Lo revela todo

La exsecretaria asociada de Educación Especial, dijo estar sorprendida con la decisión del secretario, no obstante, denunció que la falta de T-1 no se debe a su inacción
vr0828005-70pBN-Doris
Agustín Santiago/EL VOCERO
Por Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO 4:10 am

El Departamento de Educación enfrenta una vorágine donde están encontradas la versión del secretario Rafael Román y la versión de la ahora exsecretaria asociada de Educación Especial, Doris Zapata, sobre quién tuvo la responsabilidad de que los trabajadores uno (T-1) no estén nombrados y trabajando en los salones de clase.

Zapata fue removida de su puesto el martes en la tarde mediante una carta entregada por una ayudante del titular de Educación.

En entrevista con EL VOCERO, la exsecretaria asociada de Educación Especial, dijo estar sorprendida con la decisión del secretario, pero aceptó que su cargo es uno de confianza.

No obstante, denunció que la falta de T-1 no se debe a su inacción. Zapata aseguró que desde se hicieron las reuniones de organización escolar en abril su oficina identificó que harían falta 2,681 T-1 para el año escolar que empezó en agosto.

Agregó que la función de la secretaria asociada de Educación Especial es identificar la necesidad de los recursos, pero no tiene autonomía para manejar el presupuesto.

“Nuestra responsabilidad es asegurarnos de hacer la petición, pero el proceso de aprobación y de nombrar no es mío sino que recae en otros funcionarios”, aseguró.

Zapata alegó que al menos en dos ocasiones advirtió al titular de Educación que se presentarían problemas en el inicio de clases por falta de los T-1 .

“El 25 de abril esta servidora envió a la señora Lilia Torres, subsecretaria de Administración y Julia Nazario, secretaria auxiliar de Recursos Humanos, los puestos que eran necesarios y el trabajo de ellas era solicitarlos a la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP)”, explicó.

Según la exsecretaria asociada, el 6 de junio se comunicó a través de una carta con ambas funcionarias y OGP para cuestionar el estatus de los puestos solicitados y al no recibir contestación lo informó de inmediato al secretario.

Zapata agregó que el 23 de junio dio seguimiento, pero no fue sino hasta el 1 de agosto que OGP envió la autorización de mil puestos.

“Cuando vi que fueron solo mil (puestos) le levanté la bandera al secretario y le dije que faltaban T-1. Le advertí que vamos a tener una situación con el inicio escolar porque esos niños necesitan sus T-1. Tras ese reclamo, el 6 de agosto me aprobaron 400 puestos más. Cuando me llegan esos puestos, vuelvo y le digo que nos faltan T-1, pero no es sino hasta el 13 de agosto – cuando ya las clases habían comenzado- que me aprueban 700 puestos más. Si se suman dan 2,100 cuando son necesarios 2,681”, explicó Zapata.

La exsecretaria asociada dijo que hasta el lunes de esta semana había 581 estudiantes de Educación Especial que todavía no tenían aprobado su T-1.

“Este mismo lunes el secretario estuvo en mi oficina pidiéndome la radiografía del Programa de Educación Especial, estaba preocupado, pero me dijo que no había dinero”, aseguró.

De otro lado, Zapata explicó que la responsabilidad de la transportación recae en las regiones y la subsecretaria de Administración y no en la Oficina de Educación Especial porque un estatuto federal prohíbe que esta oficina trabaje con los porteadores.

Por segundo día consecutivo, Román no estuvo disponible para entrevista con EL VOCERO, pero sí ofreció declaraciones a su salida del Día de Logros del Taller de Fotoperiodismo.

El secretario de Educación dijo que “si la secretaría asociada de Educación Especial sabe los recursos que le fueron asignados, tiene que propiciar una restructuración administrativa que permita que con los recursos administrativos no se afecten los servicios de los niños, como lo he tenido que hacer yo en otras áreas programáticas”.

Sobre las declaraciones que hizo la senadora popular, Maritere González, para que OGP explicara por qué la tardanza en aprobar las plazas de Educación Especial aunque fueron solicitadas desde abril, el titular de Educación sostuvo que “en abril nadie había pedido puestos a OGP”.

“Los jefes de agencia estábamos trabajando con la petición presupuestaria, y de hecho, el gobernador (Alejandro García Padilla) no había presentado el presupuesto a la Legislatura”, manifestó.

“Todos los puestos que Educación ha solicitado a OGP- cerca de 11 mil- que incluyó maestros, trabajadores 1 y empleados de comedores escolares fueron autorizados en el mes de julio. Y hay otros programas en los que no hubo situaciones”, agregó el titular.

Da su versión OGP
Por su parte, Carlos Rivas, director de OGP, dijo en declaraciones escritas, que “el número de asistentes de educación especial T-1 transitorios solicitado por el Departamento de Educación y aprobado por la OGP fue equivalente al número de transitorios del año previo”.

“La OGP tiene como mandato del Gobernador ejercer su función de fiscalización de forma ágil y con sensibilidad. Así lo ha hecho y lo seguirá haciendo”, agregó Rivas.

EL VOCERO conversó con un extitular de Educación- que prefirió no ser identificado- y aseguró que la subsecretaría de Administración es la división responsable de notificar los puestos necesarios a OGP. Luego de aprobados, son las regiones educativas las encargadas de hacer los nombramientos.

“Las regiones educativas hacen los nombramientos porque son los nexos políticos de (Departamento de) Educación con el partido. Lo que hay que determinar es cuándo llegaron esas plazas a las regiones”, sostuvo el exsecretario.

Al mismo tiempo, advirtió que el problema se seguirá repitiendo año tras año hasta que no se enmiende la ley para que se puedan hacer nombramientos en mayo condicionados a la disponibilidad del presupuesto. Agregó que “nunca se han asignado los fondos necesarios para Educación Especial”.

“Puedes tener la necesidad de las plazas, pero como las proyecciones de los presupuestos son infladas, al final no hay dinero para atender todas la necesidades”, apuntó.

Asegura cumplirá con plazo del gobernador

El secretario de Educación, Rafael Román, aseguró que para este viernes todos los T-1 estarán nombrados.

“El viernes vamos a tener los T-1, ayer (martes) teníamos poco menos de 100, y ya llegaron. De hecho, mi meta era hoy (miércoles), no el viernes”, sentenció.

Román insistió en que a pesar de las críticas no va a dimitir de su cargo. Alegó una vez más que hay “intereses” que buscan que abandone la secretaría. No reveló de quién se trata.

“Yo no voy a renunciar, yo tengo una meta y un plan que ejecutar. Pero que quede claro, a los que están esperando que Rafael Román renuncie, eso no va a pasar”, sentenció.

Sobre los proyectos sobre educación que se espera que presente el Senado, el titular de Educación dijo que el primero en hablar de reforma administrativa en la agencia fue él.

“Si vienen esfuerzos legislativos y son cónsonos con nuestra política pública, pues bienvenido todo esfuerzo”, sostuvo. Especificó que la única medida que no apoyaría sería establecer las escuelas ‘charter’ o cualquier proyecto que privatice las escuelas públicas.

López de Azúa fuera a pedido de Fortaleza

Ramón López de Azúa, exdirector de la Oficina de Asuntos Federales, salió de Educación a pedido de la secretaria de la Gobernación, Ingrid Vila Biaggi, aseguraron dos fuentes de EL VOCERO.

Las discusiones entre ambos habían incrementado supuestamente por diferencias con varios contratos que no habían sido aprobados en La Fortaleza. También López de Azúa había tenido “roces” con el secretario de Educación.

El titular de Educación dijo ayer que despidió a López de Azúa porque ya no le tenía confianza. Indicó que el ahora exdirector de Asuntos Federales tenía “una visión distinta” sin entrar en más detalles.

López de Azúa es allegado del presidente del Senado, Eduardo Bhatia. Asesoró al líder senatorial en varios asuntos de Educación y trabajó también con el exsecretario de Educación, Rafael Aragunde.

Una fuente por separado aseguró que López de Azúa es muy respetado por el Departamento de Educación federal y que con su salida será más cuesta arriba que la agencia federal apruebe la extensión del Plan de Flexibilidad.

“Los federales tienen una llamada con los miembros de la Oficina de Asuntos Federales este jueves (hoy) y ahora mismo nadie sabe nada de qué es lo que va a ocurrir. Y tienen planificada una visita a Educación en octubre, para lo cual todo está sin terminar”, aseguró la fuente.

EL VOCERO supo que la licenciada Enid Madera Toro tiene el aval de Vila Biaggi, pero su designación como directora de la Oficina de Asuntos Federales-aunque interina-ha causado incomodidad porque supuestamente “no tiene la experiencia que requiere la Oficina de Asuntos Federales”.

Madera Toro trabajó durante la pasada administración como ayudante especial del secretario de Corrección y Rehabilitación, Carlos Molina. Además, trabajó en la práctica privada con el licenciado Ángel Cintrón, exdirector de campaña de Luis Fortuño.

Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO

Graduada de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras con nueve años de experiencia como periodista en prensa escrita, radio y televisión.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir