Continuar a ElVocero.com

Por el piso la venta de propiedades

Edificios casi vacíos y calles con casas desocupadas ya forman parte del paisaje urbano en la Isla
vr0414016-casas60p
Suministrada
Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 4:00 am

Altos edificios de apartamentos con gran parte de sus unidades vacías e hileras de casas sin vender en lujosas urbanizaciones, no es una escena aislada en el mercado de bienes raíces en Puerto Rico.

Letreros con amplias rebajas en precio, y que en algunos casos podrían llegar hasta casi la mitad de lo que fue su valor de venta inicial, tampoco son ajenos en el paisaje de propiedades en la Isla.

Sin embargo, la reducción en el costo es la estrategia de los desarrolladores para lograr la venta de unidades, gestión que ante la situación económica de los puertorriqueños no han conseguido los resultados esperados al ritmo que necesitan.

Durante los pasados años el sector de bienes raíces ha registrado una fuerte caída en el valor de los propiedades entre un 25% hasta un 40%, mientras las ventas se han reducido principalmente ante la pérdida de empleos, el ajuste de jornadas a los trabajadores, los efectos de la migración de puertorriqueños hacia Estados Unidos y las nuevas reglas de financiamiento.

El corredor de bienes raíces Oscar Sierra informó que algunas propiedades –en el mejor de los casos- han reducido sus precios en hasta $50,000. Mientras, en unidades ya compradas existen situaciones en las cuales el valor es significativamente inferior al monto de la hipoteca. “Asimismo existen otros casos que ante la caída del valor de sus propiedades y no ven alternativas han optado por entregar sus casas, lo que genera un problema adicional a la banca, que se ve obligada a vender las propiedades a precios inferiores, no empece la deuda contraída con ellos, lo cual no nos deja espacio para negociación”, explicó.

El presidente de la Asociación de Constructores de Hogares (ACH), Roberto “Tito” Trápaga, aceptó que existen innumerables proyectos residenciales de alto costo que tras la caída económica no se lograron vender y fueron reposeídos por la banca, que posteriormente los vendió a inversionistas privados que pagaron una cuantía muy inferior por el activo.

Explicó que al adquirir las propiedades por un valor inferior, buscan vender las propiedades a precios bajos y esto ha reducido el valor de las mismas.

“Estos inversionistas compran a los bancos a unos precios bien bajos, lo que les permite revender las propiedades a precios inferiores a los números iniciales. Esto no representa que el valor de tasación se reduzca sino el valor de la venta. Dicha práctica es lo que ha permitido en cierto grado, mover parte de ese inventario de propiedades de alto costo, en su mayoría condominios en sectores como Hato Rey, San Juan, Condado y comunidades planificadas como Río Mar y Palmas Del Mar”, afirmó Trápaga.

Sin embargo, el economista y presidente de la Firma Estudios Técnicos, Graham Castillo aseguró que esta tendencia hacia la baja en el valor de las propiedades no se deberá prolongar por mucho más tiempo, quizás un año adicional.

Sostuvo que ante la práctica de vender las propiedades por debajo de su valor ha incrementando poco a poco la demanda y en la medida incrementa la demanda automáticamente aumentan los precios. “El momento de hacerse de la casa deseada es ahora. Los precios de venta están bajos, los intereses igualmente y el ambiente está favorable para hacer negocios. Dentro de un año la historia va a ser otra. Los precios van a incrementar al igual que los intereses. Para aquella persona que tenga el dinero disponible, el momento es ahora”, indicó.

Castillo fue enfático en que existen otros proyectos que han visto reducir sus precios de ventas por tratarse de obras de mala calidad, construcción y localización, lo que no los hace atractivos para los consumidores. “Al construir se tiene que tomar en consideración la necesidad y demanda del consumidor y tratar de satisfacer las mismas. De no lograrse, el resultado son obras sin vender como las que se están experimentando”, agregó.

Para el presidente de la Asociación de Bancos Hipotecarios (MBA, por sus siglas en inglés), Agustín Rojo Montilla, en el caso de los dueños de propiedades con altas hipotecas y una caída significativa en su valor, existen programas federales encaminados a reducir el interés. “Existen varios programas federales que facilitan al propietario afectado por la caída en el valor de su propiedad tras ser vendidas otras unidades a menor costo en un mismo complejo, que le permiten reducir el interés y por ende su pago mensual. Lo que no se puede hacer es reducir la hipoteca al precio actual de tasación. Lamentablemente en situaciones como estas el cliente resulta afectado y es muy poco lo que se puede hacer al respecto”, señaló.

Todas las partes coincidieron que en el futuro inmediato se verán mayores construcciones de propiedades de interés social, y otras cuyos precios de ventas estén por debajo de los $200,000. Asimismo aceptaron que por lo pronto se mantendrá detenido el desarrollo de condominios por la complejidad procesal de construcción, venta y financiamiento, a la vez que se quedará un poco rezagado, por el momento, la construcción de proyectos de alto costo.

Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO

Graduada de Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez y egresada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, con más de 20 años de experiencia como periodista en prensa escrita, radial y televisiva.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir