Juez federal deniega petición de Doral Bank

Se señaló para el 14 de agosto una vista a la que deben acudir las partes para determinar si tiene o no jurisdicción del pleito.
default-thumbnail
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 1:37 pm

El juez federal Pedro Delgado Hernández, denegó la petición de Doral Bank para que reconsiderara una orden previa en la que rechazó emitir un interdicto permanente para que se paralice una orden del Tribunal de Primera Instancia de Fajardo que obliga a la institución financiera a rehabilitar una planta de tratamiento de aguas, propiedad de una corporación que mantiene un préstamo con el banco.
Delgado Hernández afirmó que tiene reservas de si tiene o no jurisdicción del caso.

El juez señaló para el 14 de agosto una vista a la que deben acudir las partes para determinar si tiene o no jurisdicción del pleito.

El pasado 22 de julio Doral Bank demandó en el Tribunal Federal al Tribunal de Primera Instancia de Fajardo, a la Junta de Calidad Ambiental (JCA), al Federal Deposit Insurrance Corporation (FDIC), y a a corporación Social Interest Growth (SIGA), que es dueña de la propiedad que contiene una planta de tratamiento de agua abandonada. Doral tiene el financiamiento de a hipoteca. SIGA alega que es responsabilidad de Doral la rehabilitación y la operación de la planta de tratamiento.

La orden de la jueza superior de Fajardo Isabel López, le impone a Doral una multa diaria de $1,000 por incumplir con el mantenimiento de la planta. Los demandantes alegan que a su vez, la orden de la jueza, solicitada por la Junta de Calidad Ambiental (JCA), les obliga a violar un acuerdo previo con el Federal Deposit Insurance (FDIC).

Los demandantes exponen que en el 2005 Doral aprobó varias propiedades de SIGA como colateral para el otorgamiento del préstamo. Mencionan que SIGA incumplió con sus obligaciones financieras, por lo que la institución bancaria solicitó el embargo de las propiedades que servían como colaterales, pero no así de la propiedad donde ubica la planta de tratamiento.

Doral afirma que SIGA ha incumplido con los pagos por mas de 90 días y que ha intentado colectar el dinero adeudado.

Alegan que SIGA abandonó la propiedad y que ha fallado en continuar la operación y el mantenimiento de la planta. Esto ha provocado que la misma descargue aguas no tratadas, las cuales han inundado un terreno aledaño en el que SIGA desarrolló un complejo de vivienda que fue vendido a terceros.

En febrero del 2011 Doral solicitó al Tribunal de Primera Instancia de Fajardo que ordenara a SIGA a volver a operar la planta de tratamiento y ponerla en condiciones óptimas. El tribunal falló contra SIGA. El 8 de agosto de 2012, luego de las objeciones de Doral a las alegaciones del FDIC sobre su condición financiera, esta agencia reguladora le prohibió al banco a extender crédito a favor de clientes que tengan una deuda de más de 90 días.

Luego de la orden de la corte estatal, SIGA alegó no tener los fondos para la operación de la planta de tratamiento y urgió -con éxito- a la corte que ordenara a Doral a rehabilitar y operar la estructura indefinidamente.

Los demandantes afirman que ante la negligencia de SIGA de abandonar la planta, se necesitan miles de dólares para restaurar la estructura, ya que se encuentra en mal estado.

Doral ha objetado sin éxito la orden de la corte estatal que le impone una carga económica.
En marzo pasado la JCA intervino ante la corte estatal para solicitar sanciones contra Doral.

La jueza López emitió una orden en la que impone una multa de $1,000 diarios contra Doral por no rehabilitar la planta. Doral objetó sin éxito la orden de la corte estatal que le impone una carga económica.

Exponen que el FDIC impone multas entre $5 mil a $1 millón diarios a los bancos que incumplan con sus acuerdos previos. “Esta penalidad sería fatal para las operaciones de Doral como institución financiera”, expresa la demanda radicada por el bufete Gurley Vitale.

Los demandantes piden al Tribunal Federal que adjudique los derechos y obligaciones, si alguno, entre Doral, el FDIC, la Corte de Primera Instancia, la JCA y SIGA, mediante una sentencia declaratoria.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir