Continuar a ElVocero.com

Loas al informe y sus bendiciones

Asegura que un cambio de estatus golpearía a los sectores ricos del país
vr0331004 35pC OLIVO
Por Rafy Rivera, EL VOCERO 4:00 am

La noticia sobre las virtudes y defectos que traería la estadidad para Puerto Rico pareció moverle el piso a todos.

El reciente estudio de la Oficina de Contraloría General (GAO) dejó entrever no solo que el país podría estar preparado ahora para asumir esa transición, sino que en el ámbito económico le ofrecería un respiro al contínuo ‘stress’ que viven los boricuas, en especial la clase media.

Así lo expresó ayer el abogado y analista, Carlos Díaz Olivo, al tiempo que recalcó que la estadidad le haría justicia a la clase trabajadora.

“La realidad es que bajo el actual estatus del ELA hay unas clases que son privilegiadas económica y contributivamente y que no hacen la aportación al fisco, al pago de impuestos, como lo hacen el resto de los ciudadanos”, dijo Díaz Olivo.

“Con la estadidad habría una redistribución y esa gente que ha vivido privilegiadamente bajo el ELA va a tener que empezar a hacer su aportación también al erario. Eso beneficia al ciudadano común y corriente, porque en Puerto Rico lo que ha pasado es que los ciudadanos trabajadores, la gente de clase media en gran medida ha estado subsidiando a unas empresas y sectores de altos ingresos con una serie de beneficios contributivos bajo el ELA, con la idea de que crean y promueven la economía y realmente siempre seguimos atascados”, agregó.

El también profesor de derecho destacó que un cambio de estatus golpearía a los sectores ricos del país, en el sentido que tendrían que pagar nuevas contribuciones, algo que bajo el ELA no sucede.

“La inmensa mayoría de los puertorriqueños ni siquiera van a pagar contribuciones federales porque están por debajo de los estándares de pobreza de los Estados Unidos. Incluso, el resto de los ciudadanos van a pagar menos contribuciones que lo que pagan bajo el ELA. Los que salen perdiendo son unas clases privilegiadas que han estado disfrutando de un privilegio bajo el el ELA que no lo tiene el ciudadano promedio. Nosotros los trabajadores estamos sobretributados actualmente bajo el ELA”, apuntó Díaz Olivo.

Al abordarle sobre cuán real podría ser la información divulgada de llevarse al plano real.

“Hay unos elementos que son correctos. Hay unas clases de altos ingresos y corporativos que ahora no pagan o pagan muy poco, que vana  tener que pagar. Eso es cierto. Pero, en algunas cosas el estudio es incompleto en términos de las partes de los beneficios. El propio estudio te reconoce que hay un 14 por ciento de programas federales que ni siquiera se consideraron, que ellos mismos saben que hay unos beneficios adicionales que no están contabilizados y pudiera ser una cantidad de ingresos que van a llegar acá. Hay un segundo elemento que no se contabiliza y es que con todos esos fondos que van a llegar bajo los $5 billones que ellos identifican y del 14 por ciento de programas que no contabilizaron para poder administrar eso en Puerto Rico, como se hace en el restod e lso estados, el gobierno federal tendría que entrar aquí completo en operaciones y eso implicaría la creación de una serie enorme de cantidad de empleos federales que ahora no existen. Eso ahora mismo no lo están contabilizando. Lo que ocurriría es que habría una redistribución, la nómina gubernamental estatal se podría reducir porque sería absorbida por el gobierno federal que crearía nuevos empleos para administrar todos estos programas que ahora ni siquiera llegan a Puerto Rico”, sentenció.

Rafy Rivera, EL VOCERO

Subdirector de EL VOCERO, graduado de de la Escuela de Comunicaciones de la UPR; tiene sobre 20 años de experiencia en la cobertura de noticias.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir