Precedente federal confirma discrimen de EU contra PR

“Sin meterme en el issue de si debe o no existir dichas uniones, este caso, en mi opinión, sienta un precedente favorable para atacar acciones congresionales hacia Puerto Rico y los otros territorios".
vr0304010 30pC CORTE.jpg
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 4:00 am

La reciente decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos en el caso USA vs. Windsor, el cual decreta que el gobierno federal viola el Debido Proceso de Ley y la Igual Protección de las Leyes al discriminar contra matrimonios del mismo sexo, sienta un precedente para atacar acciones del Congreso hacia los territorios americanos, afirmó el juez federal Gustavo Gelpí.

“Sin meterme en el issue de si debe o no existir dichas uniones, este caso, en mi opinión, sienta un precedente favorable para atacar acciones congresionales hacia Puerto Rico y los otros territorios. Por ejemplo, el trato desigual a ciudadanos en beneficios federales de Seguro Social, Medicare y a veteranos. El tiempo dirá pero creo que el ambiente jurídico está favorable para cuestionar este trato desigual”, expuso el juez.

Afirmó que tras la determinación del Tribunal Supremo estadounidense se puede empezar a cuestionar su aplicabilidad en los territorios no incorporados. Las declaraciones de Gelpí se produjeron durante la conferencia “La Evolución Constitucional de Territorios de Ultramar de Estados Unidos 1898 al presente”, ofrecida en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico.

Estados Unidos cuenta con varias posesiones de ultramar habitadas, que no son estados. Entre estos, Puerto Rico, Islas Vírgenes, Guam, Islas Marianas del Norte y Samoa Americana. En el 1901 el Tribunal Supremo estadounidense decidió sobre los Casos Insulares y su jurisprudencia aun rige en estos territorios.

El más alto foro judicial de Estados Unidos resolvió que los derechos constitucionales no son extendidos automáticamente a todos los territorios bajo el control de ese país. Gelpí expuso en su presentación que el gobierno federal discrimina contra los puertorriqueños residentes en la Isla, incluso contra los veteranos que han servido en las diferentes guerras y por residir en Puerto Rico, no reciben los mismos beneficios.

La presentación del juez comenzó con un recuento de la expansión territorial de Estados Unidos luego de la Ordenanza del Noroeste de 1789 y culminando con los Casos Insulares. Gelpí citó declaraciones racistas y denigrantes hacia los territorios por parte de congresistas, presidentes y jueces del Tribunal Supremo estadounidense. Entre estos, citó al exrepresentante Thomas Spight de Mississippi, quien en el 1900 expresó que “los filipinos son asiáticos
y negros de sangre mixta que no tienen nada en común con nosotros y los siglos no podrán asimilarlos…ellos nunca podrán ser cobijados con los derechos de los ciudadanos americanos, ni los territorios deben ser admitidos a la Unión Americana”.

Gelpí discutió el desarrollo jurídico y legal de la Isla a partir de la creación del Estado Libre Asociado en 1952, así como jurisprudencia de los tribunales y legislación congresional.

Expuso que contrario a Filipinas, a las cuales el Congreso lo llevó a la independencia, en Puerto Rico hasta el presente, gradualmente “se ha continuado asimilando a un estado de la unión”. “No obstante, a pesar de gozar de una constitución propia y un gobierno interno autónomo, cada vez aplican más y más leyes federales penales y civiles
sin mediar el consentimiento de los ciudadanos americanos que habitan la Isla”, acotó.

Coincidió con el juez boricua en el Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito con sede en Boston, Juan Torruella, de que existe un problema de derechos civiles al no cumplirse con el fundamento principal de la
Constitución de Estados Unidos “que es el sentimiento de los gobernados”. “Aquí en Puerto Rico nos quejamos de este predicamento antidemocrático, pero ya quisieran otros territorios ser como Puerto Rico, pues su desarrollo no está en muchos casos ni al nivel que adquirimos en 1952”, afirmó el juez, quien preside la Federal Bar Association.

La conferencia de Gelpí fue dedicada al fenecido profesor Jon Van Dyke de la Escuela de Derecho de la Universidad de Hawai. Esta institución educativa nombró a Gelpí como miembro de su junta de directores.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir