Las ideas que funcionan (Primera Parte)

La semana pasada presenté algunas de estas soluciones en el contexto de la conferencia “Nuestra Economía y el Desarrollo del Mercado Laboral en Puerto Rico”
MIGUEL_ROMERO_4
Por Miguel Romero 4:05 am

Puerto Rico tiene solución; y nuestra Ciudad Capital de San Juan también. Solo basta estudiar los ejemplos de otras jurisdicciones que han confrontado problemas similares, aprender de sus modelos de éxito y tener la voluntad de implantar aquí las ideas y soluciones que funcionan.

La semana pasada presenté algunas de estas soluciones en el contexto de la conferencia “Nuestra Economía y el Desarrollo del Mercado Laboral en Puerto Rico” que tuve el honor de dictar ante estudiantes y miembros de la facultad de la Universidad del Turabo como conferenciante invitado de la Biblioteca Museo Pedro Rosselló.

En la conferencia pude describir cuáles son los problemas estructurales que afectan a nuestra economía, cómo las políticas fiscales y económicas del actual gobierno han recrudecido la crisis socioeconómica en la que nuestra condición colonial nos mantiene sumergidos, y cuáles son las soluciones que podemos implantar para retomar el camino del progreso.

Llevo varios meses estudiando los casos de diferentes países, estados de la unión y ciudades que atravesaron por problemas similares a los nuestros y que lograron implantar ideas, modelos y políticas públicas que han resultado exitosas para sacarlos de la crisis económica.

Quisiera compartir con ustedes algunas de estas ideas y soluciones. El estado de California, por ejemplo, llegó a tener en el 2009 un déficit de $15 billones de dólares en un presupuesto de $90 billones de dólares. Cuatro años más tarde llegaron a tener un superávit de $4.2 billones.

¿Cómo lo hicieron? Aquí algunas medidas que implantaron y que en Puerto Rico Isla se pudieran comenzar inmediatamente: 1.) mantuvieron una rigurosa disciplina fiscal, 2.) no aprobaron presupuestos mayores, 3.) redujeron costos excesivos en las agencias hasta en un 50% en algunos casos, 4.) disminuyeron el gasto público excesivo, 5.) aumentaron de forma temporal algunos renglones de impuestos.

Al mismo tiempo, en California identificaron varios retos, o áreas de oportunidad, para alentar el crecimiento económico. Entre éstas están un sistema de permisos demasiado riguroso que desalienta la inversión privada, por lo que ya están trabajando unas reformas integrales para hacer el sistema de permisos más ágil y eficiente.

Otra área de oportunidad es el sistema contributivo, demasiado cargado y volátil—en especial en lo que se refiere a los impuestos sobre las ganancias de capital (“capital gains”) —por lo que están estudiando su modificación. Por último, se han dado también a la tarea de reformar el sistema de pensiones del estado.

Las soluciones que implantó California son consistentes con las que un informe del 2012 del Banco de la Reserva Federal de Nueva York recomendó para Puerto Rico: 1.) reducir las barreras para la creación de empleos, 2.) reformar la industria de energía, 3.) fomentar la cooperación entre universidades y las industrias, 4.) reducir los costos de hacer negocios, 5.) promover el análisis independiente de política pública.

Como podrán ver, la rueda no hay que reinventarla. Las experiencias de otras jurisdicciones nos alumbran el camino; sólo hay que tener la voluntad de dar un paso al frente sabiendo lo que hay que hacer por el bien de nuestra economía. Durante las próximas semanas, compartiré con ustedes las recetas de éxito en ciudades como Atlanta, GA; Harrisburg, PA; y Portland, OR y les presentaré ideas que estoy convencido podemos implantar con éxito aquí para fomentar el desarrollo económico y social de nuestra Ciudad Capital.

Miguel Romero

Ex secretario de la Gobernación y del Trabajo


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir