Pierluisi propone declarar emergencia fiscal

Por ElVocero.com 3:05 pm
Comisionado residente informó que le cursó una carta al Gobernador en la que no sólo ofreció su ayuda, sino que también incluyó sus propuestas.
Pedro_Pierluisi_2012_fin_de_an771o_44

El Presidente del Partido Nuevo Progresista, Pedro R. Pierluisi, hizo un llamado a todos los sectores económicos y cívicos de Puerto Rico a unir fuerzas para lidiar con la crisis fiscal y la degradación del crédito de la Isla, al tiempo que presentó propuestas específicas para atajarla.

“Es apropiado declarar una emergencia fiscal que justifique la implantación de un nuevo sistema contributivo a tono con las circunstancias actuales. Se deben revertir los nuevos impuestos que encarecen los costos de hacer negocios en Puerto Rico y reformular las tasas contributivas de las corporaciones para distribuir mejor la carga de una forma más justa y razonable entre las empresas exentas y las no-exentas,” señaló el Presidente de la Palma.

“Este servidor, y el liderato del Partido Nuevo Progresista, hemos estado y seguimos estando en la mejor disposición de colaborar de buena fe para poner en marcha las soluciones que Puerto Rico necesita. Vamos a mirar hacia delante y hacia el futuro”, indicó.

En conferencia de prensa, Pierluisi informó que le cursó una carta al gobernador García Padilla a estos efectos en la que no sólo ofreció su ayuda, sino que también incluyó sus propuestas. La misiva incluye las premisas económicas que deben dirigir cualquier esfuerzo fiscal, así como propuestas para reducir los gastos del gobierno de Puerto Rico. Asimismo, incluyó ideas que deben formar parte de la discusión y ejecución del nuevo presupuesto para el próximo año fiscal.

El Presidente del PNP dijo que el presupuesto del gobierno de Puerto Rico tiene que estar claro en sus prioridades. Equiparó la situación actual a la de una familia a la que le quitan sus tarjetas de crédito y no tiene otra alternativa que vivir cheque a cheque o pedir prestado en una financiera con altos intereses.

Por eso, manifestó que “ante las circunstancias que se enfrenta Puerto Rico, cualquier medida que vaya a ser aprobada tiene que tomar en consideración si conlleva un gasto adicional, y de ser así, tiene que estar acompañada de un recorte por la misma cantidad en otro renglón presupuestario. Asimismo, cualquier medida impositiva que sea considerada tiene que promover el desarrollo económico o ser descartada de plano.”

Pierluisi ha sido un duro crítico de las políticas fiscales del gobierno actual que aumentó el presupuesto vigente por alrededor de $850 millones en comparación al del 2012-2013. Por consiguiente, en el área de recortes a los gastos del gobierno, propuso eliminar o reducir significativamente todos los contratos de servicios profesionales del gobierno central, salvo los que son pagos con fondos federales, y eliminar los gastos de publicidad en su totalidad, exceptuando aquellos que promueven a Puerto Rico en el exterior y los requeridos por ley.

Además, reiteró que se deben congelar todas las plazas de la nómina pública para no sustituir los empleados que se retiren o se vayan del gobierno, excepto aquellos que sean estrictamente necesarios.

Insistiendo en que ya no hay alternativa a presentar un presupuesto balanceado, el líder de la Palma dijo que el nuevo presupuesto tiene que ser menor al actual y que no se puede contar con préstamos para cuadrarlo.

Al entrar en mayor detalle en cuanto a las medidas que hay que tomar, Pierluisi añadió que hay que reformar el sistema contributivo, así como las corporaciones públicas y hay que realizar un esfuerzo concertado para atraer más inversión de capital a la isla.

En su carta, Pierluisi indica que “hay que reformar el sistema contributivo actual para que la carga sea justa para todos sin afectar la capacidad del sector privado de generar empleos y crecimiento económico. Hay que analizar la situación de cada corporación pública para ver cómo va a reestructurarse y/o reformarse para atender la nueva realidad fiscal y para que pueda cumplir con sus obligaciones de pago en el mercado. Al mismo tiempo, hay que aumentar los esfuerzos e iniciativas de promoción de Puerto Rico como destino de inversión, y ser partícipe de proyectos y alianzas con todos los sectores de la sociedad que ayuden a atraer una inyección de capital extranjero”.

Pierluisi puntualizó que una de las principales razones por las cuales Puerto Rico llegó a esta crisis está íntimamente ligada al problema de nuestro estatus. Explicó que los ciudadanos americanos en la Isla sufren de una calidad de vida inferior a la que se vive en los estados y, por consiguiente, las pasadas administraciones han tratado de equiparar las oportunidades y servicios que no recibimos del gobierno federal con fondos estatales.

Eso, insistió, “ha causado que el gobierno de Puerto Rico se endeude año tras año en busca de proveer una calidad de vida como la que se vive en los estados. En otras palabras, hemos tratado de empatar la pelea con nuestros propios recursos o con préstamos incurriendo en una deuda excesiva.”

“Si nuestro estatus fuera mejor, estaríamos mejor. Pero es todo lo contrario. Todos los indicadores económicos y sociales de las pasadas cuatro décadas ponen a Puerto Rico muy por debajo y hasta empeorando con el tiempo en comparación con los estados,” replicó Pierluisi en rueda de prensa desde el Comité Central del Partido Nuevo Progresista.

Temas:  

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir