No mejora la AEE, según Fitch

Agencia clasificadora advierte con degradar más allá de la chatarra
AEREAS
EL VOCERO / Archivo
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 7:42 am

Degradación hasta el nivel chatarra y vigilancia negativa es lo que pesa sobre la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) debido a la fragilidad de sus finanzas y la posibilidad de llegar al impago en su deuda con los bonistas.

Así lo hizo constar la agencia clasificadora Fitch Ratings, que redujo el crédito para unos $8.7 mil millones en bonos de la corporación pública de BB+ a BB, lo cual resalta el riesgo de no cumplir con sus obligaciones.

“El desempeño financiero de la AEE hasta el año fiscal 2014 sigue siendo débil”, reiteró el informe y se explicó que la degradación refleja la alta preocupación sobre la capacidad de agencia para gestionar la liquidez necesaria a corto plazo.

Al presente, la AEE tiene pendiente la maduración de una línea de crédito de $250 millones y el vencimiento de otra línea de crédito por $550 millones, cuyos pagos deberá producir para julio y agosto próximo.

Si la AEE no alcanza a mejorar su situación, Fitch advirtió que en unos meses resolverá la vigilancia negativa, que podría conllevar una nueva degradación.

“Cualquier incumplimiento por parte de la AEE para enfrentar los problemas inmediatos relacionados con sus vencimientos de préstamos a corto plazo, a través de la extensión de sus líneas de crédito existentes o con nueva liquidez proporcionadas por el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) o de otros bancos, daría lugar a una calificación negativa”, sostuvo Fitch.

El director ejecutivo de la AEE, Juan F. Alicea Flores, dijo que buscan opciones para renovar las líneas de crédito, con la asistencia del BGF. “Estamos trabajando con nuestro Plan Estratégico y dirigiendo todos nuestros esfuerzos en la recuperación de ingresos y en el control de gastos, para así poder mantener saludable la liquidez en nuestras finanzas, lo que dará paso para estar en la posición financiera adecuada y adelantar nuestros proyectos de mejoras al sistema y diversificación a gas natural”, expresó Alicea Flores.

Destacó que para el próximo año fiscal 2014-2015 ha identificado $170 millones en ajustes administrativos y que continuará evaluando medidas, procesos y controles internos dirigidos a aumentar la eficiencia de las operaciones, atender la estabilidad financiera, los niveles de ingreso y la reducción de gastos.

En febrero pasado, la agencia Moody’s había degradado los bonos de la AEE ante la estrechez económica de la Isla y la baja poblacional que incide sobre la clientela de la agencia y sus recaudos por venta del servicio. En los primeros 10 meses del presente año fiscal que vence en dos semanas, la venta de energía en la AEE descendió en 3.7%, informó Fitch.

Desde julio de 2013 hasta abril 2014, la AEE informó ganancias antes de depreciación de $645 millones y una pérdida neta de $204 millones. “Aunque las cifras han mejorado ligeramente respecto al ejercicio de 2013, ambos están por debajo del presupuesto, debido, en parte, a la tendencia a la baja en las ventas de energía. Los debates recientes de un aumento de la tarifa son positivos y necesarios para estabilizar las operaciones, pero la voluntad política para un aumento y el momento sigue siendo inciertos”, destacó el informe.

Sobre la base de clientes de la AEE (1.49 millones) estableció que aunque es diversificada, la debilidad económica del ELA continua, mientras sigue la baja poblacional, los niveles de riqueza están limitados y el nivel de endeudamiento es alto.

“Sin duda, no podíamos seguir operando como en los pasados 20 años y llegó el momento de demostrarlo para llevar a la Autoridad a una mejor clasificación”, comentó Alicea Flores.

Como punto positivo, Fitch dijo que resultan favorables los esfuerzos de la AEE para reducir la dependencia del petróleo, mediante la conversión de las instalaciones existentes a gas natural, entre otras estrategias.

Advirtió que el desempeño de los demás créditos del ELA podría incidir de manera directa sobre futuras calificaciones de la AEE. Puntualizó que cualquier incumplimiento para abordar los desafíos en su rentabilidad y el flujo de efectivo, sea mediante aumentos en tarifas, su estrategia de diversificación de combustible, la mejora en la recaudación de ingresos y otras iniciativas para reducir costos “se traduciría en una baja en la calificación”.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir