Continuar a ElVocero.com

Llamado a la razón

La Asociación de Productores de Energía Renovable insta al Gobierno para que agilize la puesta en marcha de los proyectos sugeridos, lo que representará una inversión de al menos $2,800 millones
ERG_1625
Por Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO 4:02 am

La industria productora de energía renovable puede ayudar en el desarrollo económico de la Isla con la creación de unos 5,800 empleos en la etapa de construcción y otros 3,000 permanentes, aseguró el director ejecutivo de la Asociación de Productores de Energía Renovable (APER), Julián Herencia.

Luego que la firma Estudios Técnicos realizó un informe sobre el impacto económico que puede tener esta industria en la Isla, Herencia se presentó ayer ante la Cámara de Comercio para ejemplificar el impulso económico que producirá el desarrollo de este tipo de proyectos de energía renovable.

“La cartera completa de proyectos de energía renovable o repotenciada es un impulso a la economía de Puerto Rico. Y con ese impulso a través de los empleos inducidos es cuando el comercio general en Puerto Rico se nutre y  se puede beneficiar”, indicó.

El portavoz de APER aseguró que el impacto económico que tendrá el desarrollo de proyectos de energía renovable se verá de inmediato y con la inversión de al menos $2,800 millones se crearán empleos bien remunerados para los puertorriqueños y residentes de la Isla.

“A cada una de las personas le corresponde asumir su responsabilidad de exigir que estos proyectos que se acaben de aprobar de una vez y por todas y que saquen su tablita para que a la hora de aprobar la reforma energética estén claros en quién apoya qué tipo de reforma, porque la reforma es lo que va a romper la inercia y permitir que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) se mueva hacia el futuro”, invitó a la Cámara de Comercio.

Herencia recordó que ha pasado más de un mes desde que inició la renegociación de los contratos con los productores de energía renovable, pero todavía la AEE no ha anunciado los resultados finales para poder determinar cuándo empezarán los proyectos.

“Lo difícil de esto es la ambigüedad. La AEE dijo que se renegociaron seis o siete proyectos; no hay precisión de si son seis o siete. De esos, seis son miembros de la APER. Pero aquí lo importante en el proceso de renegociación es que no se caiga a lo que había en el pasado. Se necesita que haya uniformidad y que le apliquen las mismas exigencias a todos los proponentes por igual”, sentenció.

El Director Ejecutivo de la APER recordó que el tiempo apremia porque los incentivos federales para desarrollar proyectos fotovoltaicos vencen en 2016; los incentivos para producir energía eólica vencieron en 2013.

Ante las críticas que han recibido los contratos con algunas productores debido a que contienen un escalador anual de precio de 2 por ciento, la APER aseguró que se debe tener en consideración que el precio del gas natural seguirá en aumento y que los combustibles fósiles pertenecen a un mercado de previo volátil.

Herencia reconoció que la AEE ha trabajado con el reclamo de los productores para definir los Requisitos Mínimos Técnicos (MTR, por sus siglas en inglés). Sin embargo, dijo que todavía la corporación pública no los ha plasmado en un documento final.

A pesar de los choques entre  el Ejecutivo y el Legislativo, Herencia opinó que los proyectos para reformar la AEE pueden compaginarse. Herencia señaló que una reforma energética debe tener una comisión reguladora “con dientes” para auditar e investigar la operación de los productores de energía sin que medie una querella.

Además dijo que las querellas del consumidor promedio no atienden los asuntos técnicos por lo que es importante que la entidad reguladora pueda investigar basada en auditorias periódicas a todos los productores. Asimismo, destacó que la comisión debe tener la potestad de evaluar los parámetros de eficiencia y no limitarse a regular tarifas.

“Si vamos a rehacer las leyes para bajar los requisitos no estamos haciendo nada. Hawai tiene las mismas turbinas que tenemos aquí y ya produce 15 por ciento de energía renovable”, manifestó. Puerto Rico solo genera 1 por ciento de su energía a través de fuentes renovables.

Herencia opinó que se debe trascender el debate que genera la palabra privatización. “El juego  palabras entre privatizar y competir porque la misma AEE ha dicho que no tiene problemas compitiendo siempre y cuando se le libre del lastre de los incentivos y los subsidios que tienen que dar y ahí la APER está de acuerdo”, apuntó.
La AEE provee al menos $300 millones anuales en subsidios y créditos a los Municipios, a las industrias y hoteles.

Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO

Graduada de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras con ocho años de experiencia como periodista en prensa escrita, radio y televisión.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir