No presentarán evidencia del asesinato

La fiscalía federal expuso que no pretende presentar evidencia para establecer que el motivo del "carjacking" era el asesinato de Carmen Paredes
20140206_RC_CASELLAS_JM
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 4:05 am

El fiscal federal Michael Gilfarb reafirmó, que no presentará prueba sobre el asesinato de Carmen Paredes durante el juicio federal contra Pablo Casellas, acusado por ofrecer declaraciones falsas  a agentes federales sobre el ‘carjacking’ del que alegó haber sido objeto el 17 de junio de 2012.

En una moción de diez páginas, el fiscal afirmó que las alegaciones del representante legal de Casellas Francisco Rebollo, de que el ministerio público federal presentará evidencia del crimen, tienen el propósito de evitar la estipulación de prueba.

Expuso que no pretende presentar evidencia para establecer que el motivo del ‘carjacking’ era el asesinato de Paredes. La defensa alegó que Gilfarb iba a presentar evidencia sobre el asesinato de Paredes, luego de que el fiscal anunciara que cinco de los cuatro peritos a declarar en el juicio federal testificaron en el juicio estatal sobre el asesinato de Paredes.

El fiscal insistió en que estos testigos no serán interrogados sobre el asesinato. Precisó que puede llamar a la silla de los testigos a la investigadora de la escena del Instituto de Ciencias Forenses (Giselle Cintrón), quien trabajó la escena del crimen el 14 de julio de 2012 -día del asesinato de Paredes- sólo para efectos de que ese día se produjo un allanamiento en la residencia del convicto en el que se recuperaron 29 armas de fuego, casquillos y proyectiles.

De igual forma, mantuvo que puede presentar el testimonio del experto en armas de fuego del Instituto de Ciencias Forenses -Carlos del Valle- en relación a que una de las armas recuperadas en la residencia de Casellas durante el allanamiento, -el rifle 22-  había sido reportado por el acusado como robado durante el ‘carjacking’. A su vez, argumentó que ese testigo puede declarar que los proyectiles encontrados en el vehículo Acura de Casellas, quien alegó que le fueron disparados por parte de tres asaltantes, provenían de un arma de fuego encontrada en su propia casa.

Asimismo, planteó que puede presentar el testimonio de un testigo -Luis Alberto Guzmán- que observó cuando desde un Mercedes Benz se lanzó un arma de fuego al pavimento. Gilfarb mencionó que Rebollo y él han discutido sobre numerosas estipulaciones, pero que el letrado se ha negado estipular que el acusado fue quien lanzó el arma de fuego desde el Mercedes Benz. -El arma de fuego lanzada desde el vehículo de Casellas fue la pistola FN Five Seven con la que el convicto mató a su esposa-.

Gilfarb argumentó que si Rebollo estipulara que su cliente fue quien lanzó el arma no tendría que presentar prueba adicional para establecer que la Five Seven que Casellas alegó haber sido robada durante el ‘carjacking’ estaba en su casa en día del allanamiento y que los proyectiles de esa arma estaban en el cadáver de Paredes.

El fiscal expuso que  no se requiere la presentación de prueba del homicidio para que se admita como evidencia la presentación de casquillos de bala. Las autoridades estatales encontraron dos casquillos de bala debajo del cadáver de Paredes en el área de la piscina de la residencia de la pareja, ubicada en la urbanización Tierralta III en Guaynabo.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir