Continuar a ElVocero.com

Para entender la base del presupuesto

El presupuesto no es otra cosa que un plan financiero en detalle, donde se incluyen las partidas de ingreso y la asignación de esos recaudos a los gastos operacionales
finanzas40p
Suministrada.
Por Redaccion, EL VOCERO 4:00 am

Andrés Bosa Matos
@BosaAndres

Aún cuando a cada gobernante le es compulsorio presentar al país el presupuesto recomendado para las operaciones del próximo año fiscal, ninguno de éstos se inmuta por educar al pueblo sobre cómo funciona el sistema financiero del gobierno.
El presupuesto no es otra cosa que un plan financiero en detalle, donde se incluyen las partidas de ingreso y la asignación de esos recaudos a los gastos operacionales.
Existen diversos mecanismos para el financiamiento del programa de trabajo, entre ellos: el Fondo General, los Préstamos, las Emisiones de Bonos, las Aportaciones Federales y los Fondos Especiales del Estado. Pero es el Fondo General con casi un 30% del total del presupuesto, el instrumento más significativo por el que se nutre el fisco.
Éste está conformado por contribuciones a individuos, a la propiedad y a las corporaciones, IVU, arbitrios al cigarrillo, bebidas alcohólicas y vehículos de motor, licencias, ingresos no contributivos y otras fuentes financieras.
De todos estos, la mayor fuente de ingreso son las contribuciones que pagamos sobre nuestro salario. Es por eso que cuando ocurre una malversación, se dice que se ha violentado el “dinero del pueblo”.
Uno de los errores más críticos dentro del desarrollo de un presupuesto gubernamental, es comprometer partidas de gastos recurrentes conforme a fuentes de ingreso inseguras.
Habiendo contabilizado todo estimado de recaudos, se procede con la asignación económica a cada agencia que compone la rama ejecutiva. No existe un criterio formal de cómo hacer la distribución, pero es menester de cada líder enfocar aquellas áreas que más contribuyan al bienestar socioeconómico de todos los habitantes.
Ya es una normalidad que el gobierno consuma sin mesura, en bienes superfluos; llegando a gastar más de lo presupuestado. Es en esa coyuntura donde se incurre en deuda pública para cuadrar partidas o se cierra el año fiscal con un déficit.

El autor es profesor universitario, asesor financiero y autor del libro: ¿Por qué somos pobres y ellos son ricos?; de venta en tu librería más cercana.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir