Miden fuerzas

A poco menos de dos meses de haberse aprobado en el Senado, la Reforma de Energía todavía duerme el sueño de los justos en la Cámara de Representantes, sin todavía conocerse si recibirá la bendición final
Presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, junto al presidente del Senado, Eduardo Bhatia. EL VOCERO / Agustín Santiago
Presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, junto al presidente del Senado, Eduardo Bhatia. EL VOCERO / Agustín Santiago
Por Maricarmen Rivera Sánchez, EL VOCERO 4:01 am

Mientras la Cámara y el Senado continuaban ayer debatiendo lo que será el proyecto de reforma energética, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, advirtió que las negociaciones están trancadas al discutir el tiempo que debe tener la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para producir energía más limpia y más barata.

Advirtió además que no le dará paso a la medida a menos que se cree una junta que fiscalice a la AEE.

“El proyecto tiene que tener ese requisito. Si no lo logra, no lo vamos a aprobar”, dijo Bhatia en entrevista con este rotativo ayer.

“Yo prefiero no tener proyecto a tener un proyecto flojo. Si no tiene esas condiciones, no lo vamos a aprobar”.

Confirmó que las conversaciones sobre el proyecto están trancadas en el debate sobre cuánto tiempo se le debe dar a la AEE para cumplir con la promesa de bajar la luz. La propuesta del Senado es que la AEE tuviera 60 días para presentar un plan sobre cómo bajar el precio de la luz y dos años para cumplirlo.

La Cámara podría aprobar tan pronto como esta semana el proyecto ya aprobado por el Senado, pero con enmiendas significativas a la medida.

El presidente cameral, Jaime Perelló, se mostró más confiado que su contraparte senatorial en que la medida contará con el aval de los cuerpos legislativos y del gobernador, Alejandro García Padilla.

Ambos presidentes legislativos coincidieron en que el proyecto a aprobarse mantendrá la apertura a la venta de energía por parte de compañías privadas, aunque Perelló insistió en que se trata de compañías que vendrán a “ayudar” a la AEE a producir energía más limpia y más barata.

“Nos hemos reunido largas horas y va a haber cambios, pero los hemos acordado”, dijo Perelló. “Vamos a crear una junta con una fiscalización fuerte con independencia para trabajar asuntos energéticos”.

Bhatia admitió que las conversaciones sobre el proyecto están trancadas en el tiempo que debe tener la AEE para cumplir con la promesa de producir energía más barata. La medida aprobada en el Senado le da 60 días a la AEE para producir un plan que lleve a bajar el costo de la luz y luego le da dos años para cumplir con el plan trazado: Este plan tendría que ser aprobado por la nueva junta creada específicamente para fiscalizar a la AEE y para viabilizar la entrada de compañías privadas que pretendan vender luz aquí. El liderato cameral había adelantado que este tiempo era muy corto. Durante las vistas públicas de la Cámara incluso salió a relucir que las compañías privadas necesitarían más tiempo para poder construir plantas que lleven a una energía más baratas.

“Hemos hablado y entre hoy y mañana (ayer y hoy) esperamos que esté lista la propuesta pero estamos trancados en que ese debe ser el término”, dijo Bhatia. “Estuvimos trabajando todo el fin de semana, pero como las negociaciones continúan, no me atrevo a decir cuándo estará listo el proyecto. Estamos en un proceso de negociación”.

Según dijo, este asunto ha resultado ser el más difícil en la negociación entre los dos cuerpos legislativos. Aseguró que la medida que considerará la Cámara sí permite la entrada de compañías privadas, como propone el proyecto del Senado. “Eso se mantiene en el proyecto de la Cámara”, aseguró Bhatia.

El Senado aprobó el proyecto de reforma energética el 21 de marzo con el voto en contra de tres populares: Cirilo Tirado, Pedro Rodríguez y Antonio Fas Alzamora. De la delegación novoprogresista, el único que le votó a favor fue el portavoz, Larry Seilhamer.

Desde que se aprobó la medida, la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) ha estado activamente cabildeando en contra de la medida y han presentado propuestas para evitar una reorganización de la agencia. Han dicho que el cambio que se impulsa desde el Senado tendría el fin de privatizar la AEE.

El gobernador, Alejandro García Padilla, ha dicho por su parte que está en contra de privatizar esta corporación, pero no ha cerrado las puertas a un proyecto para reformarla.

Entre otras cosas, la UTIER ha abogado por eliminar los subsidios legislados y que, según han dicho, afectan las finanzas de la Corporación.

La medida ha sido objeto de controversias en más de un frente. Las compañías de telecomunicaciones objetaron desde el principio la idea cameral de que la AEE fuera fiscalizada desde la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones.

Según trascendió ayer, la medida que será aprobada, pondrá en manos de una nueva junta la fiscalización de la AEE y no tocará la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones.

Maricarmen Rivera Sánchez, EL VOCERO

Tiene más de 15 años de experiencia como periodista en Puerto Rico y Estados Unidos. Tiene un bachillerato en Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras y una maestría en Periodismo de Indiana University en Bloomington, Indiana.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir