Preocupa el costo de seguros ante caída en valor de viviendas

Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 11:04 pm
Las propiedades deben tasarse anualmente, aunque por su alto costo debe hacerse entonces cada tres a cinco años como mínimo.
Model of small house on the palm
Suministrada

Analistas de la industria de seguros de Puerto Rico aseguran que mientras el valor de tasación de las propiedades ha caído en la Isla entre un 15% a un 25%, esa no ha sido la tendencia de los seguros de propiedad y contingencia, que se supone respondan al valor del activo.

Mientras en el sector de seguros existe una penalidad cuando una persona adquiere un seguro por debajo del valor de la propiedad con el fin de ahorrarse algún dinero, esto no ocurre a la inversa, cuando el valor del seguro supera el valor de la propiedad.

Omar Ortiz, quien maneja las líneas personales y las pólizas de seguro de los residentes de American International Group (AIG) explicó que los titulares de las propiedades son los responsables de tasar periódicamente las mismas de manera que si suben o bajan las tasaciones las aseguradoras puedan actualizar las pólizas. “Se supone que las tasaciones se actualicen, ya que al pasar los años el valor de una propiedad puede subir o bajar y se pueden atemperar las pólizas existentes. Una vez se tenga la tasación, se le hace llegar al banco y a la aseguradora para que revise la prima y la atempere a los números actuales”, explicó.

En torno a la preocupación de que una prima actual no responda al valor de tasación actual y su efecto a la hora de emitir un pago por daños, el ejecutivo de AIG fue enfático en que se supone que se le pague al cliente por el límite de la póliza, no obstante aceptó que finalmente se tratará de una negociación entre el cliente y el ajustador. “Entiendo que finalmente se traducirá en un proceso discrecional de cada aseguradora”, añadió.

Para Ortiz, las propiedades deben tasarse anualmente, aunque entiende que por su alto costo debe hacerse entonces cada tres a cinco años como mínimo.

Angel Torres, vice presidente de líneas comerciales de AIG sostuvo que como industria los números por los pasados años se han contraído en el valor total asegurado. Mencionó que para los años 2007 y 2008, los seguros de Propiedad y Contingencia ascendían a $2,200 millones y ya para el 2013, dicha cifra oscilaba en los $1,700 millones. Esta merma la adjudicó a la baja en el precio de las primas, al incremento en quiebras, a la fusión de negocios, los cierres de comercios y al cierre de tres bancos, entre otros.

Temas:    •   • 

Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir