Renace el tema del escrutinio electrónico

Durante el pasado cuatrienio, el proyecto fue abortado luego de un proceso de descualificación de varias compañías que ahora nuevamente pudieran aspirar a entrar en la subasta
vr0806008-40pC-Com
Foto: Eric Rojas/EL VOCERO
Por Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO 4:02 am

El tema del escrutinio electrónico volverá a la mesa de discusión tan pronto como la semana que viene, cuando ambas cámaras legislativas se reúnan en comité de conferencia para dar paso a un proyecto que ordena a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) desarrollar e implementar el sistema en las elecciones de 2016.

Durante el pasado cuatrienio, el escrutinio electrónico fue abortado luego de un proceso de descualificación de las compañías que ahora nuevamente pudieran aspirar a entrar en la subasta.

El escrutinio electrónico es parte del programa de Gobierno de la actual administración de Alejandro García Padilla, pero una vez más, el proyecto ahora sometido por el senador del Partido Popular Democrático (PPD), Ángel Rosa y la senadora del Partido Nuevo Progresista (PNP), Margarita Nolasco, limitaba la participación de empresas al requerir la certificación federal del Election Assistance Commission (EAC).

Ante esta limitación, el presidente de la Comisión de Gobierno de la Cámara, José (Conny) Varela, presentó una enmienda que en su práctica abrirá las puertas para que otras compañías puedan participar en la subasta aunque no tengan la certificación. Las empresas también podrán participar en la subasta mientras puedan proveer evidencia fehaciente de que su sistema electrónico ha sido utilizado en procesos electorales en al menos tres países o jurisdicciones de Estados Unidos.

Una fuente de EL VOCERO adelantó que las compañías que tienen la certificación federal son: Dominion, ESS (Electoral Systems Software) y Unysin.

Precisamente, Unysin fue la primera compañía seleccionada durante el pasado cuatrienio, y aunque estaba certificada, se retiró por no tener el software disponible para reconocer las papeletas de la Isla que tienen un diseño cuadriculado.

En tanto, Dominion quedó fuera del proceso cuando el ahora expresidente de la CEE, Héctor Conty Pérez, dio por terminada la negociación, luego que la empresa solicitó que los relevaran de la responsabilidad de pagar $12 millones de fianza para garantizar que las 6,000 máquinas llegaran a la Isla.

Durante el pasado cuatrienio, las principales críticas sobre el sistema de escrutinio electrónico se concentraron en el alto costo de las máquinas, cuya tecnología se conoce como Optical Scanning System (OpScan) o de lectura óptica.

Este sistema conserva evidencia física del voto que emitió el elector que permita posterior cotejo en un posible escrutinio general o recuento.

El costo del sistema se calculó en $22 millones en el contrato que se otorgó a Dominion. Este contrato fue otorgado por el expresidente de la CEE luego que tres de los cuatro comisionados electorales se opusieran. Los comisionados que se opusieron fueron Eder Ortiz del PPD, Roberto Iván Aponte del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), y Julio Fontanet del Movimiento Unión Soberanista (MUS). El único que votó a favor de Dominion fue el comisionado electoral del PNP, Edwin Mundo.

La discusión sobre el alquiler o compra de las máquinas sigue vigente, más cuando el Gobierno federal emitió un informe en enero de este año denominado “La experiencia electoral Americana: Reporte y recomendaciones de la Comisión Presidencial sobre la Administración Electoral”.

El informe destaca que al terminar esta década, las máquinas de votación compradas hace 10 años terminarán su vida natural y se requerirá un reemplazo. La Comisión recomienda reformar el proceso de certificar la tecnología que se utiliza en las votaciones y adoptar soluciones de software o maquinas en inventario y no hechas a la medida.

En entrevista con EL VOCERO, el represente Varela adelantó que la semana próxima se reunirá el comité de conferencia para discutir la resolución. El representante del PPD no vislumbra problemas para que su enmienda sea aceptada por el Senado al ampliar la participación en la subasta a entidades que tengan experiencia en otras jurisdicciones aunque no tengan la certificación.

Mientras, el legislador no anticipó los problemas que detalla el informe federal de la Comisión Presidencial sobre la Administración Electoral porque “el informe habla de las máquinas de voto electrónico y no de escrutinio electrónico”.

No obstante, una fuente de este rotativo aseguró que el escrutinio electrónico se puede implementar con soluciones de software para así no tener que comprar o alquilar máquinas que se convertirán en obsoletas.

EL VOCERO intentó comunicarse con el senador Rosa y la senadora Nolasco- ambos autores de la resolución conjunta- pero al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO

Graduada de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras con nueve años de experiencia como periodista en prensa escrita, radio y televisión.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir