Nubes artificiosas en La Liga de Arte de San Juan

A partir de la pieza ‘Nube’ de Elizam Escobar se gesta un encuentro de artistas
Elizam.jpg
Suministrada
Por Jorge Rodríguez, EL VOCERO 4:00 am

Desde las cirros más altas, pasando por los cúmulos verticales, las lenticulares y las estelas de vapor de formas infinitas, las nubes suponen un libro abierto de encantación, donde la presencia del tiempo se muestra efímera, ligera, intangible, libre.

Pueden ser también personajes perennes de un Magritte que las sostiene algodonadas sobre una copa de cristal o las refleja desde la conjuntiva de un ojo, dentro del cuerpo de una paloma, tras una puerta, premonitorias, caracterizadas o personificadas llevándolas a la poesía.

La Liga de Arte de San Juan celebra sus propias ‘Nubes’, este próximo jueves, 31 de julio, a partir de las 6:00 pm, con nubes tétricas, dramáticas, sicológicas, negras, infantiles, metamórficas y hasta expresionistas-abstractas con ópticas caribeñas de maestros artistas como Elizam Escobar, Luis Alonso, Nick Quijano, Luis Maisonet, Domingo Izquierdo, Orlando Vallejo, Giovanna Verni y otros excepcionales artistas plásticos como Julia Rivera, Natalie Anaya, Iván Girona, Elsa Meléndez, Aby Ruiz, Sebastián Vallejo y Emmanuel Torres.

“Algunas ideas generan encuentros, algunos encuentros generan ideas; y, al fin y al cabo, ambas cosas suelen estar estrechamente ligadas. El encuentro es el choque donde el espacio se acorta y es sustituido por abrazos, palabras, besos, discusiones, situaciones, con un sinfín de diferencias y, por ende, es coagulante de ideas”, manifiesta Juan Alberto Negroni, diseñador de este montaje y encargado de la Galería Delta Picó de la Liga.

“Esta muestra surge de un encuentro entre colegas: Elizam, Aby, Emmanuel e Iván… donde a partir de la pieza ‘Nube’, de Escobar, nace la idea de gestar un encuentro de artistas para compartir piezas que tratarán el mismo tema, la misma cosa. ‘Nube’ nos trae también las caóticas, las cálidas, las persistentes, las viscerales y hasta las catastróficas”, añade Negroni.

Con más de medio centenar de nubes en las piezas de René Magritte (1898-1967) y el discurso que se espera fomente con esta colectiva de ‘Nubes’, se retrotrae ‘El falso espejo’, la obra del pintor surrealista belga que capturaba unas nubes en un ojo, pero de una manera artificiosa aunque pareciera una obra naturalista. Este apuntó que “el sentimiento que experimentamos al contemplar un cuadro, no se puede distinguir del cuadro ni de nosotros mismos. El sentimiento, el cuadro y nosotros mismos estamos reunidos en nuestro misterio”.

Para exhibir estas obras tan distintas, Negroni preparó un diagrama para lograr en secuencia imágenes coherentes a nivel conceptual, reconociendo que las temáticas resultaban muy complejas aunque lucieran muy sólidas pictóricamente.

“Eso ayudó en la cuestión de darle un poco de homenaje a Elizam con los demás artistas jóvenes que prometen. Fue muy difícil lograr presentarla en esta galería pequeña aun con el esfuerzo de colaboración de los artistas. Nos dieron sugerencias y nuevas direcciones en esta exposición firme y densa en ciertas áreas, especialmente en el diseño. Por ello, la tendremos más tiempo en calendario”, agregó el encargado de la galería.

Jorge Rodríguez, EL VOCERO

Laureado periodista reportando por más de dos décadas en EL VOCERO sobre los eventos de arte y cultura de Puerto Rico y el mundo.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir