Responsabilidad ciudadana remunerada

Apuntes de finanzas
vr0826016-QRcode
Por Colaborador EL VOCERO 4:00 am

Andrés Bosa Matos
@BosaAndres

¡Puerto Rico está en crisis, punto! Existen tres problemas esenciales que dominan el entorno noticioso. La criminalidad no disminuye. La fuerza laboral no ronda ni el 40%, o sea, no hay empleos. Y el gobierno nunca tiene dinero para financiar sus operaciones.

En la cultura oriental, la cual en su mayoría atraviesa por un crecimiento económico desmedido, siempre se saca algo positivo y productivo de los males sociales que le aquejan. Tomando como base esos tres problemas, podemos construir un eslabón que beneficie a muchos.

Mi propuesta está basada en reformar el sistema, de forma tal que un ciudadano común, tenga la autoridad de hacer cumplir la ley. Y con esto no me refiero a que la gente pacífica se haga cargo de los malhechores y se inicie una guerra civil entre el pueblo y los criminales.

Lo que trato de auscultar es la posibilidad de que si un ciudadano se enfrenta a una situación donde se esté violentando la ley por parte de algún comerciante o de otro ciudadano irresponsable, y que las condiciones no representen un peligro para su vida, éste tenga la autoridad de extender una multa y que ésta sea oficial.

Indudablemente, deberá defender su postura en el foro pertinente y sustentarla con evidencia, pero el punto crítico es que por esa multa se le compense a ese ciudadano una comisión por su trabajo brindado al país. De esta manera, el ciudadano recibe un ingreso, el gobierno recibe un recaudo adicional y se combate la criminalidad.

No es un secreto que no hay suficiente personal en el gobierno para velar y desaprobar los abusos que reciben los ciudadanos. En una simple transacción le cobran el IVU por un producto exento y nadie se entera. Pues de esta forma, esto deja de suceder y todos tienen su beneficio: el pueblo, el gobierno y el país.

El autor es profesor universitario, asesor financiero y autor del libro: ¿Por qué somos pobres y ellos son ricos?; de venta en tu librería más cercana.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir