Continuar a ElVocero.com

Llamado a recobrar la confianza de todos

Sonia Sotomayor atribuyó la falta de confianza en los jueces al hecho de que muchas de las decisiones que tienen que tomar son difíciles y no tienen una contestación en blanco y negro
vr0506008-30pC-Jueza
EL VOCERO / Eric Rojas
Por Maricarmen Rivera Sánchez, EL VOCERO 4:00 am

Al aceptar un doctorado honoris causa en Derecho de la Universidad de Puerto Rico, la jueza asociada de la Corte Suprema de Estados Unidos, Sonia Sotomayor reconoció la necesidad de fortalecer la confianza del pueblo en los tribunales y exhortó a las escuelas de derecho a enfocarse en enseñarle ética a sus estudiantes.

Sotomayor atribuyó la falta de confianza en los jueces al hecho de que muchas de las decisiones que tienen que tomar son difíciles y no tienen una contestación en blanco y negro. La otra razón, y en la que más profundizó, es la percepción de que los jueces y juezas toman sus decisiones basado en intereses económicos o de alianzas que van más allá de lo que dicta la ley.
La solución a esta desconfianza, dijo, es demostrar objetividad dentro y fuera de la sala. Mencionó como ejemplo que en la corte a la que pertenece, muchas veces los jueces votan diferente a lo que se espera y se relacionan fuera del ambiente laboral aun cuando están en lados opuestos de las controversias.

Más allá, dijo que cuando una organización la invita a una actividad, se asegura también de acudir a actividades de organizaciones que favorezcan el otro punto de vista.
“Nunca debemos socializar privadamente con los abogados y las personas que llevan casos a nuestras cortes y debemos mantenernos alejados de eventos políticos. Puede que sea más difícil en Puerto Rico, donde la comunidad es más pequeña, pero hay pocas cosas que afecten más la credibilidad de un juez que la apariencia de que está entregado a algún interés”, dijo Sotomayor.

“A pesar de nuestras diferencias sobre cómo vemos la justicia es importante ver que en muchos casos votamos en maneras que la gente no se espera en vez de votar en bloques ideológicos”.

Sotomayor se mostró emocionada ayer al recibir el doctorado honoris causa en el teatro de la Universidad de Puerto Rico. En el público estaba su mamá, Celina Báez y su hermano Juan Luis. Fueron varias las veces que habló en un perfecto español y bromeó varias veces sobre sus raíces boricuas.

Al finalizar, hizo una exhortación a las escuelas de derecho para enseñar más sobre asuntos como la ética y felicitó a la Escuela de Derecho por su clínica, en la que atienden casos pro bono.

“En los 22 años que yo llevo sirviendo la judicatura federal, puedo decir con orgullo que siempre he tenido la misma meta: evaluar imparcialmente los hechos y la ley presentado para poder llegar a la conclusión correcta en cada caso. Igualmente puedo decir que mis colegas, en cada nivel, se han enfocado en la misma meta básica”, dijo Sotomayor.

“Eso no significa que hemos llegado siempre a la misma conclusión. Me he encontrado en firme desacuerdo con mis colegas, pero me gustaría pensar que nuestro desacuerdo refleja puntos de vista diferentes respecto a issues complejos”.

El presidente de la Universidad de Puerto Rico, Uroyoán Ramón Emeterio Walker Ramos, resaltó por su parte las probabilidades de que una hispana como Sotomayor llegara al más alto foro judicial de Estados Unidos.
“Para llegar a tan alto foro, hay que ser persona de quilates, con un entendimiento y formación intelectual de primer orden, sensible y firme, de alto sentido y con un historial de servicio que hable por sí solo”, dijo Walker Ramos. “La trayectoria profesional de la jueza Sotomayor así lo demuestra”

Maricarmen Rivera Sánchez, EL VOCERO

Tiene más de 15 años de experiencia como periodista en Puerto Rico y Estados Unidos. Tiene un bachillerato en Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras y una maestría en Periodismo de Indiana University en Bloomington, Indiana.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir