Continuar a ElVocero.com

Preocupado el sector comercial

Economistas se expresan parcos tras Gobernador no aclarar futuro del IVU y la reestructuración de la deuda de las Corporaciones Públicas
dinero
Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 4:03 am

El que no se incluyera en el mensaje de estado del Gobernador, la discusión de un posible cambio del IVU y la reestructuración de la deuda de las Corporaciones Públicas causó ayer cierta preocupación en el sector económico del país.

Ambos temas fueron destacados como fundamentales por analistas y economistas, quienes no ven viable el lograr elevados ajustes económicos, sin que continúe la contracción de la economía.

Robert Donahue, analista del Mercado de Bonos de Nueva York aceptó que se requiere de mucho análisis para concretar una solución real.

Respecto al cambio del IVU al IVA, le preocupó cómo se mantendría la contribución a la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA), la cual es una de las carteras de bonos más rentable del país y se nutre de los recaudos del IVU. “En una medida como esta se requiere de una clara explicación a los bonistas por parte del Gobierno para evitar la especulación y la preocupación en los mercados”, añadió Donahue.

Respecto a la reestructuración de la deuda en corporaciones públicas, aunque entiende que el país cuenta con los recursos de asesoría al respecto, dijo que debe ser la última medida a tomar en un momento de crisis total, ya que se trata de entidades públicas independientes que cuentan con sus respectivas juntas de directores y tomar una decisión como esta implicaría que el Gobernador imponga la medida. “No es que no sea viable. Es una opción para manejar la deuda y poder salir de la situación actual, pero entiendo debe ser la última alternativa, porque requiere de mucha explicación para los bonistas entender y aceptar la estrategia.  Estas opciones pudiesen generar mucha resistencia si no está clara la manera en que se van a llevar a cabo”, puntualizó el analista.
  
Para el economista Elías Gutiérrez, la reestructuración de la deuda es un tema que genera mucho interés en los mercados y aceptarlo representar la incapacidad del país en el repago de la misma. Aunque ve con buenos ojos la opción de reducir el presupuesto y el gasto gubernamental, igualmente aceptó desconfiar en todo lo que hace el Gobierno, porque entiende no van a derogar sus propios intereses. “El Gobierno vive para sí mismo, pensar que ahora será distinto es irreal”, resaltó Gutiérrez.

Respecto a la transformación de IVU a IVA, el economista y planificador mencionó se trata de la imposición de un mayor impuesto, ya que se cobra en muchos puntos desde el muelle. Aclaró que lo que el gobierno propone es un IVU modificado donde se cobra más, pero no se cambia la estructura como se requiere.

En este particular el economista Jaime Benson aseguró que el IVA es un sistema más confiscatorio, que tiene un efecto cascada, lo que representa mayores impuestos.

Opinó que es preocupante en estos momentos, cuando el Gobierno propone reducir el gasto en $1.4 mil millones, y donde sus mayores proveedores son empresas locales.

Benson aceptó que nunca antes se había visto un ajuste tan dramático, pero sostuvo es importante esperar a ver su efecto futuro en la economía.

Mencionó que es muy difícil llegar al presupuesto balanceado sin despedir empleados como anunció el Gobernador, ya que se fundamenta en ingresos y recaudos que entiende son muy difíciles de alcanzar.

Por otra parte, el presidente de Ouboss y también ex presidente de la firma de recursos humanos, SHRM,  Jaime Núñez, aceptó que la reducción de agencias gubernamentales y reubicación y readiestramiento del personal son las opciones correctas, siempre y cuando se efectúe previamente un análisis minucioso del proceso. Recalcó que de no hacerse una verdadera capacitación del personal, el impacto que se espera en el fisco del país no se va a lograr. “Si se cambia la estructura pero la gente sigue haciendo las cosas como antes y no hay cambio real, se trata de un cambio de oficina que en nada repercute en ahorro al fisco. Hay que diseñar el programa de adiestramiento necesario”.

Estas reacciones surgieron en momentos en que el Gobernador se pronunció ante el país y aseguró que para julio de este año el déficit va a ser $0. El presupuesto de gastos para operar el gobierno se reduce a $8,865 millones. Además, incluyen  el pago completo de la deuda, $775 millones. Por lo tanto, sumando los gastos para operar, más el pago de deuda, el presupuesto de este año asciende a $9,640 millones. Es más bajo que el presupuesto del año anterior. Con ajustes y recortes de más de $1,400 millones.

Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO

Graduada de Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez y egresada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, con más de 20 años de experiencia como periodista en prensa escrita, radial y televisiva.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir