Radican cargos contra Yesenia Torres

La reportera negó a través de su abogado que atropelló al ciclista John Joseph Avilés Allende y que se fue a la fuga
Yesenia
Por Miguel Rivera Puig, EL VOCERO 4:03 am

La reportera del Canal 4 Yesenia Torres Figueroa fue acusada ayer de dos cargos graves y tres menos graves en los que se alega que el pasado sábado 25 de enero en la PR-3 frente a Coco Beach, en Río Grande de forma negligente atropelló al ciclista John Joseph Avilés Allende, causó daños, abandonó la escena y obstruyó la justicia.

Torres Figueroa, quien se encuentra en licencia por maternidad, estaba embarazada para la fecha de los hechos y entre las múltiples versiones que han sido investigadas alegó que tenía dolores de parto el día de los hechos. La jueza Adelaida Ramos le señaló una fianza de $1 mil por el cargo grave de ocasionar daños y otros $1 mil por el cargo grave de obstruir la justicia, la que prestó.

También determinó causa por negligencia al violar la carta de derechos del ciclista, negligencia y por abandonar la escena, que son menos graves. La reportera estuvo representada por los abogados Antonio y Carlos Sagardía. Tras la determinación de causa Torres Figueroa no fue fichada ya que sus abogados alegaron que se sentía mal, estaba bajo medicamentos y tenían que llevarla a Carolina porque la máquina para fichar en la Comandancia de Fajardo está dañada.

Aunque la Policía se opuso la fiscal Karina Muratti aceptó que sea fichada en fecha próxima.

La reportera había negado a través de sus abogados que hubiera atropellado al ciclista Avilés Allende y que se hubiera dado a la fuga. La fiscal Múrate durante el desarrollo de la investigación había requerido del Centro Médico de Río Piedras el expediente, si alguno, que demuestre que la telereportera Torres Figueroa acudió a esa institución de salud el sábado 25 de enero con síntomas de parto así como el registró de llamadas telefónicas del celular de Torres Figueroa, para determinar si de ese número una mujer llamó al Cuartel de la Policía para informar que había atropellado a una persona en la PR-3 cerca de Coco Beach.

El ciclista cayó al pavimento y sufrió lesiones leves, mientras la guagua arrastró la bicicleta valorada en $5 mil por varios metros. Entre los testigos está un agente de la Policía que estaba franco de servicios y un empleado de la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio que intentaron sin suerte detenerla. Otros dos agentes del Cuartel de Río Grande a los que ella les pidió ayuda para que la sacaran hasta la Ruta 66, ya que iba de parto hacia San Juan.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir