Continuar a ElVocero.com

Podrían radicar cargos a líderes religiosos

Por encubrimiento de casos de pedofilia
curas-pedofilos
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 4:45 pm

El Departamento de Justicia de Puerto Rico no descarta la posibilidad de que tras evaluar la prueba provista por los líderes de la Iglesia Católica, se puedan someter acusaciones contra los religiosos por encubrimiento, afirmó el fiscal general José Capó.

“Hay que evaluar las circunstancias en el momento de los hechos, por eso no puedo especular, tengo que evaluar las circunstancias para tomar una determinación. Eso es parte de la investigación, no quiero adelantar juicio, pero es parte de la investigación. No quiero adelantar un juicio hasta que no se evalúen cada uno de los expedientes que se entregaron”, respondió Capó a preguntas sobre si son encubridores las personas que hayan sabido de casos de pedofilia y no lo notificaran a las autoridades de ley y orden.

“En este momento cualquier declaración puede afectar la investigación. Entiendo el trabajo de ustedes (prensa), pero tengo un deber de trabajar de esto de la forma más responsable posible y no quiero adelantar juicio”, puntualizó el funcionario ante las insistentes preguntas de la prensa. En cuanto a las declaraciones del arzobispo de San Juan Roberto González Nieves de que algunos delitos de pedofília prescribieron, Capó señaló que lo más importante de las declaraciones del líder religioso es la cooperación que les brindó al suministrarle los
expedientes “independientemente de que hayan prescrito” los cargos.

Indicó que estos casos serán evaluados por el estado. Mantuvo que continúan las investigaciones sobre casos de pedofilia por parte de sacerdotes en Arecibo, Mayagüez y Caguas. Capó rechazó que exista un conflicto de interés del fiscal Wilson González del Distrito de Arecibo, luego de que EL VOCERO revelara que el exsacerdote Edwin Mercado Viera -a quien se le radicarían cargos por actos lascivos el próximo jueves- lo ayudó a anular su matrimonio.

“La solicitud que hizo el fiscal (González) fue un asunto personal, fue un trámite administrativo en la iglesia y eso no impide y no representa ningún conflicto ético y moral para que investigue el
caso”, sentenció Capó.

“No hay relación de amistad ni de conocimiento de amistad que hayan tenido las partes en ninguna ocasión”, agregó.
EL VOCERO reseñó que Mercado Viera fue la persona que asistió al fiscal González para anular un matrimonio que se había oficiado bajo el rito católico.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir