Fallece David Ortiz Angleró

En su residencia del Viejo San Juan a los 78 años
david ortiz copy.jpg
Destacó por su inconfundible voz y perfecta dicción. Foto de Archivo
Por Redaccion, EL VOCERO 11:06 am

David Ortiz Angleró, declamador, poeta, locutor y escritor, falleció en su hogar del Viejo San Juan a los 78 años.

“Por este medio les informamos que David Ortiz Angleró falleció anoche (el sábado). Conforme a su voluntad, no habrá velatorio y sus restos mortales serán cremados. Le pedimos oren por su descanso”, informaron familiares a través de la cuenta del ícono cultural en Facebook.

Ortiz Angleró, quien destacó por su inconfundible voz y perfecta dicción, nació en Mayagüez el 13 de abril de 1936 y desde pequeño sintió fascinación por las artes representativas.

Dicen sus hermanos que con una caja de zapatos ahuecada a modo de pantalla, hacía películas utilizando las tirillas de aventuras del periódico El Mundo, mientras narraba y le ponía voz a todos los personajes y a los 10 años ya formaba parte de la Compañía Infantil de Teatro que dirigía Pedro Ojeda, su maestro, informa la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

Se desempeñó como actor de radio, televisión, cine, teatro y doblaje. Grabó cinco discos de poesía: ‘Perfil de José de Diego’; ‘El tiempo recobrado’, una antología de poesía puertorriqueña; ‘Confieso que he vivido’, memorias sobre la poesía de Neruda; ‘Cien años de amor’, sobre la poesía de José Antonio Dávila y ‘Dos creaturas de la ternura’, basado en la poesía de Julia Burgos con música de Sylvia Rexach.

Fue presidente de la Asociación Puertorriqueña de Artistas y Técnicos del Espectáculo (A.P.A.T.E.), fue vicepresidente del Bloque Latinoamericano de Actores y fue secretario general del Sindicato de Líderes Obreros. Creó el periódico universitario Diálogo, del cual fue su primer director. Creó el Concurso de Trovadores de la destilería Bacardí y fue codueño de Radio Nosotros en Aguadilla.

Dirigió películas como ‘Un abajito y queriendo’ con Haciendo Punto en Otro Son; ‘La juguetería encantada’; ‘La sombra de una huella’, un poema fílmico sobre el Viejo San Juan; varios especiales para televisión con Alberto Cortez, Danny Rivera, Lissette y Sophy.

En su faceta como poeta ha publicado tres libros de versos: ‘La soledad es una flauta perdida’ (1977), ‘Me llaman cimarrón y mi apellido es el tambor’ (1985) y ‘La memoria extraviada y otras distancias’ (1994), añade la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

Tristeza ante su partida

Su deceso ha provocado la reacción de la clase artística, que aunque compungida, destaca por sobre todo su legado.

“Boricua comprometido, caballero elegante, compañero respetuoso, voz de oro de Puerto Rico”, escribió la actriz Johanna Rosaly.

“Siempre tu voz será recordada, tu lucha, tu maravilloso don de gente, pero sobre todo, tu amor al terruño y a tu clase. Digno ejemplo a emular, maravillosa historia para conocer”, añadió Edgardo Huertas.

“Lamentable la pérdida del querido amigo y voz inigualable David Ortiz Angleró. Muchos le llamábamos ‘La voz de Dios’ y nadie le superó con Neruda”, expresó la periodista Yolanda Vélez Arcelay.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir