Listos para lo que venga

Suplidores y ‘placeros’ dejan saber su sentir respecto a la sequía que azota a Puerto Rico y cómo se refleja en sus operaciones
P7
De continuar el patrón de falta de lluvia, este se reflejaría directamente, tanto en las cosechas de frutas y vegetales, como en su precio. EL VOCERO / Agustín Santiago
Por Stephanie Gómez Álvarez, EL VOCERO 4:00 am

Escasez de frutos locales, importación de vegetales y frutas y precios más altos para los consumidores, fue lo que anticiparon los suplidores de productos de la tierra en momentos en que el País atraviesa por una sequía que registra ya niveles históricos en la temperatura.

El propietario del establecimiento mayorista Padilla Rivera Products, Federico Padilla, dijo que el escenario actual es peor del que se vivió en el año 1994, donde también se reportó una sequía, debido a que se producen menos productos localmente, los costos del agricultor han aumentado y los robos en las fincas.

“La verdad es que todos los frutos que son de aquí se están afectando. Todo está bajando (producción). El plátano está escaseando y ya está más caro. La china salió más pequeña y los árboles se estaban dañando, en los aguacates hay una merma este año en cantidad y así sucesivamente los otros productos. La cebolla se dio poca y se acabó, en este tiempo se supone todavía haya”, detalló Padilla, quien lleva más de 30 años en este negocio.

Además, manifestó que en el caso de la papaya, esta se madura rápido, pero “no tiene el sabor que tiene que tener”. Sobre los guineos, explicó que las matas “se están doblando mucho y no está engordando el fruto”. El comerciante enfatizó que para que el guineo y el plátano se de en condiciones óptimas, necesita mucha agua y sol.

“Mayormente lo que sucede cuando el producto es poco es que los mayoristas importadores traen (importan) productos, pero es más caro y no es la misma calidad…Si no llueve el producto va escasear más y su costo va a ser mayor. Afecta a todo el mundo: al agricultor, al distribuidor y al consumidor”, enfatizó el mayorista.

Por su parte, el comprador de la compañía suplidora, Antúnez & Sons Produce Inc., Randolph Antúnez, dijo a este diario que de los frutos locales que distribuye a las grandes y pequeñas cadenas de supermercados, el pepinillo y la berenjena ya escasean.

“Se van a afectar los agricultores y esto va a motivar precios más altos y que se importe más. El precio del alza va a depender de la disponibilidad del fruto en el otro país desde donde se va a importar”, explicó Antúnez. Productos que aún hay buena existencia, indicó, son el melón de agua y la calabaza.

De otra parte, el presidente de la suplidora Frigorífico Vallejo Inc., Luis Gómez, indicó que todavía no había sentido el efecto de la sequía en los productos locales que distribuye a los hospitales, cafeterías y restaurantes. Sin embargo, puntualizó que de tener escasez de productos, el Departamento de Agricultura autoriza a importar productos.

A nivel de placeros, los efectos que se han sentido han sido mínimos.

En un recorrido que realizó EL VOCERO por la Plaza de Santurce se observó que todos los vendedores contaron con una amplia variedad de productos locales y la mayoría aseveró que al momento no han notado una merma en su inventario.

Jorge Otero, empleado de la Placita de Tito, sostuvo que el único producto que ha notado que ya escaseó es el recao ancho, el cual ya se exporta de Costa Rica. La Placita Rodríguez, Placita Los Dos Hermanos y la Placita Fuad Othman cuentan con los productos acostumbrados de temporada, dijeron su empleados.

Se estima que las pérdidas en este sector podrían ascender a los $100 millones. Al momento la categoría de sequía de Puerto Rico es de B-1 según la escala del Departamento de Agricultura Federal. Se necesita que la clasificación de la Isla sea B2 para poder declararla zona de desastre y recibir ayudas federales.

Stephanie Gómez Álvarez, EL VOCERO

Editora de la página web ElVocero.com y profesora universitaria graduada del Departamento de Comunicación de la Universidad de Sagrado Corazón.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir