Continuar a ElVocero.com

Muerte de Mónica Spear aviva debate sobre criminalidad

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, condenó el hecho y prometió que "no habrá tolerancia" con los delincuentes
Monica
La tasa de homicidios en Venezuela es la quinta más alta del mundo, según estadísticas de las Naciones Unidas. AP
Por AP 8:40 am

CARACAS, Venezuela — El asesinato de la actriz y ex Miss Venezuela Mónica Spear y su exesposo durante un intento de robo alimentó las críticas de los venezolanos por la galopante delincuencia que azota el país y muchos de ellos esperan que esta tragedia sirva para que oficialistas y opositores unan esfuerzos en la lucha contra la inseguridad en una nación amargamente dividida por la política.

Spear, de 29 años, y su exmarido, Thomas Henry Berry, un ciudadano británico de 39, fueron muertos a tiros mientras trataban de resistirse al robo tarde en la noche en un paraje de una autopista que enlaza Puerto Cabello, el mayor puerto comercial del país, con la ciudad central de Valencia, a unos 170 kilómetros al oeste de Caracas.

Al menos siete personas están detenidas en relación con el crimen, informó anoche la Fiscalía General en un comunicado.

La Fiscalía dijo que en las próximas horas presentará ante un tribunal de control del estado central de Carabobo a cuatro hombres, una mujer y dos adolescentes, por su presunta vinculación con la muerte de la actriz.

Los presuntos delincuentes fueron identificados como Jean Carlos Colina, de 19 años, Alejandro Maldonado (21), Adolfo Rico (26), Leonar Marcano y Eva Armas (39), además de dos adolescentes de 17 y 15 años.

Tras una investigación coordinada por la Fiscalía y el cuerpo de detectives CICPC “se logró la detención de las siete personas”, a quienes se les “incautaron varias pertenencias de las víctimas”, agregó el escrito.

Spear fue impactada por una bala que entró por el costado derecho, dijo a la AP Katty Pulido, su manager desde hace mucho tiempo en Venezuela. Berry recibió tres balazos en el tórax, señaló.

Su hija fue herida en la pierna derecha por una bala que no dañó ningún hueso, agregó Pulido.

La mánager indicó que fue la hija de la pareja la que relató a la policía cómo los criminales, al frustrarse el intento de robo, mataron a sus padres “por venganza”.

“Esto es algo que en Venezuela sucede mucho”, dijo Pulido. “Ellos (los policías) lo tapan en muchos casos pero cuando las víctimas son muy conocidas no pueden”.

Los padres de Spear llegaron a Caracas la noche del martes desde el estado estadounidense de Florida, donde viven, indicó la manager, mientras que los padres de Berry han estado con la niña, que se mantiene en una clínica privada de Caracas.

Sus cuerpos fueron hallados el lunes en el interior de su vehículo.

“Estoy impactada”, dijo a la AP Yelitza Trejo, una ama de casa de 39 años que comentaba lo ocurrido junto a dos amigas a las puertas de una iglesia en el centro de Caracas.

“Lo triste es que tiene que morir una niña bella y famosa como Mónica Spear para que nos demos cuenta que están matando a miles de venezolanos para quitarnos la cartera, un teléfono o el carro, mientras el gobierno y la oposición sólo están ocupados, uno en quedarse para siempre en el poder y los otros en sacarlos”, agregó Trejo.

Los venezolanos se conmovieron con la noticia de que Spear, Miss Venezuela 2004 y finalista al Miss Universo en 2005, fue víctima de un asalto cuando venía de regreso a Caracas tras las vacaciones de fin de año, al igual que otras decenas de miles de personas.

Según las autoridades, al parecer su vehículo sufrió un desperfecto al chocar con “un objeto contundente que fue colocado en la vía”. El asalto se produjo cuando eran auxiliados por una grúa.

Justo en el momento en que su Toyota Corolla 2002 se encontraba en la parte superior de la plataforma de la grúa, las víctimas fueron sorprendidas por varios individuos, quienes al notar que se refugiaron en el habitáculo del automóvil efectuaron varios disparos y le ocasionaron la muerte a la ex pareja.

El suceso avivó el debate sobre la creciente criminalidad, considerada el problema que más agobia a los venezolanos según las principales encuestas locales. La tasa de homicidios en Venezuela es la quinta más alta del mundo, según estadísticas de las Naciones Unidas.

También provocó la movilización de cientos de actores, animadores y escritores a reclamar en las calles medidas eficaces para combatir la delincuencia y reducir la impunidad. Según cifras de la organización Observatorio Venezolano de Violencia, en el 92% de los casos de homicidios “ni siquiera hay una detención”.

“El gobierno dice que no se politice su muerte, pero si algo falta en el país es una política de seguridad coherente, bien diseñada y que incluya a todos sin importar su color político”, dijo a la AP la actriz Amanda Gutiérrez, quien junto a otros 200 colegas acudió a la Asamblea Nacional para entregar una misiva en la que exigen medidas “serias” contra la delincuencia.

Roberto Briceño, director del Observatorio, dijo a la AP que el asesinato de la actriz y su ex marido puso “de relieve una realidad común y cotidiana en Venezuela. El de ella es uno de los decenas de miles de casos de muertes violentas que tenemos en el país anualmente”.

Los homicidios en el país se han cuadruplicado en los últimos 15 años, según cifras del Observatorio, que señaló que el 2013 culminó con una cifra estimada de 24.763 muertes violentas.

El caso de Spear “llama la atención y esto da la singularidad de Venezuela, es que en este caso no se trata solo de un robo que pudiera ocurrir en cualquier carretera. Aparte del robo aquí hay un asesinato… hay un exceso de violencia innecesario para los fines del delincuente que lleva (a la conclusión de) que en Venezuela no sólo es un problema de delito sino un problema de violencia”, manifestó Briceño.

En Venezuela “no se necesita hacer grandes demostraciones de lujo para ser víctima”, dijo Briceño en alusión a que Spear viajaba en un modesto Toyota Corolla 2002.

Acotó que esto ocurre “por la impunidad tan grande que ha generalizado el delito” y dijo que muchos delincuentes no actuarían de este modo si “se aplicara la ley, si existiera un cierto temor de las posibilidades de ser detenido, castigado”.

“En el caso de Venezuela salen a cometer el delito, salen a cometer el asesinato porque tienen bastante convicción de que nunca serán castigados”, agregó.

Entre 1998 y este año la tasa de homicidios se ha cuadruplicado de 19 a 79 fallecidos por cada 100.000 habitantes, de acuerdo a las cifras del Observatorio.

Las estadísticas de la organización distan de los indicadores que presentó recientemente el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Miguel Rodríguez Torres, quien indicó a la prensa que para este año la tasa de homicidios pasó de 50 a 39 por cada 100.000 habitantes, sin ofrecer más detalles.

“¿Cómo es posible que las leyes en este país no se cumplan?”, se preguntó la actriz Belén Marrero.

Con lágrimas en los ojos Marrero recordó que Spear, haciendo gala de su talento, “nos hizo llorar cuando murió en ficción y ahora la lloramos en la vida real”.

Spear debutó como actriz en 2006 en la telenovela venezolana “El desprecio” y participó en otros seis melodramas que incluyen “Mi prima Ciela”, “Calle Luna, Calle Sol”, “La mujer perfecta”, “Que el cielo me explique” y “Pasión prohibida”, esta última de la cadena estadounidense Telemundo, que protagonizó el año pasado con el actor Jencarlos Canela.

El presidente Nicolás Maduro condenó el hecho y prometió que “no habrá tolerancia” con los delincuentes.

En respuesta a los asesinatos, Maduro además convocó una junta de seguridad que estaba programada para finales de enero.

En el encuentro del miércoles, el mandatario expresó que el caso “nos tocó todos y es un acumulado de eventos… Nadie se puede cruzarse de brazos… la masacre de esta querida actriz… fue una bofetada… La sociedad tiene que reaccionar”.

“Si alguna lección tiene esta circunstancia debe ser que este (la violencia criminal) es un tema que debemos trabajar nosotros a un nivel de mayor coordinación, de mayor eficiencia”, dijo Maduro en un discurso ante los gobernadores estatales y alcaldes de las 79 ciudades más peligrosas de Venezuela.

Tras asegurar que los índices delictivos han disminuido en el último año, Maduro preguntó: “¿Qué no hemos hecho para parar la matanza? Algo no hemos hecho” para evitar que hechos de extrema violencia sigan ocurriendo. Prometió escuchar las propuestas de aliados y adversarios políticos para instaurar un “nuevo modelo” que espera que arroje “resultados concretos”.

Al encuentro asistió el líder de oposición y ex candidato presidencial Henrique Capriles, quien en la víspera invitó a Maduro a “que dejemos de un lado las diferencias que tenemos en lo político y nos unamos en un solo bloque para ganarle la lucha a la violencia”. Capriles no rindió declaraciones.

“Estoy en Miraflores, x (por) la seguridad de los vzlanos (sic) iré a donde sea, es un clamor nacional parar la violencia q está acabando con ntra (nuestra) Vzla (sic)”, escribió en Twitter Capriles, a quien se pudo apreciar brevemente en imágenes de la televisora estatal estrechando la mano de Maduro cordialmente al arribo del mandatario a la reunión. Esa escena es poco común en este país dividido entre los que apoyan o adversan al gobierno socialista del ahora fallecido presidente Hugo Chávez, que gobernó entre 1999-2013, y su heredero político, Maduro, electo en los comicios de abril del 2013.

Algunos analistas desconfían que de estos encuentros se imponga la voluntad de combatir la delincuencia mediante el consenso y la participación de todos los sectores del país.

“Ojalá sea verdad, sea sincero, sea permanente (el diálogo) y no sea simplemente una reacción a la conmoción social que hoy tenemos (por la muerte de la actriz) y una manera de apagar los fuegos que hoy están en la opinión pública, incluso entre los partidarios del gobierno”, expresó Briceño.

Otros líderes de oposición como Leopoldo López culparon de la muerte de Spear directamente al gobierno, que López calificó en Twitter como “complice, d grupos armados, corrupcion judicial, trafico d armas” (sic).

AP

The Associated Press o AP es una agencia de noticias de Estados Unidos fundada en 1846. Es una cooperativa propiedad de sus periódicos, y estaciones de radio y televisión contribuyentes en Estados Unidos, que tanto aportan historias como utilizan el material escrito por la misma. El servicio de la agencia se produce en cinco idiomas: inglés, alemán, holandés, francés y español.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir