Continuar a ElVocero.com

Juicio de Pablo Casellas concluiría antes del viernes

En el segundo día de juicio contra el excorredor de seguros, cinco personas se sentaron en la silla de los testigos
casellas
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 6:17 pm

El juicio contra Pablo Casellas podría concluir antes del viernes, ante la celeridad con la que transcurre el proceso, según anticipó el juez federal Joseph Goddwin.

En el segundo día de juicio contra el excorredor de seguros, cinco personas se sentaron en la silla de los testigos. Estos fueron el agente del “Task Force” de Crímenes Violentos del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Rafael Díaz Berríos, el presidente del Club Metropolitano de Tiro Francisco González, la examinadora del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), Julia Hernández, el emergenciólogo del Auxilio Mutuo doctor Fermín Hernández y el supervisor del FBI Gregory Gruel.

Díaz Berríos relató que Casellas le dijo que tres individuos estaban en el área del polígono de tiro, que vio cuando dos de ellos le dispararon por la parte posterior de su vehículo Acurad MDX. Uno de ellos salió de la maleza y le apuntó con un arma de fuego y lo obligó a sentarse en el asiento del conductor. Acto seguido, le quitó la cartera y el reloj y le disparó.

El agente manifestó que Casellas le contó que en un momento dado, le dijo al asaltante que tenía dos armas de fuego en el baúl del carro –una pistola FN Five Seven (el arma con la que asesinó a su esposa Carmen Paredes) y el rifle calibre 22. La versión que Casellas ofreció a Díaz Berríos contrasta con la que ofreció al agente de la Policía Ricardo Costales y al abogado Andrés Nevares, quien lo socorrió tras el supuesto “carjacking” y al emergenciólogo del Hospital Auxilio Mutuo, doctor Fermín Hernández.

El galeno declaró que fue quien atendió a Casellas al llegar a la sala de emergencia en el Hospital Auxilio Mutuo, luego del “carjacking”. El galeno señaló a preguntas del fiscal federal Michael Gilfarb que Casellas presentaba dos orificios de bala – de entrada y salida- en le brazo derecho.

Relató que Casellas le explicó que había sido víctima de un asalto de vehículo a mano armada. “Me dijo que lo habían amenazado con una pistola. Entonces intentó salir por la ventana del pasajero que estaba rota y que salió por la ventana fuera de la guagua”, narró. Hernández señaló que atendió a Casellas unos 10 ó 15 minutos. Goodwin le llamó la atención a Gilfarb y a Rebollo por conducir largos interrogatorios al médico y que sin embargo éste sólo atendió a Casellas entre 10 a 15 minutos.

El juez se mostró un poco cansado, ya que en varios momentos pareció quedarse dormido. Por otro lado, González, testificó que el día del alegado “carjacking” , el 17 de junio de 2012, el Club Metropolitano de Tiro estaba cerrado por ser Día de los Padres. Explicó que en el polígono de tiro estaba prohibido disparar con rifles y pistolas cortas. Expuso que solo se podía disparar con escopetas.

Relató que en dos ocasiones le llamó la atención a Casellas porque practicó tiro al blanco con armas cortas, a pesar de que estaba prohibido. Ambos incidentes ocurrieron antes del “carjacking”. Asimismo, testificó Julia Hernández Arroyo examinadora de evidencia digital del Instituto de Ciencias Forenses (ICF). La testigo evaluó la
computadora de Casellas, quien tenía dos cuentas de correo electrónico. La evaluación fue hecha con el consentimiento de Casellas. En una de las cuentas el acusado recibió un correo electrónico del Club de Tiro Metropolitano el 11 de junio de 2012, en el que se le informaba que el 17 de junio iba a estar cerrado por ser
el Día de los Padres.

Hernández Arroyo aseguró que el correo electrónico fue leído ese mismo día. Durante el contrainterrogatorio de Rebollo, la testigo manifestó que no podía precisar quién abrió el mensaje. La familia de Casellas no ha acudido al Tribunal Federal para presenciar el juicio.

Sobre el particular, Rebollo indicó a la prensa que el acusado prohibió a sus hijas a presenciar el proceso. Asimismo, manifestó que él y su cliente tomaron la decisión de que ninguno de los familiares acuda al Tribunal Federal para no crear distracciones.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir