Jamaquean de la risa

'Susa y Epifanio' fueron de los personajes más aplaudidos de 'Amor en la hamaca'.
amor 1
El VOCERO/Agustín Santiago
Por Yomaris Rodríguez, EL VOCERO 4:00 am

Chistes colora’os o subidos de tono y las ocurrencias de una serie de personajes queridos entre el público puertorriqueño, evidenciaron el sábado en la noche porqué la comedia teatral ‘Amor en La hamaca’, bajo la producción de Luisito Vigoreaux permaneció nueve años en el Teatro El Josco. Pues para celebrar el 25 aniversario de la obra el grupo de actores volvió a la carga, pero en lugar de un pequeño escenario se apoderó del Coliseo de Puerto Rico, donde se tuvo que abrir nuevas secciones de la versión reducida ante la demanda de la audiencia, que sobrepasó las tres mil.

Así pues, las incidencias de la pequeña habitación número 69 del famoso motel La hamaca fueron presenciadas por una masa que no paró de reír durante la velada de dos hora y media. Casi a las 9:00 pm comenzó el show con la proyección de una escena de la obra ‘La jaula de las locas’, entre Luisito Vigoreaux y el fenecido actor Luis Raúl, a manera de homenaje póstumo a este. Inmediatamente, apareció en el escenario el veterano comediante Shorty Castro, quien arrancó risas y aplausos con su ‘stand up comedy’, colmado chistes calientes en los cuales hasta bromeó con su baja estatura, como preámbulo al plato fuerte del show.

La obra comenzó con el personaje ‘Papo Swing’, caracterizado por el actor y abogado Raúl Carbonell, muy vivo en la memoria colectiva pues no hizo más que mover su pañuelo rojo para que el público gritara ‘fuá, fuá, fuá”. Aprovechó su intervención inicial para medir la audiencia, poniéndola a repetir el lema: “la hamaca, el dulce que no empalaga, si es cuestión de meter la daga”. En esta ocasión, era el encargado de asear las habitaciones y comunicó estar feliz en su centro de trabajo porque “aun con la difícil situación económica de Puerto Rico nos hemos podido mantener en pie” porque no les degradaron el crédito y han sobrevivido con una serie de ofertas para el placer sexual, contribuyendo a la economía del país. Este intervino a lo largo de la pieza con los demás personajes, siendo el metiche entre las parejas.

Fue entonces que aparecieron las hermanas solteronas ‘Soledad’ (Waleska Seda) y ‘Solitaria’ (Adrián García) al cuarto 69 esperando un hombre que conocieron en Facebook con la esperanza de que las desvirgara. Allí repasaron un libro con términos sexuales que desconocían y comenzaron a dar su versiones tergiversadas de cada uno, haciendo reír a los presentes. El caballero esperado fue caracterizado por el joven actor Abraham Marti (de ‘Noche Ilegal’), quien dejó con las ganas del dúo al salir corriendo tras verles el rostro. Aunque hizo su mayor esfuerzo por llegar al público, no lo logró del todo y abusó demasiado de palabras groseras, tal vez el error fue dejarlo mucho tiempo tipo ‘stand up’, pues ha demostrado ser buen comediante.

El tema político también fue abordado en la obra a través de ‘El Alcalde’ (Carlos Merced) y ‘La Contralor’ (Johanna Ferrán), quienes aparecieron para “resolver” un asunto de mal uso de fondos públicos que hiciera él en el mencionado motel. Entre juego y explicaciones, terminaron en la cama y ella demostró una vez más su flexibilidad corporal.

También los falsos profetas religiosos tuvieron su agua con el ‘Pastor Adolfo’ (Carbonell), quien en una cruzada contra los moteles, aprovechó una “lluvia” para guarecerse en la habitación y aprovecharse de la ‘Hermana Victoria’ (Anamín Santiago), quien lo acompañaba a piquetear contra la fornicación en esos antros de placer sexual. En su manifestación, previamente grababa a las afueras del motel, aparecieron entrando al mismo Jorge Pabón ‘Molusco’ y ‘La Vampy’.

Entonces le tocó el turno al dúo más aplaudido de la velada, ‘Susa’ (Carmen Nydia Velázquez) y ‘Epifanio’ (Víctor Alicea), quien al gritar el nombre de su pareja previo a entrar a escena arrancó sus primeros aplausos. Entre recuerdos de su última visita a ese motel, ella complaciéndole sus fantasías sexuales, él trayéndole cajas de latas para hacer el amor sobre ellas, cantando y bailando, dejaron sentir su excelente química.

La velada finalizó con todo el elenco cantando su versión de ‘Vivir la vida’, de Marc Anthony.

 

Yomaris Rodríguez, EL VOCERO

Periodista con 16 años de experiencia en radio, revistas y prensa escrita. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir