Continuar a ElVocero.com

Meechot Marrero labra su espacio en la ópera

La soprano realizará una maestría en ‘música-ópera’ en Yale School of Music.
soprano copy.jpg
Se presentará hoy a 8:00 pm, en el Centro para Puerto Rico Fundación Sila M. Calderón. Foto Suministrada
Por Jorge Rodríguez, EL VOCERO 4:03 am

Desde sus tiempos en el Coro de Niños de San Juan, si algo aprendió Meechot Marrero, la actual soprano cuya carrera acelera como la espuma en estos días, es que la disciplina al lado del talento corren unidas -aunque independientes-; porque si cantando se conquista el mundo, de ellas y un sujeto, depende el éxito.

Dirigida por grandes maestros hasta el presente como Maximiano Valdés, Antonio Barasorda y Philippe Bender, Marrero se presenta hoy, viernes, 20 de junio, a las 8:00 pm, en el Centro para Puerto Rico Fundación Sila M. Calderón, donde ofrecerá un recital de arias de Gounod, Puccini y Fauré y de canciones populares de Lecuona, Rexach y Gardel. Esta presentación tiene el humilde propósito de recaudar fondos para una nueva etapa de la soprano, al ingresar a la Yale School of Music donde realizará una maestría en ‘música-opera’.

En su fresco devenir, ha participado en seminarios formativos en Tel Aviv, Virginia, Nueva York, Florida, Georgia y otras ciudades de Estados Unidos; pero cuando perteneció a Coralia, el Coro de Concierto de la Universidad de Puerto Rico (UPR), aún estudiaba biología en Ciencias Naturales.

“Ingresé a la UPR a estudiar biología pero para mantenerme en la música, formaba parte de Coralia, tomando clases de canto. Entre medio, hice de solista de la Orquesta Sinfónica de Bayamón y me di cuenta que quería hacer música por siempre, y me hacía feliz. Ya en el tercer año, hice simultáneamente el primero en el Conservatorio de Música de Puerto Rico (CMPR) con 32 créditos y literalmente, lo que me faltaba era volverme loca”, recuerda.

Pero, es obvio que lo superó, pasando por cuatro años de entrenamiento, nada menos que con William Woodruf, director artístico del International Institute of Vocal Arts (IIVA) con programas en Italia, Florida y Puerto Rico; miembro del cuerpo docente invitado en el Conservatorio de Moscú, en Rusia; y director de la segunda edición del Festival Internacional de Bel Canto en el CMPR .

“Mi maestro de canto William Woodruf por los pasados cuatro años, me ha entrenado a ser lo que soy y a través de la disciplina que fue esencial, me enseñó el camino para llevarme al próximo nivel. Aprendí con él la técnica, el mercado; me abrió puertas fuera de Puerto Rico y en resumen, me ha hecho la artista que soy. No obstante ese crédito lo amerito al resto de mis profesores como Antonio Barasorda, Ilka López y Zoraida López”, explicó.

En su devenir, la soprano fue invitada a participar de la producción ‘Don Pasquale’ en el Kimball Theatre de Williamsburg, Virginia; Teatro de la Ópera la presentó en el concierto ‘Verdi para todos’, en el Centro de Bellas Artes de Santurce, con un elenco vocal puertorriqueño de primera; trabajó con la Fundación Puertorriqueña de Zarzuela y Opereta; fue solista en ‘Amoríos mitológicos’, bajo la dirección de Bender, acompañada por la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico; cantó la Baquiana Núm. 5, dirigida por Valdés; y entre otros logros, ganó la audición de Metropolitan Opera House en Puerto Rico, el domingo, 1ro. de diciembre de 2013.

“Aquel día me encontraba al borde del hospital, con fiebre, vómitos, una congestión increíble y sin saber si las notas me saldrían. ¡Fue tremenda incertidumbre!”, recordó, quien libró con éxito el reto.
Los interesados en asistir al concierto de Meechot Marrero y cooperar con sus estudios, pueden llamar a los teléfonos 787-407-4088 o 939-645-3251. Quienes deseen escucharla, por YouTube, la soprano se encuentra en la pieza abstracta ‘Microorganismos’ del joven compositor Enrique Bayoán Ríos Escribano, acompañada por la mezzo-soprano Patricia Vázquez y Maricarmen Vélez, en el cello.

Jorge Rodríguez, EL VOCERO

Laureado periodista reportando por más de dos décadas en EL VOCERO sobre los eventos de arte y cultura de Puerto Rico y el mundo.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir