Más quiebras a la vista para AAA y la ACT

Moody’s lleva el crédito de las corporaciones públicas a un nivel más profundo en la categoría chatarra
Moody
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 3:47 pm

La racha de degradaciones continuo hoy con el nuevo informe de Moody’s Investor Service, que rebajó los créditos de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), aún más abajo en el nivel especulativo o chatarra.

En el caso de la AAA sus principales bonos sufrieron una degradación de un escalafón de Ba2 a Ba3, y en la ACT fue de dos posiciones menos de Ba1 a Ba3. Mientras, otros bonos de la ACT igualmente se redujeron.

Todas las clasificaciones están en revisión para otras posibles degradaciones, advirtió la agencia clasificadora, lo cual coincide con las degradaciones anunciadas el jueves por Moody’s y Fitch para la Autoridad de Energía Eléctrica, que ahora está más abajo en el nivel chatarra.

Moody’s destacó que todas las degradaciones reflejan la intención del gobierno del Estado Libre Asociado, mediante nueva legislación, para permitir la reestructuración de las corporaciones públicas que prácticamente ya están en quiebra.

Esto, según el informe crediticio, muestra la débil capacidad de las agencias públicas para cumplir con sus obligaciones financieras y el servicio de la deuda con los bonistas. Y la incapacidad del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) para poder salvarlas.

La agencia acreditadora comentó que la nueva ley propuesta por el gobernador Alejandro García Padilla, “señala un riesgo creciente de que el ELA (con sus bonos de Obligaciones Generales en nivel especulativo y con perspectiva negativa) está considerando una reestructuración estratégica de su deuda”.

Moody’s reconoció que tanto la ACT como la AAA “han dado pasos hacia la autosuficiencia al elevar los ingresos”, pero su liquidez sigue débil y esto las podría obligar a buscar la reestructuración de su deuda a corto plazo.

Les reconoció incapacidad para recaudar nuevos ingresos a largo plazo o de imponer nuevas medidas de austeridad, ante la frágil economía de la Isla.

En el caso de la AAA, tiene otro peso y es el cumplimiento con las regulaciones ambientales, en medio de su precariedad financiera.

Las futuras degradaciones considerarán particularmente el impacto de la nueva ley de reestructuración sobre los intereses de los bonistas y las propias finanzas de las corporaciones públicas. Igual se evaluarán sus presupuestos, las necesidades de capital y los planes de financiación.

Moody’s rcalcó que las declaraciones del gobernador al anunciar la nueva ley es un indicio de “que los funcionarios del gobierno del ELA no darán prioridad a las obligaciones con el servicio de la deuda de las corporaciones públicas”, para poder garantizar los servicios esenciales a los ciudadanos.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir