Permanecen arrestados trío acusado “carjacking” con pistola de juguete

Se declararon no culpables
Carcel_Regional_de_Bayamon_013
EL VOCERO / Archivo
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 3:35 pm

En el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés), permanecerán ingresados dos sujetos, acusados por intentar cometer un “carjacking” en Toa Alta, utilizando una pistola de juguete.

Adrián Rosa Colón, Jehovanie Miranda Reyes, comparecieron a la vista de fianza ante la magistrada federal Silvia Carreño, quien consideró que los acusados representan un peligro para la comunidad.

El dúo se declaró no culpable por este caso.

Estos fueron acusados junto a Juan Bauzá Báez por estos hechos. Rosa Colón no compareció al tribunal debido a que se encuentra hospitalizado. La vista de fianza fue pautada para el 4 de abril.

Miranda Reyes dijo tener 22 años y que se desempeñaba como barbero. Asimismo, Bauzá Báez de 18 anos, indicó que era barbero.

El abogado de Bauzá Báez solicitó sin éxito que su cliente fuera dejado en libertad bajo fianza. Este alegaba que su representado no tiene récord previo, que vive con su familia la que estaba dispuesta a ofrecer una propiedad como garantía para la fianza. El letrado reconoció que aunque el crimen del que se le acusa a su cliente es uno serio, solo participó como chofer del grupo. Expuso que el padre de su cliente fue quien lo entregó a la Policía.

Por su parte, la fiscal Kelly Zenón afirmó que Báez Zenón chocó un segundo vehículo mientras huían de las autoridades y que la ocupante tuvo que ser atendida en el hospital.

“Tenemos serias preocupaciones del control de los padres de este acusado. Este acusado admitió que él y los coacusados estaban buscando vehículos para robar y que vieron a una familia saliendo del supermercado, le robaron el vehículo y se lo destrozaron”, expuso Zenón.

Entretanto, Pedro Bisbal abogado de Miranda Reyes no presentó ningún argumento para refutar al gobierno. Se alega que los acusados asaltaron a mano armada a una familia que hacía compra en el supermercado Brisas del Toa en Toa Alta el pasado
20 de marzo.

El trío transitaba por la carretera PR-165 cuando fueron vistos por agentes de la Policía de Puerto Rico. Los agentes intentaron detener a los sujetos, pero estos trataron de escapar, provocando una persecución que culminó cuando los acusados chocaron con otro vehículo que se encontraba detenido en la vía.

Rosa Colón, Miranda Reyes y Bauzá Sáez salieron del carro chocado y se internaron en un área boscosa para huir de los agentes. Rosa Colón cayó al suelo y en ese momento se le cayó de la cintura la pistola de juguete que alegadamente fue utilizada durante el “carjacking”. Este fue arrestado inmediatamente.

Para la búsqueda de los restantes acusados se utilizó el helicóptero de la Policía.

Miranda Reyes fue encontrado por la Policía en el área boscosa en la madrugada del viernes.

Mientras, el padre de Bauzá Sáez lo llevó al cuartel de la Policía en Toa Alta para entregarlo.

Los acusados se exponen a sentencias de hasta un máximo de 15 años de cárcel.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir