Continuar a ElVocero.com

Obsesión de EEUU con el misterio del avión malasio

Desde el comienzo, la tragedia ha estado repleta de tanto drama como para comparase con una película policial de Hollywood.
malasia
Foto AP
Por AP 2:29 pm

PERTH, Australia — Los estadounidenses parecen difíciles de resistirse a los intentos por desentrañar un buen misterio, como las desapariciones inexplicables de la aviadora estadounidense Amelia Earhart y del líder sindical norteamericano Jimmy Hoffa.

Tal vez sea por eso que el interés en el país por la saga del avión desaparecido de Malaysia Airlines sigue afianzado mucho después de que las personas de otras partes ya parecen haberlo olvidado.

Desde el comienzo, la tragedia ha estado repleta de tanto drama como para comparase con una película policial de Hollywood. A pesar de que se desarrolla en otra parte del mundo y que sólo había tres estadounidenses a bordo, muchos norteamericanos lucen absortos de todas maneras.

“Esta historia tiene muchos ingredientes de drama convincente, particularmente que hay vidas en juego, un misterio sin resolver, una carrera contra el tiempo, emoción humana”, dijo en un correo electrónico Tom Rosenstiel, director ejecutivo del American Press Institute.

Sin embargo, ¿por qué persiste tanto interés en Estados Unidos cuando la historia ya perdió vapor en otras partes?

Desde hace semanas ya casi no sale en las primeras planas de los diarios ni en los portales de noticias australianos a pesar de que la búsqueda se coordina desde la costa oeste de este país.

CNN International limitó su cobertura cuando salieron otras noticias, como la crisis en Ucrania y el juicio a Oscar Pistorius en Sudáfrica. Sin embargo, CNN en Estados Unidos sigue muy enfocado en el tema del avión. Incluso en China, de donde eran dos terceras partes de los pasajeros del avión perdido, los recortes incesantes en televisión y el clamor en las redes sociales también han disminuido.

Sin embargo, los estadounidenses ansían más.

Muchos creen imposible creer que un moderno Boeing 777 con 239 pasajeros a bordo pudiera desvanecerse sin rastro ese 8 de marzo, en una época en que incluso un iPhone puede localizarse casi en cualquier parte.

Parte de la obsesión también podría deberse a la mentalidad de los estadounidenses de “tener que saber” y su adicción a las redes sociales, que se alimenta sin cesar por las últimas noticias, imágenes o fotos que se vuelven virales en Twitter, Facebook y YouTube.

Desde que el avión desapareció, la noticia ha sido sistemáticamente de las más leídas en la aplicación para dispositivos móviles de The Associated Press.

Por eso los estadounidenses buscan en la televisión los últimos acontecimientos y cuando no hay nada nuevo, están pegados a sus smartphones por el suspenso de no saber —o para no perderse de algo nuevo_, irritados de alguna forma cuando nada pasa.

Desde manchas de combustible flotando en el mar hasta la señal de las cajas negras desfalleciendo, cada nuevo giro hace que los lectores norteamericanos se pregunten: ¿Será esta la clave del misterio?

“Me encuentro a mí mismo absorto viendo o leyendo sobre esto porque parece que ha tomado importancia mítica “, explica Paul Mones, abogado de Portland, Oregon, en un email.

“En este mundo moderno simplemente nos negamos a aceptar que algo tan concreto pueda simplemente quedar fuera de nuestro alcance físico y entendimiento… La gente simplemente se niega a aceptar que posiblemente nunca se conozca la causa del desastre”.

AP

The Associated Press o AP es una agencia de noticias de Estados Unidos fundada en 1846. Es una cooperativa propiedad de sus periódicos, y estaciones de radio y televisión contribuyentes en Estados Unidos, que tanto aportan historias como utilizan el material escrito por la misma. El servicio de la agencia se produce en cinco idiomas: inglés, alemán, holandés, francés y español.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir