Revelan cómo el “cuerpo perfecto” cambió en un siglo

La imagen popular de las mujeres en general experimentó un cambio sustancial a lo largo del siglo XX
BeFunky_531468d0c8835.jpg
Por ElVocero.com 3:14 pm

De Venus de Willendorf a muñecas Barbie. A esa conclusión llegó el estudio realizado por el sitio de recuperación para desórdenes y adicciones alimenticias rehabs.com, en conjunto con la agencia de publicidad Fractl, para describir la evolución que ha tenido el cuerpo ideal y el índice de masa corporal (IMC) de la mujer en los últimos 100 años.

Con el auge de los medios de comunicación de masa, la imagen popular de las mujeres en general experimentó un cambio sustancial a lo largo del siglo XX. Las formas del cuerpo de las modelos más admiradas y queridas se han mantenido consistentemente más delgados, lo que representa un ideal casi imposible de alcanzar por las mujeres comunes.

Pero el IMC no distingue entre la grasa y el músculo, por lo que no determina con exactitud si una persona está con sobrepeso o no. Actualmente, el índice de masa corporal promedio de la mujer americana es de 28,8 mientras que en 1960 era de 24,9, indicó Emol.

Con respecto al peso de la mujer, este aumentó en un 23% desde la década de los setenta. Según rehabs.com, la cuestión de fondo está en la notable brecha que existe entre los cuerpos de las mujeres “ideales” y las “comunes”.

Una larga lucha están batallando las marcas y organizaciones dirigidas a las mujeres dejando atrás el concepto de “mujer ideal” y “cuerpo perfecto”, porque los símbolos de sensualidad han variado en cuanto a la forma del cuerpo, la altura, el peso y hasta el color de piel, a partir de la figura del “reloj de arena” de Mae West y no la de “niña abandonada” de Kate Moss.

Tipo de cuerpo según cada década

1900 -1920

A comienzos del siglo pasado, el dibujante Charles Dana Gibson retrató una mujer que llegó a ser el epítome de la belleza femenina que perduró hasta la década del 20. La figura era alta, con un gran busto y caderas anchas, pero una delgada cintura. Rose DeWitt (interpretada por Kate Winslet en Titanic) es la fiel interpretación de este tipo de cuerpo.

1920

Durante esta década, llamada también “los locos años 20″, marcaron tendencia las mujeres “flappers”, en cuyo estilo predominaba el pelo y vestidos cortos. Su figura no se destacaba porque no vestían ropa tan ajustada, pero su actitud era calificada como “escandalosa”: fumaban en público, bebían y manejaban autos.

1930

La estrella de Hollywood, Mae West fue el fiel reflejo de cómo eran las mujeres durante esta época, pero su estilo era diferente a la década anterior: cintura delgada y caderas anchas, exhibiendo su figura a través de vestidos ceñidos. Esta actriz una vez dijo: “Cultiva tus curvas. Pueden ser peligrosas, pero no se pueden evitar”.

1940

Durante la Segunda Guerra Mundial, el ideal de la mujer perfecta se alejó de las curvas y la actitud irreverente de las décadas anteriores. Estrellas como Rita Hayworth, tenían una piel tersa y perfecta, con cuerpos sanos y delgados, que en esa época no se alejaban del promedio de las estadounidenses.

1950

Marilyn Monroe, ícono de esta década, en alguna oportunidad dijo: “El cuerpo está destinado a ser visto, no a ser todo cubierto”. Ella, como “sex symbol” de la época tenía piernas largas, figura de reloj de arena y busto abundante.

1960

Junto con la revolución sexual, esta década trajo consigo un nuevo ideal de belleza compuesto por un cuerpo delgado. La modelo de alta costura Twiggy Lawson, se hizo famosa por su pequeño cuerpo y apariencia andrógina, muy diferente a la femineidad de épocas anteriores. “Era una modelo muy, muy flaca en los años 60, pero naturalmente”, dijo a “The Huffington Post” en 2010. “Siempre dije que comía, y me parecía a mi padre que era muy flaco, así que creo que eso es genética, si tienes 17 años y mides 1.80 metros, lo más probable es que te veas delgada”.

1970

El cánon de belleza durante los años 70 estaba dominado por un cuerpo delgado, tonificado y bronceado, con un maquillaje minimalista y natural. La actriz Farrah Fawcett fue considerada una de las mujeres más lindas de la década. Con ello surgió la anorexia, como consecuencia de que las mujeres querían ser cada vez más delgadas.

1980

Un cuerpo delgado y tonificado era la moda. Según rehabs.com, el 60% de las modelos de Playboy durante la década de 1980 pesaba 15% menos que el promedio saludable para su tamaño y contextura. Millones de videos de Jane Fonda haciendo ejercicios se vendieron en la época.

Aquí surgieron nuevas exponentes de la moda como Naomi Campbell y Claudia Schiffer, cuyos cuerpos delgados estaban lejos de ser el prototipo de la típica mujer americana.

1990

Durante esta época se consolidó la figura de las modelos extremadamente flacas con una piel pálida, estructura ósea angular y extremidades muy delgadas. Kate Moss, una de las pioneras, dijo que “nada sabe tan bien como la delgadez”.

2000

Aquí ya llegamos a lo que hoy se conoce como “la mujer perfecta” y una mezcla de todas las anteriores: alta, delgada, con pechos grandes, caderas pronunciadas, bronceada y tonificada, tal como lo demuestra la brasileña Adriana Lima, una de las más reconocidas ángeles de Victoria’s Secret.

2014

Últimamente este estereotipo ha ido cambiando y hoy la cultura de la moda ha hecho que retrocedamos en el tiempo, y volvamos a lo que las mujeres eran a principio de siglo: voluptuosas, con caderas anchas y más rellenitas. La presentadora inglesa Kelly Brook, ha sido proclamada por una investigación realizada por la Universidad de Texas como la mujer perfecta. Sus medidas son 90-60-86.

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir