutgardo apunta a Soto Ventura- Acevedo López contrató a tres sujetos del barrio Aceituna de Moca para que le propinaran una golpiza. Ello, luego de que el comerciante se negara a devolverle el video del establecimiento. Soto Ventura alegó que Lutgardo lo amenazó en otras ocasiones.

Tras el incidente Acevedo López fue desarmado.

Posteriormente, Soto Ventura fue informado de que la Policía se disponía a devolverle el arma al contable.

El 11de marzo del 2013, el empresario envió una misiva al oficial examinador de la Oficina de Asuntos Legales de la Policía de Puerto Rico, Abraham Tanco, en la que objetaba la devolución del arma a Lutgardo por entender que esto ponía en riesgo su vida y la de su familia.

Empero, el arma fue entregada al contable. Soto Ventura solicitó una reconsideración. La Policía nunca respondió a sus objeciones.

Poco tiempo después de que se le devolviera el arma, en junio del 2013 Lutgardo protagonizó otro incidente violento y apuntó con una pistola a su primo Rafael Lorenzo López en un “pub” en Aguadilla. Lorenzo López se retractó de su denuncia y se radicó en Estados Unidos. Posteriormente, Lorenzo López solicitó protección al Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

Luego de este incidente el fiscal de distrito interino de Aguadilla José Aldebol Colón solicitó el desarme del contable.

Por el incidente en Mesa Criolla las juezas que presidieron el caso en diferentes etapas, Johan Torres Toucet e Iris Reyes no encontraron causa contra el acusado.

Soto Ventura radicó querellas en la Oficina de Etica Gubernamental, el Departamento de Justicia y en la Oficina del Contralor por las influencias de Lutgardo en el gobierno y en la Policía contra Acevedo López el pasado año. Las mismas no fueron atendidas.  Luego de que Lutgardo y el juez Acevedo Hernández fueran acusados en el foro federal el Departamento de Justicia ordena una pesquisa sobre el desarme del empresario.

EL VOCERO tiene en su poder los documentos de las cartas enviadas por Soto Ventura a todas las agencias mencionadas en esta historia.

Otras influencias de Lutgardo en la Policía

Acevedo López  logró el traslado del policía Noel Pérez Crespo, quien investigó el incidente de Mesa Criolla al cuartel de Rincón en represalias.

Durante la vista de fianza de Lutgardo celebrada el pasado 14 de julio, la fiscal federal María Domínguez leyó una misiva que Pérez Crespo le envió al director del FBI Carlos Cases en la que objetaba que el acusado por corrupción judicial fuera dejado en libertad porque temía por su vida y por la de su familia.

Expuso que Acevedo López consiguió que a Pérez Crespo se le radicaran querellas falsas en su contra, intentar mancillar su reputación y que se le trasladara a Rincón.

Se declarará culpable

El contable Lutgardo Acevedo, acusado por corrupción judicial junto al suspendido juez del Tribunal de Aguadilla Manuel Acevedo Hernández, se declarará culpable por estos hechos el 14 de agosto a las 2:00 p.m. ante la jueza presidenta del Tribunal Federal Aida Delgado.

Así consta en una orden emitida por Delgado contenida en el expediente electrónico del Tribunal Federal.

Llama la atención que en el expediente electrónico del caso no hay ninguna moción de la defensa en la que solicite a la corte que su cliente pueda hacer alegación de culpabilidad por este caso.

Lutgardo y el juez fueron acusados por un Gran Jurado federal el pasado 28 de mayo.

Según el pliego acusatorio, el magistrado solicitó y acordó recibir dinero, objetos de valor y otros beneficios a cambio de favorecer a Lutgardo, quien estaba acusado de homicidio negligente en un caso criminal que presidía Acevedo Hernández en el tribunal de Aguadilla.

El 30 de junio de 2012 el contable guiaba en estado de embriaguez e impactó otro auto, matando al guardia Félix Babilonia, caso por el que fue acusado por homicidio negligente.

El 25 de marzo de 2013 comenzó el caso criminal en el tribunal de Aguadilla, presidido por Acevedo Hernández. Dos días después el juez absolvió al contable de todos los cargos.

De acuerdo con la acusación, el juez y el contable conspiraron para que el magistrado se enriqueciera al solicitar, acordar y aceptar pagos y cosas de valor, a través de un tercero identificado como “comerciante B”, a sabiendas que los pagos eran a cambio de utilizar su posición oficial como juez para beneficiar a Lutgardo.

Este esquema duró desde noviembre del 2012 a enero del 2014.

Reacciona Soto Ventura a declaración de culpabilidad de Lutgardo

El comerciante Orlando Soto Ventura, a quien Lutgardo Acevedo López le apuntó con un arma de fuego en el 2010, tiene sentimientos encontrados tras advenir en conocimiento de que el contable se declarará culpable de los cargos por corrupción judicial por los que fue acusado junto al suspendido juez del Tribunal de Aguadilla Manuel Acevedo Hernández.

“Por un lado te alivia ver a esa persona que te ha hecho padecer tanto, hacer admisión de culpa. Por otro lado, que pena da llevar tanto tiempo y evidencia, dándole la oportunidad al sistema (estatal) de sanear un área tan importante como la judicatura estatal y tener que ver a el gobierno federal hacer el análisis justo de unos evidentes hechos, para finalmente llegar a una convicción con posterior admisión de culpa. Te admito mi fe de ver sanidad en el departamento (de Justicia).

Posterior a esta admisión de culpa otros nombres de la judicatura deben ser señalados, este juez no es el único que favoreció a Acevedo López”, afirmó preguntas de EL VOCERO.

El empresario pidió a la jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico Liana Fiol Matta que se investigue a los jueces que presidieron las diferentes vistas sobre el incidente con el contable ocurrido el 23 de agosto del 2010 en el restaurante Mesa Criolla en Moca.

“Aprovecho la oportunidad de tu pregunta para reaccionar, con el derecho que me otorga ser víctima del crimen y no haber visto justicia, a unas expresiones de la honorable jueza del Tribunal Supremo Liana Fiol Mata. La honorable jueza tiene el reto histórico de convertir nuestro sistema de justicia en uno menos predecible. Pienso que irrespectivamente de Acevedo López como individuo, sus influencias y sobornos, esto de lo que se trata es de el respeto a la verdad, de padecer por la verdad y la justicia, ese es mi caso”, apuntó.

“Los hechos que llevaron al arresto de Lutgardo Acevedo, son en sí, la razón principal para investigar hacia atrás a los jueces que se inhibieron en mi caso y mas aún a los que no se inhibieron. Quisiera que la jueza presidenta utilice el privilegio de su posición para de alguna forma devolver al puertorriqueño común la confianza en la justicia. Nunca es tarde para la justicia. Espero que extermine lo que quede del reinado de Lutgardo Acevedo por la tranquilidad de sus víctimas, y que deje claro que esto no puede volver a pasar nunca jamás”, agregó.

Por el incidente en Mesa Criolla Acevedo López fue acusado por apuntar con un arma de fuego y amenaza.

Las juezas que presidieron el caso en diferentes etapas, Johan Torres Toucet e Iris Reyes no encontraron causa contra el acusado.

La jueza Marta Marchany se inhibió de ver el caso luego de que Soto Ventura le radicara una querella por haber ordenado su arresto tras encontrarlo en desacato luego de que el empresario hiciera unas declaraciones a la presa sobre el incidente en Moca.

Marchany ordenó el arresto de Soto Ventura el mismo día y en la misa sala en la que presidía el caso criminal contra Lutgardo por el incidente en Mesa Criolla.

Acevedo López hará alegación de culpabilidad el próximo 14 de agosto a las 2:00 p.m. ante la jueza federal Aida Delgado. Ello, tras llegar a un acuerdo con la fiscalía federal.

Varias fuentes de EL VOCERO indican que el contable coopera con las autoridades federales.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir