Los federales y Marcelo

"¿Sería que las autoridades federales no confían en el secretario de Corrección?"
Marcelo_Trujillo1
EL VOCERO / Archivo
Por Alex Delgado 4:00 am

Comienzo esta columna indicando que he compartido con el alcalde de Humacao, Marcelo Trujillo Panisse, muy pocas veces y no han sido conversaciones de más de 2 minutos. No obstante, hay personas que te dicen más en poco tiempo, solo con su ‘delivery’. Don Marcelo me parece una persona humilde, honesta y sobre todo de muchos valores, y me refiero a su personalidad como ser humano, no como político o alcalde.

Luego del incidente del pasado jueves en la madrugada, en la que agentes del ‘Drug Enforcement Administration’ (DEA, por sus siglas en inglés), irrumpieron en su hogar buscando a su hijo, vi reflejado esos valores que había percibido. “Como hijo que es, lo tengo que ayudar… Le pido excusas a mi pueblo porque estoy pasando una verguenza ajena”, dijo Trujillo Panisse. Esa expresión denota, en primera instancia, aceptación de un problema que nos puede ocurrir a cualquiera de nosotros. En segunda instancia, no todos los políticos tienen la humildad de pedir excusas por algo de lo cual no es responsable. Su hijo es un adulto y eligió su camino. Usted puede ‘matarse’ guiándolos por el camino del bien pero serán ellos los que, al final, decidan si serán personas de bien o mal.

Una vez dicho eso, pasamos a los hechos ocurridos ayer, las actuaciones de los federales y la actuación del gobierno estatal. Cuando los agentes llegan a la casa del alcalde se enteran que su hijo, a quién buscan, está arrestado hace uno o dos meses. Ahí comienza el ‘tira y tapate’ sobre la forma y manera en que los federales podían identificar la localización de Javier Trujillo Plumey (hijo del alcalde).

Según los federales, buscaron en el registro del Departamento de Corrección y Rehabilitación si Trujillo Plumey estaba en alguna cárcel local. Lo que encontraron en el registro del gobierno estatal es que no estaba registrado. Un dato curioso es que el propio secretario de Corrección, José Negrón Fernández, dice que Trujillo Plumey había expresado, antes de ser detenido, que se entregaría con la condición de que bajo ninguna circunstancia se hiciera pública su detención. Ubicarlo en ese registro de Corrección, ¿aumentaba las posibilidades de que alguien lo hiciera público? ¿Sería por eso que no lo registraron en ese listado? Dice Corrección que sí estaba en el registro, sin embargo la fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez, mostró evidencia documental de que no lo estaba.

Una periodista le preguntó a Negrón Fernández cómo los federales podían conocer si el individuo estaba preso y el funcionario, en un tono medio ‘burlón’ contra las autoridades federales, sin emitir palabra, sacó su teléfono celular del bolsillo y lo mostró. O sea, indica que si los federales querían saber solo debían llamarlo por teléfono.

¿Sería que las autoridades federales no confían en el secretario de Corrección? No lo sé, pero de inmediato me hago las siguientes preguntas en caso de que lo hubiesen llamado: ¿Hubiese mantenido la confidencialidad de que buscaban al hijo del alcalde popular? ¿Se hubiese ‘mordido’ la información o hubiese llamado al gobernador  para decirle que buscaban al hijo de Trujillo?

Ahora bien, supongamos que Negrón Fernández pusiera al tanto al presidente del Partido Popular. ¿Se hubiese ‘aguantado’ la información Alejandro García Padilla? ¿Pensaría en cómo quedaría si su alcalde se enteraba que él sabía lo que ocurriría? Recordemos que Marcelo Trujillo fue el político anfitrión del lanzamiento de la candidatura de García Padilla para la gobernación. ¿Habría analizado eso el sistema de justicia federal y quizá por eso no llamaron? Tampoco lo sé, pero si fuera así, entonces se plantea la desconfianza de los federales  en los estatales.

El otro punto de la controversia es el de la forma en que entraron a la residencia. ¿A quién buscaban los federales? Pues a nada más y nada menos que el presunto principal narcotraficante de metanfetaminas de Puerto Rico. ¿Qué dijo la hermana del joven buscado? “Él está diagnosticado con bipolaridad… al no estar tomando sus medicamentos, tenía una conducta errática…”. O sea, usted es agente del orden público, busca al principal narco de metanfetaminas, que es bipolar y que no está medicado y que se comporta de forma errática… dígame si aparecería frente a la casa y casi le susurraría a la ventana en voz baja, para no despertar a los vecinos: “por favor, si pueden, abran la puerta”.

Debe ser horrible despertar así una mañana y si las cosas se pueden evitar, pues mejor, pero no todo el tiempo las cosas salen como uno desea. A la familia Trujillo Plumey, solo me resta solidarizarme con ellos, como con el resto de las familias que viven esclavizadas al calvario de las drogas, por seres queridos atrapados en ese vicio, que una vez más evidencia no tiene límites socio-económicos al escoger sus víctimas.

Alex Delgado

Director de @NotiUno630, Periodista de Jugando Pelota Dura TV/Canal 3 y 40, Columnista El Vocero.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir