Nuevo integrante para Acura

Nueva línea TLX de Acura
El Acura TLX ofrece dos transmisiones, ambas automáticas. Una es de ocho velocidades y la otra, de nueve. De la misma manera, ofrece dos motores: un cuatro cilindros y un V6.
Por Andrés O'Neill, Jr., Al Volante 4:00 am

Uno más para la racha reciente de nuevos modelos que entran a nuestro mercado. La semana pasada reportamos sobre los lanzamientos de la nueva Lincoln MKC y la segunda generación del Chrysler 200. Antier miércoles se les unió la nueva línea TLX de Acura, que para el 2015 se inicia en el lineup de la marca premium de Honda.

El rol del TLX, que se fabrica en la misma planta en Ohio en la que se producirá la segunda generación del superexótico Acura NSX, es sustituir al TL, el cual ya iba por su cuarta generación.

Dos motores son ofrecidos en este nuevo modelo. Uno es de cuatro cilindros, 2.4 litros y 206 caballos de fuerza y viene con una transmisión automática de ocho cambios con doble “clutch”. El segundo motor es un V6 de 3.5 litros y caballaje de 290. También trabaja en conjunto a una transmisión automática, pero de nueve velocidades.

Algo muy interesante en el TLX es que tiene un sistema llamado Precision All Wheel Steer (P-AWS) que permite que las cuatro ruedas giren sincronizadamente con el guía. No es que sea un sistema de tracción en las cuatro ruedas (eso también lo tiene), sino que todas las gomas viran. Como podrán imaginar, esto le da una gran agilidad al manejo no sólo a altas velocidades, sino también en maniobras en espacios pequeños como en un estacionamiento.

De la manera que funciona es que cuando el conductor mueve el guía hacia la derecha, pues obviamente, las ruedas delanteras giran hacia la derecha. Pero con el P-AWS, las ruedas traseras giran levemente en sentido contrario, hacia la izquierda, brindando así unos movimientos más ágiles y unos cambios de carril más certeros. En un lugar con muy poco espacio viene bien útil ya que el círculo de viraje disminuye considerablemente.

Por más revolucionario que suene un sistema como éste, no es nada nuevo. El Porsche 911 Turbo lo tiene, al igual que algunos modelos de Infiniti. También lo tuvieron brevemente a principio de los 2000 las pickups grandes Chevrolet Silverado y GMC Sierra y lo llamaban Quadrasteer. Pero el concepto va mucho más atrás y surge de la misma Honda. Lo tenía el modelo de tercera generación (1987 al 1991) del muy querido Honda Prelude. Fue un sistema muy revolucionario para su época y los modelos que lo tenían se llamaban Prelude 4WS.

 

Otro sistema muy importante disponible en el TLX es uno que avisa sobre objetos que estén en la carretera y otro que no sólo lo alerta al conductor cuando se está saliendo de su carril, sino que también corrige la situación activando los frenos o moviendo el guía.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir