Larga y tendida conversación entre autonomistas y soberanistas

Dentro del PPD existe un reclamo mayoritario de que en cualquier definición del ELA los puertorriqueños mantengan el derecho a la ciudadanía estadounidense por nacimiento
PPD
EL VOCERO / Archivo
Por Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO 4:00 am

Ya sea en el Estado Libre Asociado Soberano que propone el sector soberanista del Partido Popular Democrático (PPD) o el Estado Libre Asociado Mejorado que propone el sector autonomista de esta colectividad, ambas vertientes presentan interrogantes que tendrán que ser discutidas por el partido y luego aprobadas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, antes de ser incluidas en el nuevo plebiscito de estatus impulsado por el gobernador Alejandro García Padilla.

El primer ejecutivo dijo, a preguntas de EL VOCERO, que dentro del PPD existe un reclamo mayoritario de que en cualquier definición del ELA los puertorriqueños deben mantener el derecho a la ciudadanía estadounidense por nacimiento.

Sin embargo, queda por ver cuál será la contestación del Departamento de Justicia federal cuando se le plantee la necesidad de que Puerto Rico obtenga mayores poderes, pero conserve la ciudadanía por nacimiento, tal y como en el presente.

El Informe del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca sobre el estatus de Puerto Rico establece solo cuatro opciones de estatus político “permisibles”: Estadidad, Independencia, Libre Asociación y Estado Libre Asociado (ELA).

Este informe establece que con el ELA, “Puerto Rico seguiría regido, como lo está ahora, por la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos”.

Además, el informe del ‘Task Force’ de la Casa Blanca indica que las propuestas en el ELA que crearían una relación entre Puerto Rico y el Gobierno federal que no podrían alterarse excepto por mutuo consentimiento “siguen siendo problemáticas en términos constitucionales”.

“El Gobierno del presidente (Barack) Obama ha examinado desde una nueva perspectiva el asunto de las cláusulas de consentimiento mutuo y ha concluido que no sería posible poner en práctica dichas disposiciones porque un Congreso futuro podría optar por modificar la relación unilateralmente”, esboza el documento.

En tanto, la Libre Asociación, según el mismo ‘Task Force’ de la Casa Blanca, “es un tipo de independencia” que “establecería un acuerdo mutuo que reconocería que Estados Unidos y Puerto Rico están estrechamente ligados” y “se basa en la soberanía nacional de cada País, y cada nación puede unilateralmente poner fin a la asociación”.

No obstante, el ‘Task Force’ deja claro que en la Libre Asociación las personas “pueden trabajar y asistir a instituciones educativas en Estados Unidos, pero no son ciudadanos estadounidenses”.

El informe establece que solo los puertorriqueños que son ciudadanos estadounidenses al momento de la transición de estatus podrán retener la ciudadanía estadounidense.

En la actualidad, los hijos de ciudadanos estadounidenses- nacidos fuera de Estados Unidos y sus territorios- pueden obtener la ciudadanía a través de sus padres pero con restricciones y pagando ciertas tarifas.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) establece que el padre o madre que quiere transferir la ciudadanía a sus hijos debe haber residido en Estados Unidos o en sus territorios cinco años previo al nacimiento del menor, y dos de estos cinco años debían ser luego de cumplir 14 años.

Las tarifa para solicitar un certificado de ciudadanía es $600 más los gastos que pudiera conllevar la asesoría legal.

El tema de la ciudadanía a través de los padres o por “derecho de sangre” ha estado en discusión siempre que se discute la posibilidad de que Puerto Rico ya no esté bajo la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos.

De acuerdo al autonomista José Alfredo Hernández Mayoral “el asunto de la ciudadanía americana es la debilidad principal de la oferta soberanista” dentro del PPD.

Ante el informe del ‘Task Force’, Hernández Mayoral asegura que los soberanistas propondrían la ciudadanía americana por sangre.

“Esa (la ciudadanía americana por sangre) no va a satisfacer a los puertorriqueños porque requiere vivir en Estados Unidos cinco años, registrar al hijo en una embajada y pagar cierta cantidad de dinero. Serían pocos los que puedan cumplir con eso”, sostuvo.

El también miembro de la Junta de Gobierno del PPD aseguró que los hijos de la comunidad inmigrante que residen en Puerto Rico perderían el derecho de obtener la ciudadanía estadounidense al haber nacido en la Isla.

“Los inmigrantes que residen aquí tendrían que someter a sus hijos a un proceso de naturalización que hoy no se requiere”, agregó.

El panorama se complica al pasar de los años, cuando futuras generaciones tengan que mudarse a Estados Unidos para cumplir con el requisito de haber vivido cinco años en territorio estadounidense. Algunas familias no podrán mudarse tan fácilmente y perderían la oportunidad de trasferir la ciudadanía estadounidense a sus hijos.

Por su parte, el soberanista Ramón Luis Nieves dijo a EL VOCERO que el ELA Soberano puede seguir brindando la ciudadanía estadounidense por nacimiento.

Agregó que “las etiquetas no son necesarias” y rechazó que el Estado Libre Asociado Soberano sea lo mismo que la Libre Asociación.

“El ELA Soberano es la evolución natural del Estado Libre Asociado que tenemos. Basados en el ELA que tenemos, queremos conseguir mayores poderes para desarrollar la economía, conservando la ciudadanía americana y que se elimine unos renglones negativos como son las leyes e cabotaje. Todo se incluye en un pacto de asociación entre ambos países, que no puede ser alterado unilateralmente por ninguna de las partes en el futuro”, contestó el también senador del PPD.

Nieves agregó que el ELA Soberano “va ser tan único como el acuerdo de las Islas Marianas como lo acuerdos en el Pacífico” con Estados Unidos.

“La asociación que Puerto Rico pueda pactar con Estados Unidos no va ser comparable a otras experiencias porque tenemos unas circunstancias bien particulares”, agregó.

En tanto, el soberanista Luis Vega Ramos coincidió en que no hay nada en la Constitución de Estados Unidos, en las leyes aprobadas por el Congreso ni en las decisiones del Tribunal Supremo de Estados Unidos que impidan que la ciudadanía estadounidense continúe por nacimiento en el ELA Soberano o fuera de la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos.

Sin embargo, Hernández Mayoral vio cuesta arriba que Estados Unidos acepte mantener la ciudadanía por nacimiento si, según el Pacto de Asociación redactado en 2010 por Nieves e impulsado por el senador Antonio Fas Alzamora, se requiere que Puerto Rico tenga control del tránsito e inmigración y la aduana.

“Es bien improbable que en un escenario de Libre Asociación Estados Unidos esté abierto a la idea de mantener la ciudadanía por nacimiento porque Estados Unidos pierde el control. Ellos (los soberanistas) plantean que las declaraciones de guerra no le aplicarían a Puerto Rico, pero si Puerto Rico es atacado Estados Unidos estaría obligado a defendernos”, sostuvo.

Nieves y Vega Ramos apostaron a que los puertorriqueños podrán negociar estos términos con Estados Unidos. Nieves habló de un control de inmigración dual donde Puerto Rico contrala la entrada a la Isla y Estados Unidos controla quien sale de Puerto Rico hacia Estados Unidos.

Diferenciaron además el caso de Puerto Rico- que tiene la ciudadanía estadounidense por nacimiento desde 1917- al de la Islas del Pacífico porque “nunca tuvieron la ciudadanía americana y nunca la pidieron”.

Ambos soberanistas aseguraron que “solo falta voluntad política” para lograr este tipo de acuerdo con Estados Unidos.

“Todas las opciones de estatus requieren voluntad política. En la estadidad tiene que haber la voluntad política de darla, para una transición a la independencia tiene que haber la voluntad política de Estados Unidos de pactar esa transición ordenada y aún para un ELA territorial hace falta voluntad política de que digan que puede haber mutuo consentimiento bajo la Cláusula Territorial cosa que reiteradamente por los últimos 30 años han dicho que no se puede”, concluyó Vega Ramos.

El senador Nieves dijo, a preguntas de EL VOCERO, que no entraría en la especulación cuando se le preguntó cuál sería el plan ante la posibilidad de que Estados Unidos se sostenga en que las únicas opciones de estatus permisibles son las que establece el ‘Task Force’: Estadidad, Independencia, Libre Asociación y ELA.

Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO

Graduada de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras con nueve años de experiencia como periodista en prensa escrita, radio y televisión.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir