Invierten $27M en educación posgraduada

Nova Southeastern University establece campus en la Isla para formar farmacéuticos
vr0807020-unive40p
Andrés Malavé, director ejecutivo de NSU en Puerto Rico, explicó que el nuevo campus regional ubica en un edificio de cuatro pisos, con aproximadamente 37,400 metros cuadrados en la calle San Roberto en San Juan. Foto: Agustín Santiago/ EL VOCERO
Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 4:02 am

Para aquellos que opten por estudiar farmacia o educación, sepa que no tiene que salir de la Isla para acudir a una prestigiosa universidad en los Estados Unidos, ya que el próximo 28 de agosto Nova Southeastern University (NSU) inaugura su campus en San Juan a un costo de $27 millones.

El Doctor Andrés Malavé, director ejecutivo de NSU en Puerto Rico, explicó que el Campus Regional ubica en un edificio de cuatro pisos, con aproximadamente 37,400 metros cuadrados en la calle San Roberto en San Juan. Este año tiene cabida para 53 estudiantes de farmacia y ya en los próximos dos años deberán alcanzar los 60 ingresos en dicha facultad.

Las dos plantas superiores del edificio se están desarrollando como salones de clases, oficinas, centros informáticos y otros recursos de aprendizaje para los estudiantes, profesores y personal administrativo. Los primeros dos pisos serán para estacionamiento.

La instalación de San Juan servirá a los estudiantes a través del uso de aulas SMART, laboratorios de computación, servicios de videoconferencia y otros avances tecnológicos orientados a enriquecer el aprendizaje. Los cursos serán similares a los del campus principal e incluyen clases tradicionales, en línea y formatos combinados, con profesionales locales como internacionales, explicó Malavé.

Los programas que se ofrecen en el Campus Regional de NSU en San Juan son: Maestrías en ciencias de la Educación (MS) con las siguientes especialidades: Currículo, Instrucción y Tecnología, Educación Especial y Educación en Matemáticas. Además ofrecerán doctorados en Educación (Ed.D.) con las siguientes concentraciones: Educación Superior y Liderazgo Organizacional, Liderazgo Educativo, Tecnología Instruccional y Educación a Distancia y Educación Especial. En el programa de farmacia ofrecerán el doctorado.

Malavé aclaró que NSU lleva enlaces con Puerto Rico hace unos 40 años cuando ofrecían los cursos en línea, con los pasados 16 años con el mayor envolvimiento con la Isla al establecer centros de videoconferencias en Centro Médico, National College en Arecibo, la UNE en Carolina y la Universidad Católica en Ponce, donde atendían farmacéuticos existentes para capacitarlos ante el nuevo cambio de currículo de la profesión. El currículo ahora es más extenso, con énfasis en el conocimiento químico y físico de los medicamentos y el entender cómo funcionan los mismos en los pacientes.

Ante la fuerte demanda optaron por abrir en el 2002 un proyecto diurno en Ponce. Igualmente desarrollaron en Ponce el proyecto Vinario, donde estudiantes de escuela superior con excelentes calificaciones y el deseo de ser farmacéuticos pueden entrar a la Universidad Católica de Ponce a estudiar su Bachillerato en tres años y automáticamente entrar a la escuela de Farmacia de la NSU a terminar su grado doctoral en cuatro años adicionales.
El ejecutivo fue enfático en que NSU no llega a la Isla a competir, sino a cubrir unas necesidades en profesiones donde existe una fuerte demanda, pero es limitada o inexistente la oferta. En Puerto Rico, el déficit de farmacéuticos figura entre los 5,000 a 6,000 profesionales en el campo, no obstante se gradúan anualmente menos de 80.

“El éxito de una universidad representa la inquietud de otras, por lo que estamos abriendo una ventana de oportunidades para la Isla. El campo de la farmacia por su complejidad y su transformación a una de base terapéutica, genética, inmunológica y biológica celular hacen del profesional un farmacéutico clínico con sub especialidades lo que lo distingue de cualquier otro profesional de la salud. El farmacéutico estudia dos cosas únicas: la tecnología farmacéutica y el proceso matemático. Vinimos a Puerto Rico a transformar la educación, de manera que el maestro pueda desarrollar la destreza de cómo hacer llegar el conocimiento a ese estudiante, haciendo uso de la última tecnología en el proceso de enseñanza”, apuntó el Doctor.

En torno al costo de la educación a través de la NSU, Malavé explicó que el mismo se reduce en una tercera parte, si se compara con una reubicación en Estados Unidos y el costo por tratarse de un estudiante no residente. Aclaró no es viable compararse con el costo de la Universidad de Puerto Rico, donde el gobierno subvenciona dos terceras partes del mismo. En el 1988, el costo al gobierno por estudiante figuraba entre los $13,000 a $15,000 por estudiante, cifra que hoy puede duplicarse, lo que limita el cupo en las escuelas especializadas de farmacia y medicina, entre otros.

Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO

Graduada de Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez y egresada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, con más de 20 años de experiencia como periodista en prensa escrita, radial y televisiva.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir