Majestad Negra planta bandera en África

Por Jorge Rodríguez, EL VOCERO 4:01 am
El grupo de Loíza participa en el Festival Sauti Za Busara Zanzíbar 2014
cultura
Foto Cinthia Molina

Zanzíbar, Tanzania- Los panderos y el ritmo loiceño rápidamente ocuparon los linderos del sector Shangani del Pueblo de Piedra (Stone Town) – el sector histórico de esta isla, construido a base de coralina, con puertas como filigranas labradas-, con una historia de ocupaciones militares que llega desde los persas, los árabes, indios, europeos hasta llegar al sultanato de Omán, que convirtió a la isla en productora de clavos aromáticos y en un centro de esclavitud.  Superada esa historia siglos después, con la creación de la República Unida de Tanzania en 1963, Zanzíbar se constituye en un pueblo muy amistoso, brindando toda clase de atenciones en la calle a los boricuas.

Por su parte, los músicos puertorriqueños y bailarinas del ballet Majestad Negra de Piñones, en Loíza, con serenatas al aire libre y coros improvisados, capturaron la atención de los lugareños, primero entre niños y adolescentes hasta popularizarse en un barrio predominantemente musulmán. Incluso, crearon un coro en el idioma suajili al compás de un improvisador. Aunque muchas personas del público no sabían con certeza dónde quedaba Puerto Rico, los boricuas plantaron bandera, dándose a conocer y teniendo hasta seguidores el día de la gran comparsa del Festival Sauti Za Busara Zanzíbar 2014, dedicado a la música africana del continente y a la diáspora, que por vez primera incluye a un grupo artístico del Caribe.

El ensemble de Majestad Negra, que viajó 35 horas para llegar a su destino y luego de volar sobre cuatro continentes, tuvo su primera prueba de fuego en el desfile de participantes compuesto por grupos de Zanzíbar, Mauritius, Uganda, Tanzania, las diásporas de Senegal y Ghana, entre muchos otros. Los percusionistas boricuas crearon sensación desde un principio con los productores de la cantante internacional yoruba de jazz y danza, Wunmi, quienes les invitaron para su debut el jueves a medianoche. Además de las televisoras CNN, BBC y otras nórdicas, estas se ocuparon de hacer una cobertura musical de Puerto Rico desde el primer día de su llegada.

“El Sauti za Busara comenzó con 560 solicitudes de artistas cuando solo podíamos invitar a 30. Hubo que hacer selecciones muy difíciles para lograr un programa maravilloso, de mucha variedad, con representación de grandes estilos y géneros  de toda África y la diáspora, y de tener fusiones tanto tradicionales como contemporáneas. Uno de los objetivos del festival es proveer a la audiencia local de toda la música que está allá afuera de nuestras fronteras. En adición de la música de Zanzíbar y Tanzania, tenemos a artistas de Kenya, Ruanda, Etiopía, Malawi, Angola, Ghana, África del Sur, Guinea, Madagascar y un maravilloso proyecto que reúne a músicos de alrededor del río Nilo, y ¡hasta de Puerto Rico!”, expresó Rhoda Tsaacs, productora del festival.

Comparado hasta ahora con los grupos que se han dejado sentir, Majestad Negra posee un coro en sus plenas y bombas muy integrado y acoplado, primero entendiéndose todas las letras de sus temas y luego acaparando la atención con un ritmo pegajoso, que obliga al meneo, a pautar la clave y a bailar. Las danzantes de los piraguas Mwanandege, quienes se encargaron con danzas árabes a despejar la lluvia del festival, no pudieron resistir la música caribeña, marcando los pasos y hasta intentando bailar. Los boricuas, antes del desfile, se integraron a todos los grupos bailando al ritmo de sus danzas e intercambiando sus instrumentos percusivos, logrando grandes distancias de integración y colores de los ritmos. Ni hablar de las jóvenes bomberas del equipo, cuyas congéneres africanas no perdían detalles de sus pasos y tongoneos. El acto como tal, sus escenas, crean una simpatía y empatía instantánea que los veedores y escuchas agradecen. Además, la seriedad de este trabajo se proyecta.

“Este viaje no es para bailar la bomba fuera de Puerto Rico solamente, sino para dejar ver a África que heredamos su legado y todo lo cultural y vivido que nos dieron. Queremos demostrar que todavía lo vivimos y cultivamos. Poder hacer esta conexión con quienes nos reciben, con otro igual a nosotros, es romper barreras negativas de la raza negra, de lo que es África. Estar aquí fue nuestro sueño desde 2004. Con este viaje, le dijimos al racismo basta. Vamos a llegar a Puerto Rico con una experiencia positiva, llevando todo lo que pueda construir y educar. No vamos a llegar vacíos, llevamos una conexión cultural con nuestras raíces”, expreso Maricruz  Rivera Clemente, directora de Majestad Negra.

El debut de Puerto Rico y su cuerpo de baile y música Majestad Negra es mañana, sábado, a las 9:05 de la noche, en el escenario del Old Port. Los boricuas compartirán la escena  con los Street Rat de Malawi, las Tausi Women’s Taarab de Zanzíbar, el Proyecto del Nilo, los Swahili Encounters, Mama Goema de África del Sur, Ashimba de Tanzania, Oy de Ghana, Joe Driscoll de Ghinea y Ebo Taylos de Ghana.

“El resultado de tan grande esfuerzo será la experiencia que los integrantes de Majestad Negra están viviendo. Sabemos que de regreso a casa tendrán una amplia visión de la importancia de conocer, respetar y ser portavoces de nuestra cultura y nuestra isla”, terminó diciendo Cinthia Molina Jordan, coordinadora del grupo.

Temas:    •   •   •   • 


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir