Popular presenta cuadro optimista a sus inversionistas

Por Alana Álvarez Valle, EL VOCERO 4:00 am
En una teleconferencia Richard Carrión aseguró que están esperanzados en que las medidas implementadas por el ELA rindan frutos
popular
Suministrada.

El Banco Popular le presentó un cuadro optimista a sus inversionistas y les aseguró que se encuentra en una posición sólida para enfrentar las consecuencias si el crédito del Estado Libre Asociado (ELA) fuese degradado a chatarra por las casas acreditadoras debido a la mejoría en sus números.

“El último trimestre del año mencionamos que a pesar del ambiente volátil, nos encontramos más confiados en el estatus fiscal de la Isla de lo que estuvimos hace seis meses, debido a las acciones tomadas por el Gobierno. Desde entonces el gobierno de Puerto Rico ha anunciado reformas a los sistemas de retiro y ha provisto datos que demuestran que los ingresos públicos están por encima de lo estimado para la primera parte del año fiscal. Estamos animados con estas medidas, aunque reconocemos que los mercados y la prensa financiera no comparten nuestra opinión”, expresó Richard Carrión, presidente de Popular durante una presentación sobre los datos de la empresa el último trimestre de 2013.

El ejecutivo comunicó que trabajan en acuerdo con otros líderes de negocios para ofrecer cooperación y asesoría al Gobierno cuando sea necesario.

“En el corto plazo, las medidas tomadas durante 2013 para mejorar la salud fiscal gubernamental podrían desacelerar el paso de Puerto Rico hacia la mejoría económica. No obstante creemos que son reformas positivas para fortalecer la economía a largo plazo”, reconoció Carrión.

La línea de las preguntas hechas por los inversionistas que participaron de la teleconferencia demostró una clara inquietud con respecto a la posibilidad de una degradación, de un impago, por conocer cuando el ELA regresará a los mercados de inversión y cuánto tiene invertido Popular en el Gobierno y las corporaciones públicas.

Carrión respondió que una degradación tendría un impacto mínimo en el banco, que las consecuencias más severas serían a la economía del País.

“El plan para regresar a los mercados está delineado, pero el mercado está impaciente. Tiene que haber alguna transacción, por eso están buscando diferentes posibilidades. En algún momento tienen que regresar al mercado, no se pueden mantener alejados y el mercado está ansioso por saber cuándo lo harán”, respondió Carrión a preguntas.

También reafirmó que no tienen instrumentos vulnerables y que no anticipan un impago.

“A pesar de que hemos operado en una economía débil por los pasados 7 años, los sólidos ingresos generados por nuestro banco en Puerto Rico han producido ganancias positivas en cada uno de esos años”, reiteró. “Continuamos atentos a nuestros portfolios y no vemos ningún indicador o señal que anticipe algún cambio en la estabilidad de nuestras métricas crediticias para trimestres futuros. Aunque la debilidad económica sostenida no es ideal para el clima de negocios, no representa un ambiente al que estamos ajenos. Estamos confiados en que nuestra liquidez significativa, exceso en los niveles de capital y la generación de capital interno sólido será clave para nuestro desempeño futuro”, agregó.

 

 

 

 

Temas:    •   •   • 

Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir