Continuar a ElVocero.com

Juegan su última carta

Los abogados de la Asociación de Maestros sometieron ayer ante el Tribunal Supremo un documento que alega que la ley 160 no siguió el debido proceso a la hora de ser aprobada y que es una “irrazonable, arbitraria y caprichosa”
ERG_2230.jpg
Por ElVocero.com 4:00 am

Los maestros y maestras del país presentaron ayer sus últimas alegaciones ante el Tribunal Supremo con la esperanza de que si no se deroga la ley, al menos la determinación sea aplicarla de forma prospectiva. Los argumentos radicados ayer por los abogados de la Asociación de Maestros establecen la Ley 160 del Sistema de Retiro para Maestros como una ley “irrazonable, arbitraria y caprichosa”.

Entre otras cosas, los maestros argumentan en su escrito que esta ley no siguió el debido proceso a la hora de ser aprobada, no es la alternativa menos onerosa ni toma en cuenta la “dignidad del ser humano” que protege la Constitución.

Además, los maestros establecieron que su trabajo está protegido por la Constitución, que define un funcionario como un empleado con funciones definidas. Bajo esta definición, argumentan, al restarle beneficios a los maestros el Gobierno viola el Artículo 6, Sección 10 de la Constitución. “Se les ha violado a los maestros su derecho contra la disminución de salarios y emolumentos, entiéndase, su derecho a una pensión según fue establecido por el Gobierno como condición de empleo”, reza el documento entregado al Supremo ayer.

Los argumentos de los maestros, entregados por el licenciado Rafael Nadal Arcelay, establecen además que al aprobar esta ley no se siguió el debido proceso pues no se consideraron otras alternativas que resultaban menos onerosas para la clase magisterial.

El escrito menciona las gestiones realizadas por el comité de diálogo en el que participó el Frente Amplio en Defensa del Sistema de Retiro de Maestros y el Gobierno. De este comité surgieron alternativas para inyectar fondos al retiro magisterial que todavía no han sido aprobadas por la Legislatura.
“La ley es irrazonable, arbitraria y caprichosa cuyas medidas carecen de relación racional con el alegado fin de su aprobación”, reza el documento entregado por los maestros.

La presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz, dijo que la función de los maestros está definida y, por consiguiente, debe ser igualmente protegida por la Constitución. “Entendemos que la definición que establece la Constitución sobre ´funcionario´ es todo aquel que tiene sus funciones definidas y los maestros tienen sus funciones definidas. La Constitución, en su Artículo 10 dice que a ningún funcionario se le pueden reducir sus beneficios ni los emolumentos después de ser nombrado”, dijo Díaz. “Lo segundo que hemos argumentado es la violación de un acuerdo”.

El presidente de UNETE, Emilio Díaz, dijo por su parte, dijo que espera una sentencia que derogue por completo la Ley 160. El Sistema de Retiro para Maestros fue enmendado significativamente con una ley impulsada desde el Ejecutivo, quien argumentó que sin esta legislación el sistema se quedaría sin activos en pocos años. Luego de esto, los maestros han presentado varias alternativas de recaudos para inyectar este fondo, pero las mismas no han sido consideradas por la Legislatura. La última esperanza de los maestros antes de decretar un paro es el Supremo, donde detuvieron la implementación de la ley en espera de una decisión final.

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir