Continuar a ElVocero.com

La maternidad es el mejor papel de Drew Barrymore

“Yo jamás hubiera criado un bebé en un ambiente a medias. Probablemente ni siquiera hubiese tenido hijos si no hubiera encontrado el hombre perfecto. Yo creé el ambiente correcto”, asegura Drew Barrymore, madre de dos.
blended.jpg
Se reúne nuevamente en la pantalla grande con Anda Sandler en ‘Blended’. Suministrada
Por Fabián Waintal, EL VOCERO 4:00 am

Hace tiempo que Drew Barrymore dejó de ser una rebelde sin causa en Hollywood. Y después de haber experimentado todo tipo de comedias románticas, en la ficción como la vida real, finalmente acentó cabeza y el verdadero rol de madre y esposa, hoy es mucho más importante que el cine.

Reuniéndose una vez más con Adam Sandler, en la película ‘Blended’, Barrymore protagoniza la historia de una madre y un padre soltero que después de salir en una pésima cita a ciegas prometen no volver a verse de nuevo, aunque el destino los vuelve a reunir cuando los dos deciden irse de vacaciones a Sudáfrica, con sus hijos.

¿Se volvió una costumbre verte en películas con Adam Sandler una y otra vez?
En cierto aspecto tenemos una química muy magnética y aprecio mucho lo que él hace. Nunca estuvimos de novios, siempre fuimos amigos. Es una persona muy divertida. Y su estilo de comedia siempre tiene buen corazón. Amo los hombres que hacen lo que él hace. Él hace reir a la gente y no lastima a nadie en el intento.

Tu personaje de la película ‘Blended’ tiene todo muy organizado ¿En la vida real te gusta ser así?
Yo trato de dejar todo en su lugar, pero eso es todo. Nunca tuve los genes de una persona muy organizada. Mi escritorio no me importa para nada, pero me fijo que mi bolsa de pañales tenga todo lo necesario, esa es mi única preocupación. Ya no me preocupa perder mi tarjeta de crédito por 50 vez.

¿Pudiste llevar a tu hija al rodaje de Sudáfrica?
Llevé a todos a Sudáfrica. Teníamos las escenas a la noche y quería pasar el resto del día con mi hija. Fuimos a un safari, en un momento de locura. Y ella no tiene nada de miedo, se puso a jugar con un bebé elefante… todavía tengo la foto, en un portarretratos, al lado de mi cama.

¿La maternidad es el rol más difícil que tuviste en la vida?
Yo tuve el lujo de vivir toda una vida antes. Estaba lista a no pensar más en mi y concentrarme en un bebé. Eso me ayudó realmente. Ya no hago tanto cine, tampoco. Trabajo mucho desde casa, trato de estar en casa todas las noches y no tengo nadie que cuide al bebé durante el fin de semana.

¿Quiere decir que tu vida cambió por completo desde que te volviste mamá?
Simplemente quería hacer las cosas bien. Yo jamás hubiera criado un bebé en un ambiente a medias. Probablemente ni siquiera hubiese tenido hijos si no hubiera encontrado el hombre perfecto. Yo creé el ambiente correcto.

¿El estilo de vida también es diferente?
Mi estilo de vida es increíblemente diferente. Ahora soy mucho más conservadora. Mi vida es mucho más tranquila. Quise crecer, hoy soy mucho más madura. Todo lo que me importa son los bebés ahora.

¿Y el trabajo de madre se compara con el trabajo de actriz?
Es algo natural, pero el trabajo es tremendo, todo el día. Pero no hay nada mejor, 99% es para el bebé y solo queda un 1% para mí. Y al final del día, igual me siento culpable de no haberles dado un 100% de tiempo a mis hijos.

¿Alguna regla indispensable que aplicas como madre?
Afecto y disciplina también es muy importante. Estar todo el tiempo, no dejar que otra persona críe mi bebé, es importante.

¿Te gustaría que tus hijos también sean actores?
Yo no quiero que sean actores, cuando tengan 18 harán lo que quieran, pero antes no. Tampoco quiero que tengan teléfonos celulares hasta cierta edad.

Justamente, una de las grandes quejas de Drew Barrymore siempre fue que la madre Ildiko Jaid había cumplido mejor el rol de representante artístico, que el de madre. Y en algún momento ya había dicho “Con mi madre tuvimos una relación torturante que nos causó daño a las dos, pero también idealizó la relación con mi padre. Él nunca había estado en mi vida y por lo tanto, nunca lo vi cometer errores. Fue el hombro de mi madre el que soportó toda la culpa de mi rebelión”.

Evitando repetir el pasado con sus propios hijos, Barrymore todavía no había cumplido un año cuando apareció en el primer comercial, con la publicidad de comida para perros ‘Puppy Choice’. A los cuatro, debutó en cine y a los siete ya había pisado la cima del éxito como la más jovencita de la famosa película ‘E.T’, gracias a la barita mágica de su padrino, Steven Spielberg. Pero esa misma fama que abrió puertas a los mejores lugares, también abrió el peor camino, utilizando el trabajo para no ir a la escuela, criándose en un ambiente de adultos donde comenzaron los peores errores. A los nueve años había empezado a fumar cigarrillos, después siguió el alcohol, marihuana y cocaína. Después de varias terapias y un intento de suicidio al cortarse las venas de la muñeca, Drew logró superar el drama de las drogas y el alcohol, recién a los 15 años. Un pésimo ejemplo que incluso documentó en la autobiografía ‘Pequeña niña perdida”, con la intención de ayudar a otras adolescentes que eligen la misma trágica ruta.

El cine resultó la mejor terapia, con el personaje de ‘Sugar’ en ‘Batman Forever’ o la primera película con Adam Sandler ‘The Wedding Singer’. Incluso se convirtió en productora de cine, cuando consiguió los derechos de la superproducción de ‘Los Angeles de Charlie’ y se convirtió en la superestrella de comedias románticas como ’50 First Dates’, ‘Fever Pitch’, ‘Music and Lyrics’ o la película ‘Blended’.

¿Qué significó en tu vida la película de ‘E.T’, más allá de la fama?
Yo necesitaba actuar y ‘E.T’ ayudó a conseguirlo, me dio la estructura que yo necesitaba. Yo creo que esa película me salvó la vida.

¿Y crees que los extraterrestres como E.T. existen de verdad?
Estaría loca si no creyera que hay algo más allá afuera. ‘E.T’ todavía es algo especial para mi, no veo la hora de mostrarla a mi hija Olive.

En tu juventud también pasaste por cierta etapa de rebeldía y después no paraste de trabajar. ¿Era una forma de escaparte de la realidad?
Supongo que sí. El trabajo hoy pasó a un segundo plano. Si iba a tener hijos cerca de los 40, en vez de los ’20 o ’30, estaba bien. Necesitaba tiempo, porque yo no tuve buenos ejemplos para aprender en mi juventud. Pero siempre tuve buen gusto con la gente, seguí a aquellos que estaban muy estables o sabían resolver problemas. Es algo que admiro en la gente y es algo que siempre me atrae. No quise repetir lo mismo que me pasó a mí. Y lleva tiempo aprenderlo.

¿Steven Spielberg fue una influencia positiva en aquel principio de tu carrera?
Steven Spielberg fue una persona amorosa, me enseñó mucho y construyó la confianza que le tengo. Pero cuando mi hija se cuelga de mis brazos y se siente segura conmigo, es una buena señal que voy por el buen camino.

Drew Barrymore recién había cumplido los 19 años cuando se casó por primera vez, el 20 de marzo de 1994, con el productor Jeremy Thomas, en la misma época que estaba filmando la película ‘Batman Forever’. Pero el matrimonio ni siquiera duró un año y para el estreno de ‘Batman’, ya estaba divorciada. El 7 de Julio del 2001, se casó por segunda vez, con el mismo actor Tom Green que había interpretado el personaje de Chad en ‘Los Angeles de Charlie’. Pero ese matrimonio duró todavía menos, porque se divorció el 15 de octubre del 2002. Recién con el actor y el experto en arte, Will Kopelman (el hijo del ex presidente de Chanel, Arie Kopelman), Drew retomó finalmente el buen camino del amor, casándose el 2 de Junio del 2012, cuando ya estaba embarazada de su hija Olive, que nació el 25 de septiembre del 2012; además de haber tenido hace muy poco a la bebita Frankie, que nació el 22 de abril pasado.

¿Qué es lo que te enamoró tanto de tu esposo, Will Kopelman, para finalmente decidirte a formar una familia?
Mi esposo tiene buenos valores y es la clase de familia que quiero para mis hijos. Es una buena persona y sentí que era la persona correcta.

¿Y mejoró tu aprecio por el arte desde que te casaste con un especialista en la materia?
La verdad, respeto más sus ojos. El ve las cosas como nadie las ve. Es muy detallista y preciso. Yo no soy para nada así.

¿Cuál es tu filosofía de la vida, hoy?
No deberíamos concentrarnos en lo que no existe, nos volvemos muy sínicos y nos enojamos muy fácil cuando no podemos apreciar las cosas y solo nos enfocamos en lo que no existe. Hay que concentrarnos en el lado positivo.

¿Te parece tan fácil ver siempre el lado positivo de la vida?
Bueno, también tengo un lado oscuro, te lo juro.

¿Y qué lados positivos de la vida te ayudan en la vida?
Yo creo en la felicidad, ser buena con la gente, sonreír a alguien y ser amable. Eso hace que tu día sea mucho mejor.

¿Algún otro lado de tu personalidad que te gustaría mejorar?
Yo nunca voy a dejar de mejorar. Creo que soy muy buena en ese sentido. Si algo me sale mal, lo intento de nuevo. Siempre fui así. Si sobreactuó con alguien, nunca dudo en pedir perdón. Siempre trato de arreglar las cosas.

¿Algún consejo maternal para las admiradoras que te siguen?
Hoy no hay tanta presión en la sociedad. Yo creo que hay que mostrar el ejemplo, porque nadie lo hizo conmigo. Lo importante es ser auténticos en como queremos que nuestros hijos vivan sus vidas.

El 22 de febrero vas a cumplir los 40 ¿Te preocupa el paso de la edad o llega en el momento perfecto?
Me encanta envejecer (ríe). No quiero volver al pasado. Con el paso de la edad mejoro cada vez más. Y si es mí último año de los ’30, quiero hacer algo divertido para cuando cumpla 40. Los cumpleaños son una buena razón para juntar a los amigos.

¿Amigas como Cameron Diaz?
Sí. Nos volvimos inseparables desde que hicimos la película de ‘Los Angeles de Charlie’. Es un grupo de ocho mujeres que somos amigas desde hace 15 años.

¿Qué hacen dos actrices tan famosas, juntas, cuando no están trabajando?
Nos gusta salir, tomar vino, hacer gimnasia. Ahora nos encanta el Zuma, quedé embarazada justo después de empezar. Y una salida ideal es ir a comer y hacer ejercicios, sin nada de compras.

¿Qué te gustaría aprender de Cameron Diaz, por ejemplo?
- A mi me encanta la cocina y Cameron cocina muy bien. Me gustan las pastas y las sopas. Y pienso ir a Italia, para aprender a cocinar, este verano. En la cocina soy muy poco sensual, trato de preparar todo, pero se ve muy mal, la cocina se ve muy estresada. Pero cuando cocino, me concentro muchísimo. Ni siquiera puedo hablar.

También escribiste un libro sobre corazones ¿Qué hay que hacer para encontrarlos?
Empieza a verlos, ese es el truco. Todos sabemos donde están. Hay que encontrarlo en alguien que te haga sentir bien sobre la vida, alguien con quien te sientas mejor como persona.

Fabián Waintal, EL VOCERO

Fabian Waintal comenzó a escribir profesionalmente a los 16 años en su natal Argentina. Se trasladó a Los Ángeles en 1990, donde ha residido desde entonces, especializándose en entrevistas de corte internacional, particularmente relacionadas al mundo cinematográfico. Ha cubierto los premios Oscar por 25 años y ha sido productor ejecutivo de la transmisión internacional de televisión de los premios de la Academia en dos ocasiones.Ha entrevistado a destacadas luminarias del cine como Brad Pitt, Johnny Depp , Katy Perry, Tom Hanks , Jennifer Aniston, George Clooney , Angelina Jolie, Leonardo DiCaprio y Cameron Diaz , por mencionar algunos.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir