Llegan los nuevos helicópteros de la Policía

Por Miguel Rivera Puig, EL VOCERO 9:58 am
Las naves fueron adquiridas a un costo de $34 millones, pero se desconoce cuando serán entregadas a la Uniformada
vr0123015-30pC-Bel407
EL VOCERO / Archivo

Cuatro helicópteros nuevos, uno de ellos un Bell modelo 407 y los otros tres Bell 429, llegaron recientemente a Puerto Rico, pero se desconoce cuándo serán entregados a la Policía, ya que los mismos se estarán pintando de gris y negro, los nuevos colores de la Fuerzas Unidades de Rápida Acción (FURA) y tan solo uno de los pilotos recibió entrenamiento en Estados Unidos y otro, que no es instructor, está en la ciudad de Dallas, en Texas, entrenándose.

Mientras la Policía, que en una época tuvo alrededor de 12 helicópteros y unos cuatro aviones, tiene un helicóptero en funciones.

Aunque la inversión para las nuevas naves se había estimado en $34 millones, fuentes de la Policía apuntan a que pasará de los $40 millones, más otra suma millonaria por el mantenimiento que fue privatizado. Alrededor de 12 mecánicos de aviación fueron designados a otros trabajos, quedando dos mecánicos en FURA, uno en Ponce y otro en San Juan que servirán de coordinadores.

En la División Aérea de FURA todo parece ser desconcierto. A un grupo de pilotos de aviones le quitaron el diferencial, mientras otros pilotos de helicópteros, que aunque no vuela como el caso de la directora capitana Nilsa Bonilla, se lo siguen pasando.

Los subalternos de Bonilla la acusan de nepotismo, ya que tiene dos cuñados trabajando en la Base de Ponce, y uno de ellos que no está cualificado como instructor, fue enviado a Texas a entrenarse en la nave 407 ya que no está cualificado para los 429. Una vez pase el entrenamiento no podrá entrenar a otros.

Uno de los helicópteros nuevos y otro que fue reparado a un costo millonario, ya está en proceso de terminar de ser pintados en los hangares de la empresa Ecolift, quien vendió las naves a la Administración de Servicios Generales para que sean usadas por la Policía. Se espera que en o antes de marzo las naves estén pintadas y los pilotos entrenados.

En medio de la incertidumbre, el martes al menos dos oficiales de la Superintendencia Auxiliar en Integridad Pública había ido a la base de Ponce para ver las bitácoras de vuelo, y confirmar cuales pilotos habían volado y cuales no. Varios de los pilotos de Ponce habían estado volando sin la autorización del Superintendente.

Temas:    •   • 


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir