Nueve verdades que nadie te cuenta sobre el parto

¡Entérate!
parto
Por ElVocero.com 12:04 pm

El nacimiento es un momento clave en la vida de toda persona, si crees que es necesario, ve y pregúntale a tus padres qué sintieron cuando te vieron por primera vez. Las madres lo viven de una manera que no solo cambia su modo de percibir las cosas, sino su cuerpo, donde alojó a otro ser humano.

9.Depresión postparto

Contrariamente a lo que te han dicho, la depresión no siempre surge en las semanas siguientes al parto y muchas veces los síntomas ni siquiera tienen que ver con la depresión en sí misma. La concepción de que las madres suelen tener problemas de ánimo y humor no siempre es cierta. Los cambios en el sueño y forma de vida pueden generar cambios de humor, pero no siempre está ligado a la depresión y además, no siempre ocurre próximo al parto: puede suceder en cualquier momento del primer año de vida del niño.

8. El microbioma humano se forma durante el nacimiento

Nuestro microbioma está compuesto por millones de bacterias que forman un ecosistema único en cada uno de nosotros. Estas bacterias se adquieren en su mayoría durante el nacimiento, cuando el niño está expuesto a la vagina y los intestinos de la madre.

7. El parto es riesgoso

Como en todos los mamíferos, el parto es riesgoso para los seres humanos. Sin embargo, lo es aun más en nuestra especie, porque la pelvis humana se contrae y la cabeza de los bebés suele ser grande. Además, un parto humano dura mucho tiempo, lo cual prolonga el dolor y el riesgo. La dilatación debe ser tres veces mayor a la de los simios y esto tarda bastante.

6. Es probable que la madre defeque durante el parto

Es algo que muchas mujeres no saben y se sorprenden cuando les ocurre en medio del parto, pero es algo absolutamente normal. El proceso de pujar para tener un bebé es muy parecido al de excreción… como cuando vas al baño: se mueven los intestinos, por lo que es común que las heces salgan por sí solas. No es bonito de explicar, pero es de lo más normal.

5. La fecha no es siempre la correcta

Aunque los médicos suelen dar una fecha específica de nacimiento, lo cierto es que no atiene mucho a la realidad y aunque es probable que el bebé nazca dentro de ese mes, no siempre ocurre en el día estipulado. La fecha está casi siempre entre las 37 y las 42 semanas de gestación y en las madres primerizas es aun más frecuente, la estimación suele diferir y el niño nace algunos días fuera de esas semanas.

4. Épocas antiguas

En la antigüedad, los partos eran diferentes, primero se hacían sobre dos ladrillos para dar espacio al bebé y en cuclillas. En épocas de la monarquía los partos eran públicos para que todos vieran que era realmente el hijo del rey y no un niño cambiado, sin sangre real.

3. Efectos positivos en tu belleza y salud

Generalmente se dice que las mujeres embarazadas están resplandecientes y resulta que es totalmente cierto. La cantidad de sangre recorriendo el cuerpo aumenta y muchas veces se muestra en zonas como las mejillas, donde se notará la belleza natural. Asimismo, las hormonas también se vuelven más activas haciendo que la piel esté suave.

De forma similar, el olfato aumenta porque muchos tóxicos pueden dañar a un bebé. El alcohol, el café y el cigarro son negativos y está bien que nuestro cuerpo los rechace a través de los olores fuertes y molestos.

2. Las contracciones pueden seguir por algunos días

Son la manera que tiene el cuerpo de detener la pérdida excesiva de sangre, y pueden durar algunos días. Sin embargo, si das a luz en un hospital es probable que no las sientas demasiado por los medicamentos.

1. El padre puede sentir síntomas de embarazo

En muchos padres que viven el embarazo de su pareja muy de cerca, los síntomas suelen mostrarse de igual manera. Se sienten las náuseas, el dolor abdominal y se sube de peso. Esta condición se llama Síndrome Couvade.

Fuente: Ojo Científico

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir