Continuar a ElVocero.com

Mar de dudas en el sector comercial

Diversos gremios que los representan sostuvieron que un cambio de status impactaría directamente a las industrias y se necesita saber cuál será el trato que recibirá la Isla y cómo será el proceso de transición
dinero-suministrada
Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 4:01 am

El informe de la Oficina de la Contraloría del Gobierno Federal (GAO, por sus siglas en inglés) ha generado fuertes dudas entre el sector económico de la Isla, por entender que se desconoce el balance real de los ingresos que se obtendrán versus las contribuciones a pagar.

Diversos gremios que representan sectores económicos del país sostuvieron que un cambio de estatus impactaría directamente a las industrias y se necesita saber cuál será el trato que recibirá la Isla y cómo será el proceso de transición.

El presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, Jorge Cañellas, explicó que bajo la estadidad es una realidad la doble tributación local y federal. Mencionó que para evitar una tributación mayor, la Isla tendría que reducir las tasas contributivas y eso reducirá los recaudos.

Por su parte, dijo las manufactureras estadounidenses incrementarían sus contribuciones y se reducirían sus incentivos al no ser tratadas como foráneas, lo que puede abrir la puerta a un éxodo mayor de farmacéuticas.
Cañellas mencionó que otras partidas igualmente se podrían impactar, como el reembolso del arbitrio del ron al considerarse el mercado local como foráneo, pero bajo la estadidad no necesariamente se devolvería a menos que exista una excepción. Mientras, dijo que las leyes de Caudal Relicto Bruto y Donaciones, por las cuales bajo Rentas Internas local hoy no se tributa, bajo la estadidad vendrían obligados a pagar.

En cambio, como beneficio mencionó un alza en los fondos federales en áreas de Salud como  Medicare, Medicaid, seguros complementarios y los ‘Long Term Care’, para el cuidado de ancianos. “Hay que ver el impacto de todos esos cambios contributivos. Puerto Rico recaudará menos dinero, lo que esperaríamos sea contrarrestado con fondos federales adicionales. Nada de eso lo explica el informe. Hay que ver si existirá un periodo transicional para evitar un impacto tan grande en todos los sectores, incluyendo la clase media y la alta, que será otra que deberá tributar a nivel local y federal”.

Otro renglón que entiende debe ser visto de manera cuidadosa es el efecto en los empleos gubernamentales, ya que muchas agencias podrían experimentar duplicidad y tendrían que reducir empleos. “Se trata de un cambio drástico, es un proceso transicional muy importante, pero hoy existe mucha incertidumbre”, indicó.

En el segmento de la manufactura, Iván Lugo, presidente de INDUNIV, consorcio de investigación de  industria y  universidad, indicó es prematuro hablar del efecto de un cambio de estatus. “El reporte no entra a las posibles opciones y negociaciones en el proceso de transición. No necesariamente las condiciones actuales en los EE.UU. deben ser las que se apliquen. Entiendo deben existir consecuencias especiales, principalmente en el periodo de transición por la particularidad de la Isla”, comentó.

En este particular, Rodrigo Masses, presidente interino de la Asociación de Industriales, destacó que cualquier modelo de estatus que se tome para la Isla debe velar por el desarrollo económico y los empleos. Por lo tanto, se debe garantizar la estabilidad de la manufactura. “El informe no es claro. Faltan elementos y conclusiones de los costos de este cambio de estatus. En cualquier escenario la manufactura tiene que estar protegida, de lo contrario no sería viable”, sostuvo.

Masses agregó que se tiene que aumentar la plataforma manufacturera y generar cadenas de abastos y empresas locales.

Otro sector que se impacta directamente es el comercial, principalmente el pequeño y mediano (PYMES), que según Enid Monge, presidenta del Centro Unido de Detallistas, vería más complicado su cuadro contributivo por la tributación dual. Dijo que si la manufactura optan por el éxodo a mercados como la Republica Dominicana, México o Suramérica, se pierde parte del motor que da vida a cientos de Pymes. Asimismo, si se reduce el dinero disponible de la clase media y alta del país, se reducen las ventas. “Se trata de un efecto multiplicador que complica el cuadro económico de los Pymes. En momentos donde se habla de la atracción del talento local que se ha fugado, no podemos seguir creando los incentivos para otros segmentos y seguir penalizando la clase media”.
 

Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO

Graduada de Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez y egresada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, con más de 20 años de experiencia como periodista en prensa escrita, radial y televisiva.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir