Mucho peso para España en la Copa Mundial

Los campeones defensores no están en su mejor momento
Andres Iniesta Lujan
Andrés Iniesta, autor del gol ganador en la final de la Copa Mundial, Sudáfrica 2010. (AP)
Por AP 8:46 pm

MADRID — Entre Sudáfrica 2010 y Rusia 2018, España tiene un problema: Brasil 2014. Un Mundial en el que convivirán dos excelentes generaciones de futbolistas. Pero ninguna en su mejor momento.

La campeona del Mundo defenderá título en plena transición y con dudas. Nadie cuestiona el talento de la Roja. Sin embargo, sus debilidades son cada vez más evidentes, como demostró la goleada por 3-0 que le endosó Brasil en la final de la Copa Confederaciones el año pasado.

El salto cualitativo de España le ha etiquetado como eterna aspirante. Pero el propio técnico Vicente del Bosque reconoce que será muy difícil hilvanar un inédito póker de triunfos consecutivos de Eurocopa, Mundial, Eurocopa y otra vez Mundial en seis años.

Hasta la fecha, solo Italia, en 1934 y 1938, y Brasil, en 1958 y 1962, lograron ganar dos mundiales consecutivos. Del Bosque lleva meses renunciando públicamente al papel de favorito. Puede ser que esté preparando a la plantilla y a todo un país, acostumbrado últimamente a ganar, para la derrota. Pero también es verdad que el entrenador español es experto en vestir al lobo con piel de cordero para restar presión.

“Lo más normal es que no quedemos campeones del mundo. Espero que este grupo de jugadores, que han sabido ganar, el día que nos toque la derrota, lo sepamos asimilar”, dijo Del Bosque hace unos meses.

“Es un gran reto defender el Mundial en Brasil, volver a ganarlo sería una locura”, agregó el central Sergio Ramos.

Para ser vigente campeona y cabeza de serie, no se puede decir que España saliera muy beneficiada del sorteo. Encuadrada en el Grupo B, debutará frente a Holanda el 13 de junio, en una reedición de la final del pasado Mundial. Posteriormente se medirá a Chile y cerrará frente a Australia, teórica cenicienta de la primera fase.

Cualquier tropiezo le emparejaría previsiblemente con la anfitriona Brasil, favorita del Grupo A.

Pero los rivales no son el único quebradero de La Roja.

España vive un momento de recambio. Del Bosque busca la tecla que le permita equilibrar una plantilla en la que conviven la generación más laureada del fútbol ibérico, ya veterana, y una nueva hornada de joven talento.

La derrota de la Confederaciones y una clasificación mediocre para el Mundial han marcado un punto de inflexión. Pero no una revolución.

El entrenador ha inyectado juventud en sus últimas convocatorias. Y es más habitual ver a figuras consagradas como Xavi Hernández junto a futbolistas de proyección como Thiago Alcántara.

Sin embargo, la base de España sigue siendo la de 2010. Así lo indican las pistas que ha ido dejando Del Bosque. La más importante en la victoria por 1-0 ante Italia en el amistoso de marzo, último partido antes de la convocatorio mundialista.

“Los convocados ante Italia serán la base para el Mundial”, afirmó el entrenador.

Jugadores como los madridistas Isco Alarcón y Jesé Rodríguez que vienen despuntando deberán esperar a 2018. Mientras que, si las lesiones lo permiten, Xavi, Andrés Iniesta, Iker Casillas y Xabi Alonso se despedirán de los mundiales en Brasil, junto a compañeros como Ramos, Pedro Rodríguez, Gerard Piqué, Cesc Fábregas y Sergio Busquets, que por edad todavía tienen carrera por delante y la posibilidad cierta de Rusia.

Eso hace a España tan previsible para sus rivales, como igualmente peligrosa. El juego de toque de España desarbola cualquier defensa, pero es una lección aprendida por muchos. El equipo no domina los partidos como antes, padece una endémica falta de gol y sufre en las salidas al contrataque.

Del Bosque acostumbra a introducir una novedad táctica en cada torneo importante. En el Mundial de 2010, fue el doble pivote defensivo Busquets-Alonso. En la Euro 2012, jugó sin delantero neto y situó a Fábregas de falso nueve.

¿Cuál será el cambio en Brasil?

El técnico español no ha enseñado sus cartas. Todo hace pensar que sí habrá delantero, el hispano-brasileño Diego Costa. El artillero del Atlético de Madrid ha explotado como goleador esta temporada. Costa, de 25 años, renunció a jugar con su país de origen y eligió España, donde ha desarrollado toda su carrera.

Brasil es un país con cierta mística para La Roja. Hasta la victoria en Sudáfrica, la mejor actuación de España en un Mundial se remontaba a Brasil 1950. Aquella generación de futbolistas de un país empobrecido por las consecuencias de la guerra civil (1936-1939) alcanzó la ronda final del torneo —no había semifinales— y se clasificó cuarta.

España encadenó 60 años de sinsabores desde entonces. Nunca superó los cuartos de final hasta el triunfo de 2010.

“Todos los jugadores cargamos con alguna desilusión”, recordó Ignacio Eizaguirre, arquero de aquella selección fallecido a los 92 años en 2013. “Hemos aprendido a perder con dignidad, con respeto. Ahora más que nunca estamos aprendiendo a ganar con la misma dignidad, pero con más pasión si cabe”, añadió en el documental “El alma de la Roja” sobre los éxitos recientes de España.

AP

The Associated Press o AP es una agencia de noticias de Estados Unidos fundada en 1846. Es una cooperativa propiedad de sus periódicos, y estaciones de radio y televisión contribuyentes en Estados Unidos, que tanto aportan historias como utilizan el material escrito por la misma. El servicio de la agencia se produce en cinco idiomas: inglés, alemán, holandés, francés y español.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir