Continuar a ElVocero.com

Pesca mágica en El Combate

Más de 30 niños autistas disfrutaron de la cultura de la pesca.
pesca copy.jpg
Foto suministrada
Por Jorge Rodríguez, EL VOCERO 4:00 am

CABO ROJO—Si se entiende que la magia es un arte fingido que produce por medio de operaciones ocultas, efectos contrarios a las leyes naturales con resultados maravillosos, habría que conceder que el IV Torneo de Pesca Infantil – Pescando por la Paz, celebrado en el sector de la playa de El Combate, en Cabo Rojo, contó con esas características.

Y si se añade, que en la misma jornada participaron niños de la corriente regular escolar con niños de educación especial al mismo nivel, entonces este momento mágico, con un panorama playero sin igual y un aire natural fuera de contaminaciones urbanas, se constituyó en uno de esos momentos mágicos especiales que solo se dan en Puerto Rico.

“En esta actividad comparten niños y niñas especiales que participan de la pesca con su papá y su mamá practicando el mismo deporte. Este año tenemos unos pescadores —que los niños especiales no saben al respecto lo que está sucediendo—, debajo de las embarcaciones; y les ponemos la pesca en sus anzuelos, después de enseñarles el ejercicio desde cero. Así, 31 niños autistas disfrutan de la cultura de la pesca, aprenden lo que se hace, y luego que ven sus peces, se llenan de alegría”, declaró el líder comunitario y policía Rey Hernández, organizador de la actividad.

El concurrido evento, contó además, entre otros, con efectivos de Recursos Naturales, la Policía de tránsito, los bomberos de Puerto Rico, miembros de la alcaldía, la Guardia Costanera, pescadores, artistas, el alcalde Roberto ‘Bobby’ Ramírez, y los miembros del Taller de Fotoperiodismo, entre otros, quienes ofrecen clases en este sector y suponen una gran influencia educativa entre niños y jóvenes.

Hernández, quien pertenece a la División Montada de El Combate, destacó que toda la comunidad hizo trabajo voluntario junto al comercio de Cabo Rojo, dándole la mano pueblos como Quebradillas, Comerío y Bayamón. Se dedicó el acto al jovencito James Torres, un sobreviviente de cáncer y se contó con espectáculos sanos y muy amenos.

“Al comenzar se hicieron ejercicios, algunas agencias se dedicaron a orientar sobre los animales en peligro de extinción, los bomberos hicieron una obra sobre qué deben hacer los niños en caso de incendio, vino el payaso Tapete, Charlie Chaplin, el niño cantante Abdiel Burgos de ‘Idol Kids’, que actuó además como maestro de ceremonias”, agregó Hernández.

Por su parte, Ismael Fernández, presidente del Taller de Fotoperiodismo, anunció que su equipo viene desarrollando un currículo para combinar la fotografía, el arte de la pesca y la ecología.

Jorge Rodríguez, EL VOCERO

Laureado periodista reportando por más de dos décadas en EL VOCERO sobre los eventos de arte y cultura de Puerto Rico y el mundo.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir